Los Cabos: Capital del turismo en pandemia

Más de dos millones y medio de turistas visitaron el destino de Los Cabos en 2021
Destacadas BCS lunes, 21 marzo, 2022 6:00 AM

 

 Con antros y hospitales desbordados, y sin medir riesgos ante las variantes Delta y Ómicron, el gobierno apresuró la recuperación de Los Cabos; recibió a dos millones y medio de turistas en 2021

 

 

Los Cabos, Baja California Sur. Más de 30 mil millones en pérdidas económicas en 2020 según Turismo estatal, 800 muertes a mitad de 2021 por la tercera ola de coronavirus (COVID-19) por la llegada de la variante Delta, y casi 10 mil activos por Ómicron a principios de 2022, y ninguna autoridad frenó la fiesta en Cabo San Lucas, Capital del turismo en México.

El Aeropuerto Internacional de Los Cabos confirmó que en 2020 -cuando inició la pandemia en Baja California Sur- el destino recibió a un millón 532 mil 050 pasajeros nacionales y extranjeros. El 60.34% de ellos eran de origen extranjero, y el resto, del interior del país.

“Los Cabos es el primer lugar de los destinos turísticos”, según palabras de Víctor Castro Cosío, gobernador de Baja California Sur, durante la pandemia.

La afluencia turística incrementó notablemente, reportes del aeropuerto de enero a noviembre de 2021, indican que la cifra casi se duplicó a 2 millones 483 mil 750 pasajeros, más de millón y medio en pasajeros internacionales, siendo un 63.3% del total.

Justo cuando la tercera ola del nuevo coronavirus afectó a la entidad en los meses de junio, julio y agosto de 2021, más visitantes arribaron pese que en ese entonces Baja California Sur se colocó en Nivel 5 o color Naranja de riesgo crítico de contagio y sólo se permitían aforos del 30%, según el Sistema de Alerta Sanitario de la entidad.

Sin embargo, los gobiernos estatal y municipal permitieron ocupaciones superiores al doble. Incluso el titular de Turismo a nivel federal, dijo que prácticamente Los Cabos se encontraba al 80%, y los bares y centros nocturnos, pese a estar prohibidos, estaban operando con aforos de hasta el 80%.

La Secretaría de Turismo federal confirmó que durante la semana 27 de 2021, Los Cabos obtuvo el mayor nivel de ocupación hotelera en México, con 79.3%, esto es, 2.8 puntos porcentuales más en comparación con la semana anterior; seguido por Cancún (70.7%) y Puerto Vallarta (68.3%).

Los Cabos es el destino preferido de turistas norteamericanos

La Asociación de Hoteleros de Los Cabos fue más reservada, reportando aforo por encima de lo permitidos en 2021, y las siguientes ocupaciones en los meses “críticos” de contagio, muy por encima de las cifras a comparación de 2020:

 

Año Junio Julio Agosto
2020 7% 21% 25%
2021 64% 66% 56%

Las pérdidas económicas de la pandemia en Baja California Sur durante 2020 fueron de 30 mil millones de pesos, además de 18 mil empleos ligados al sector turístico, por lo que el reto para 2021 fue una recuperación con riesgo sanitario, con más de dos millones y medio de turistas visitando Los Cabos.

El gobierno de Baja California Sur, en ese momento encabezado por Carlos Mendoza Davis, vio crecer la pandemia desde marzo de 2020, cuando obligó a ciudadanos, empresarios y servidores públicos al cierre total de actividades, generando un freno total de la actividad económica en lo que fue la primera oleada de COVID-19.

El Comité Estatal de Seguridad en Salud, máxima autoridad sanitaria en la entidad, pronosticó que la socialización del maratón “Guadalupe-Reyes” generaría contagios masivos. Y así ocurrió en enero de 2021 con la segunda ola en BCS. La población apenas se recuperaba del segundo golpe pandémico y a los prestadores de servicios turísticos les urgía salir del encierro y atender a los llamados spring breakers en abril y mayo. De tener 0% de ocupación hotelera en 2020, para esos meses, 2021 generó ocupación del 53 y 57%, respectivamente.

En plena temporada de spring break en Los Cabos, el 21 de marzo de 2021, fue detectado el primer caso con variante Delta en un turista británico de 48 años, quien permaneció aislado en Los Cabos.

La tercera ola COVID, ocasionada por Delta, causó más de 800 muertes en tres meses, la máxima ocupación hospitalaria superó el 80% a nivel general, y el 92% sólo en Los Cabos.

Espera de turistas extranjeros para ingresar a bares de Cabo San Lucas, la mayoría sin cubrebocas y sin sana distancia

LA HISTORIA SE REPITE

El gobierno de Baja California Sur dio por concluida la tercera ola de coronavirus en agosto de 2021, cuando alcanzó niveles de hasta 3 mil 500 casos activos y hasta 300 infectados por día.

