Gana Cristina Rivera Garza Premio Mazatlán de Literatura 2022

Foto: Cortesía FIL Guadalajara-Pedro Andrés
Cultura lunes, 7 marzo, 2022 12:00 PM

La obra de Cristina Rivera Garza continúa siendo reconocida. Tras ganar en 2021 el Premio Iberoamericano de Letras “José Donoso”, concedido por la Universidad de Talca, de Chile y el III Premio Nuevo León Alfonso Reyes (otorgado por Gobierno del Estado de Nuevo León, a través del Consejo para la Cultura y las Artes de aquella entidad federativa, la Secretaría de Cultura y por las instituciones académicas U-Erre, Tecnológico de Monterrey, Universidad de Monterrey y Universidad Autónoma de Nuevo León), la autora norteña obtuvo el Premio Mazatlán de Literatura 2022 por su libro “El invencible verano de Liliana”, publicado en 2021 por Literatura Random House Grupo Editorial.

Otorgado por el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán, en coordinación con la Universidad Autónoma de Sinaloa, mismo que se entrega anualmente durante el popular Carnaval de Mazatlán, el Premio Mazatlán de Literatura 2022 contó con Evelina María Castillo, Braulio Peralta Villegas y María del Carmen Sánchez Fherz Ambriz como Jurado, quienes “por decisión unánime eligieron esta obra literaria que a través de ella le devuelve la voz silenciada a su hermana Liliana quien fuera asesinada por su ex pareja hace más de 30 años”, de acuerdo con el anuncio hecho el 16 de febrero de 2022.

En “El invencible verano de Liliana”, la autora narra y documenta el feminicidio de su hermana Liliana Rivera Garza, sucedido el 16 de julio de 1990, a su vez perpetrado presuntamente por su ex novio, Ángel González Ramos.

“Ángel González Ramos fue identificado como el presunto responsable de haber asesinado a la joven estudiante Liliana Rivera Garza. Según las investigaciones de la policía, a la estudiante le quitó la vida su exnovio, por lo que éste es afanosamente buscado por todo el país”, cita Cristina Rivera Garza al periódico La Prensa del 24 de julio de 1990 en “El invencible verano de Liliana”.

Leer a Cristina Rivera Garza es también una aventura por el lenguaje. En 1990, el término feminicidio no estaba tipificado como delito en el Código Penal vigente, sino hasta el 14 de junio de 2012.

“La falta de lenguaje es apabullante. La falta de lenguaje nos maniata, nos sofoca, nos estrangula, nos dispara, nos desuella, nos cercena, nos condena”, se lee en alguna parte de “El invencible verano de Liliana”. “Como el término feminicidio no existía en 1990, el caso había sido registrado como homicidio simple, y no como homicidio calificado”, cuenta la autora en otro pasaje del libro.

“El libro lo que persigue, en primera y última instancia, es el cumplimiento cabal de la Ley, y que se haga justicia en este caso y en todos los casos, que son cuentas pendientes en este laberinto de la justicia mexicana”, refirió a ZETA Cristina Rivera Garza (Tamaulipas, 1964).

“En el libro incluyo la fotografía de Ángel González Ramos, presunto feminicida de mi hermana. El libro no esconde su intención de contribuir a que se haga justicia. Si alguien por ahí lo reconoce, si alguien lo sabe, sería pertinente que dejara de ser cómplice de un presunto feminicida, y si tienen información, creamos en la editorial el correo elinvencibleveranodeliliana@gmail.com en caso de que alguien tuviera urgencia de compartir algo con nosotros”, complementó Rivera Garza.

Comentarios

Tipo de Cambio