Suspenden “Iggys” y “Caile al Valle” por no tener Manifiesto de Impacto Ambiental

Destacados viernes, 11 marzo, 2022 6:13 PM

ENSENADA.- La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Baja California suspendió los establecimientos “Iggys” y “Caile al Valle”, en Valle de Guadalupe, por no contar con el Manifiesto de Impacto Ambiental.

Dicha omisión viola las disposiciones ambientales para nuestra entidad, específicamente la Ley de Protección al Ambiente del Estado.

Los dos establecimientos fueron sujetos de un programa de inspección y vigilancia de la Secretaría. El primero desde el jueves 3 de marzo y el segundo el lunes 7 de marzo.

La titular de la Secretaría, Mónica Vega Aguirre, sostuvo que la prioridad de la administración es proteger el medio ambiente, y que todos los empresarios del Estado tengan la conciencia de cumplir con la ley, ante la importancia de mantener el equilibrio ecológico.

El protocolo para cumplir con la suspensión se realizó el pasado jueves 3 de marzo, y desde entonces se ha mantenido cerrado hasta que se cumplan con los términos que componen el Manifiesto.

Mientras tanto, los negocios ya cuentan con los sellos correspondientes en cada uno de los accesos a los establecimientos, además de que ha informado puntualmente a sus clientes y comensales.

Vega Aguirre destacó que los ordenamientos tienen el objetivo de que no se dañe el ecosistema en que los negocios se asientan, hecho fundamental para construir un futuro de bienestar para todas y todos.

Cabe señalar que ambos negocios podrán reactivar operaciones una vez más que cuenten con el Manifiesto de Impacto Ambiental, expresó la autoridad estatal.

“Vamos a continuar con acciones de inspección privilegiando el orden ecológico, así como la vocación agrícola del Valle de Guadalupe, por lo que invitamos a quienes tengan proyectos que cumplan con la legislación y cuenten con sus manifiestos para evitar sanciones”, finalizó Vega Aguirre.

SE LES PIDIÓ REGULARIZARSE, PENSARON QUE NO HARÍAMOS NADA: GOBERNADORA

La gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda dijo que la administración estatal ha sido clara en cuento al ordenamiento en el Valle de Guadalupe, en que prevalezca la vocación agrícola y la zona no se convierta en el antro más grande de Baja California.

Hace cuatro meses se invitó a diversos establecimientos a regularizarse y algunos pensaron que no haríamos nada, apuntó en entrevista.

Es muy importante cuidar las inversiones, que las hagan en el marco de la ley, con apego al estado de derecho, a la vocación agrícola del Valle de Guadalupe, a los usos de suelo, que no se aventuren porque luego tenemos que clausurar proyectos con inversiones importantes, pero que no cumplen, puntualizó, para luego advertir que “hay varios en la mira”.

AGRUPACIONES APOYAN ORDENAMIENTO EN EL VALLE

El sector vitivinícola de Baja California representado por sus diferentes agrupaciones apoyó las medidas recientemente tomadas por las autoridades medioambientales a nivel estatal para regular el desarrollo sostenible en materia ecológica del Valle de Guadalupe.

Mauricio Cantú, presidente del Comité Provino de Baja California, acotó: “creemos que estas medidas son indispensables, ya que nos encontramos en momentos críticos, donde los intereses de algunos y las actividades económicas de otros no le aportan ni están alineadas con la vocación de la zona. Es momento de garantizar continuidad y certeza para futuras generaciones de agricultores”.

La limitada capacidad de recarga del acuífero y los retos del cambio climático, son solo algunos de los factores más delicados que se presentan como obstáculo para la prolongación de la viticultura como la actividad vocacional por excelencia del Valle de Guadalupe, se difundió en un comunicado.

El presidente del Sistema Producto Vid de Baja California, Fernando Pérez Castro, opinó lo siguiente: la gobernadora del Estado, maestra Marina del Pilar Ávila, se comprometió a proteger la vocación agrícola de la región. Considero que acciones como ésta dan testimonio de su compromiso. A la par de lo que sabemos están trabajando de manera coordinada con el Gobierno Federal y el Ayuntamiento de Ensenada para tener instrumentos normativos que doten de certeza al crecimiento en el Valle de Guadalupe y sobre todo protejan aquello que lo hace único en el país”.

Desde el ámbito académico la investigadora Ileana Espejel, directora del Observatorio Guadalupe comentó que “el Valle de Guadalupe ha sido estudiado por muchísimos investigadores y estudiantes durante más de 30 años. Asimismo, ha sido sujeto a múltiples estudios de vocación de uso de suelo, de ordenamiento ecológico y sectorial, por lo que es importante buscar la manera de que se cumplan dichas leyes, las cuales tienen como meta el desarrollo sostenible; es decir, el bienestar de sus habitantes y la conservación de los paisajes”.

Por tal motivo, el sector vitivinícola de Baja California hizo un llamado para que todos los proyectos comerciales de la zona norte de los Valles Vitivinícolas del municipio de Ensenada, sin distingo alguno, cuenten con la factibilidad de uso de suelo en concordancia con el mapa de zonificación del Programa de Ordenamiento Urbano-Turístico y el Manifiesto de Impacto Ambiental, siguiendo de una manera estricta los lineamientos ecológicos que establece la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Estado.

Comentarios

Tipo de Cambio