Sabiendo que los contagios estaban vinculados directamente al turismo, el Comité Estatal de Seguridad en Salud abrió por completo a la socialización, ya con la amenaza de la variante Ómicron en Estados Unidos, con el principal mercado turístico de Los Cabos, que al año atrae al 99.35% de turistas extranjeros a la entidad.

“Sabemos que el turismo puede condicionar a que vayan ingresando estas variantes, y eso quedó muy claro en la tercera ola, cómo las dos penínsulas empezaron con un incremento de casos”, indicó la secretaria estatal de Salud, Zazil Flores Aldape.

Siendo Los Cabos y Cancún, Quintana Roo, los destinos turísticos más importantes del país, la teoría de la Secretaría de Salud estatal es que entraron por estos puntos “y posteriormente, se fueron incrementando los casos en el resto de las entidades, sabemos que puede pasar, no hubo manera de demostrar que fue particularmente por el turismo, pero seguramente fue una de las razones”.

Con más de un millón 323 mil turistas provenientes de Estados Unidos, país que según Los Angeles Times, contabilizó “650 mil nuevos contagios de Ómicron la segunda semana de diciembre y alcanzaba el 73% de los casos” a finales de 2021, más de 200 mil llegaron vía aérea sólo en diciembre a Los Cabos.

De 300 activos por COVID a principios de diciembre en todo BCS, el panorama cambió en 2022. El gobierno estatal reaccionó de manera tardía: con corte al 5 de enero, de un total de 4 mil 572 casos activos, un aumento descomunal de 1400% en menos de un mes, y a los diez días siguientes, 8 mil 500 contagiados.

Sin embargo, Los Cabos fue el municipio con la menor tasa porcentual de activos, lo que permitió que operaran hoteles, restaurantes y centros nocturnos con normalidad.

“El rezago se dio en las últimas dos semanas, principalmente, debido a la alta demanda, esa es la intención de ponernos al corriente. Los datos que más llaman la atención, de Los Cabos, porque no coincidían el número de pacientes hospitalizados con el de activos que teníamos registrados”, explicó Flores Aldape.

Según el Sistema de Información de la Red IRAG, la ocupación de camas del hospital COVID alcanzó un 75.2% en todo BCS. Así fue por municipio:

– La Paz, a un 100% de ocupación hospitalaria

– Los Cabos subió a 72%

– Comondú se encuentra al 45% de ocupación

– Mulegé, 43.75%

– Loreto al 0%.

Se detectó un rezago de 7 mil pruebas en el sistema, 56% de las cuales arrojaron resultados positivos, en su mayoría en Los Cabos.

El acceso a turistas no está limitado por las medidas sanitarias, por más señalamientos que se coloquen fueron ignorados

LA HISTORIA SE REPITE: OMISIONES EN SEMÁFORO SANITARIO

Durante julio de 2021, Los Cabos se encontraba en Nivel 5. En ese mes, videos y fotografías subidas por turistas extranjeros mostraron abarrotados los principales bares de Cabo San Lucas.

Del 15 al 29 de enero de 2022, con un Nivel 3 de alerta sanitaria, se estableció como sigue: “los establecimientos mercantiles cuyo giro principal sea la venta y/o distribución de bebidas alcohólicas en envase abierto y/o al copeo, SUSPENDIDOS”. Esto incluyó: salones de eventos para reuniones en todas las modalidades; embarcaciones para fiestas; centros nocturnos, discotecas y similares; bares, cantinas y similares; casinos.

La constante en los videos y fotografías del turismo, eran bares llenos y, lo más grave, gente sin cubre bocas. Esto no pasó desapercibido para los residentes, así como algunos visitantes, quienes se extrañaron de la permisividad para no usar una de las barreras que mejor funcionan contra la COVID-19.

Christian, turista de Sinaloa, dijo que “la verdad, no se cuidan, tanto como restaurantes, como servidores, no hay mucho cuidado; como por qué a los extranjeros les permiten andar sin cubre bocas, igual que nosotros andamos sin cubre bocas, pero pues a algunos extranjeros sí los dejan pasar a locales, establecimientos sin cubre bocas”.

Mientras los avisos oficiales indican que se estaban atendiendo las medidas sanitarias por parte de los empresarios, los ciudadanos denotaron lo contrario.

“Muchos de los que ves aquí caminando o en restaurantes, que andan en las discos, andan sin cubre bocas, o mucho chamaquito de aquí local no se cuida”, lamentó Liliana Isabel, habitante de Los Cabos.

“No sé si es por el sentido de que hay mucho extranjero, en este caso de Estados Unidos, sí se ha visto como más relajado el asunto, a lo que he escuchado por los locatarios, no he escuchado nada de que haya algún tipo de infectado o algo por el estilo”, expresó por su parte Edgar, turista de Chihuahua.

Lo cierto es que, si los turistas quieren un destino de fiesta, sin restricciones y con excesos, Los Cabos se pinta solo, nadie exige que se cumpla la Ley.

“Muchos aquí andamos de vacaciones y pensamos que ya no hay COVID, porque todos andamos como si nada, pero pues el virus sigue y, a lo mejor y entre copas, toda la gente se acerca y todo y se te olvida”, declaró Griselda, visitante de Chihuahua.

La ausencia de inspectores de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) era evidente, mientras los bares y centros nocturnos estaban llenos y sin respetar los protocolos sanitarios.

 

LA OTRA CARA DE LOS CABOS

La variante Delta generó un grave impacto en la segunda mitad de 2021, los residentes sudcalifornianos se encontraban en la zozobra, padeciendo de enfermedad, sin recursos, con muertes a diario, y la ayuda no llegó.

Óscar Leggs Castro, actual alcalde de Los Cabos, recordó que previo a su toma de protesta, a finales de septiembre, la pandemia se complicó y entraron con recurso propio, entregando más de dos mil despensas.

“Fue un tema muy complicado, pero lo estuvimos trabajando de la mano de los empresarios, a pesar de que nosotros todavía no entrábamos oficialmente a gobernar. Cuando entramos, bajaron un poco los contagios que hoy por hoy han vuelto a subir”, reconocería Leggs.

En la última semana de enero de 2022, los contagios subieron al 100% en el destino turístico en una semana, lo cual implica la contracción de actividades económicas.

Juan Manuel Flores Pineda, prestador de servicios turísticos de Cabo San Lucas, explicó que las actividades por mar están muy restringidas, a comparación de la vida nocturna.

“Ha estado muy apagado en estos días, pero sí se ha visto mucha gente, nomás que, pues la pandemia sí nos ha dado para abajo mucho, por lo mismo de que hay muchos contagios desde que llegó la embarcación, pero pues ahorita vamos saliendo, gracias a Dios. Esperemos que lleguen más americanos, porque la verdad está muy apagado esto”, indicó.

Según el Comité Estatal de Seguridad en Salud, la cuarta ola, ocasionada por la variante Ómicron, llevó a BCS a ser la entidad federativa con el mayor índice de positividad en México.

“Ahorita tenemos 75 hospitalizados en Los Cabos, en septiembre tuvimos casi los mil 600 casos y había muchos hospitales saturados, nos tocó ver varios que no podían entrar porque estaban llenos, entonces, gracias al apoyo de los empresarios pudimos ir bajando las cifras, entregamos cubre bocas, concientizamos a la gente para que cumplieran con el gel, el cubre bocas, el lavado de manos. Que dejaran la fiesta por un lado y poder cumplir con las recomendaciones del sector salud”, recordó el presidente municipal.

“Hay veces que nos prohíben venir, vienen muy seguido y nos dicen que si queremos hacer equipos, hay que traer protección, cuidar más de traer el cubre bocas, una distancia muy reservada. Cada día ganamos una comisión, digamos que trabajamos cada día para un taco, y la verdad está muy cañón sobrevivir así, sin trabajo, porque si no salimos de la casa, pues no hay lana”.

Si no salen, ¿no comen?

“Sí, nosotros nos ganamos el día a día”, expresó Juan Manuel Flores Pineda, capitán de embarcación turística.

Delta y Ómicron dejaron más de mil muertes, el histórico en mayor ocupación hospitalaria y casi 10 mil enfermos simultáneamente

TURISTAS EN EXCESO

La administración anterior de Los Cabos, encabezada por la morenista Armida Castro Guzmán y el gobierno de Carlos Mendoza Davis fueron flexibles con el sistema de alerta sanitario.

“Antes había un relajo, los negocios empezaron abrir, abrir muy tarde, y unos hasta sin permiso para recuperar y vuelven a caer en el círculo vicioso de que hubiera más gente contagiada y volvemos al mismo problema. Tuvimos que poner orden y tratar de atender las indicaciones de las autoridades de salud y sobre todo de Coepris, lo que determinarán ellos, los horarios y los aforos. Nosotros los respetamos y los hacemos respetar”, sostuvo Óscar Leggs Castro.

“No siento que se hable mucho de COVID. He visto, por parte del restaurante, que sí tienen los métodos de prevención y sí los cumplen, pero el turismo anda normal, como si no hubiera COVID”, manifestó Gerardo, visitante de Sinaloa.

Liliana Isabel Gutiérrez, habitante de Los Cabos, lamentó que no se trate igual a los mexicanos que desean ir a Estados Unidos, mientras ellos pasan al territorio nacional sin restricciones: “Para empezar, pues la economía se va parando. En el aeropuerto, para pasar para acá no te piden prueba COVID, si nosotros queremos ir a Estados Unidos, a fuerzas tenemos que llevar prueba y llenar formulario y todo, y para pasar de allá para acá, no te piden nada de eso. Nosotros viajamos hace poco y en el aeropuerto ni siquiera el formulario nos hicieron llenar”.

Este reportaje es parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists, en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio