Federación, renuente a vacunar a menores

Destacados viernes, 18 marzo, 2022 8:01 PM

De acuerdo con cifras del INEGI, en Baja California hay casi 500 mil niños de 5 a 12 años de edad, los cuales aún no tienen acceso a la vacuna anti COVID, y aunque muchos de ellos ya fueron inmunizados en Estados Unidos, aquellos que no pueden cruzar la frontera están a la deriva hasta que el Gobierno Federal los tome en cuenta

 

 

Los esfuerzos de la Secretaría de Salud en el Estado para vacunar a niños de 5 a 12 año de edad, han sido infructuosos, pues por un lado, la Federación ya no quiere darle prioridad a Baja California; y por otro, California tampoco llega a un acuerdo para la donación de vacunas, como sí sucedió en Nuevo León y Texas.

En la entidad hay 489 mil niños de 5 a 12 años, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), algunos de ellos ya vacunados en Estados Unidos, una vez que se abrió la frontera en noviembre de 2021.

Sin embargo, el gobierno estatal nunca ha llevado un control de la población local que se han vacunado fuera del país, mucho menos en los menores de 5 a 12 años sanos.

“Yo vacuné a mi hijo más chico -8 años- en el otro lado -California-, porque ya iba a regresar a clases presenciales y no me sentía segura de dejarlo ir así. Tenía miedo de que nos quitaran la visa al cruzar, porque supe de casos donde sí lo hicieron cuando les decían que iban a vacunarse, pero preferí arriesgarme y todo salió bien”, dijo Paola, madre de tres hijos, y sólo el pequeño vacunado en Estados Unidos.

 

SIN ÉXITO

En la última reunión del Comité de Salud Transfronterizo, celebrada en el Museo del Vino y la Vid en el Valle de Guadalupe, estuvieron presentes los titulares de Salud de los seis estados fronterizos en México, así como los tres de Estados Unidos, California, Texas y Arizona.

Uno de los principales temas a tratar por parte de José Adrián Medina Amarillas, secretario de Salud y anfitrión de la reunión, era la gestión de vacuna Pfizer/BioNTech para menores de 5 a 12 años de edad sanos.

“Tocamos el tema otra vez, ellos están muy interesados en querer ayudarnos, pero hay dos limitantes: por un lado, ellos quieren que la donación de las vacunas se haga a nivel federal, y si se hace a nivel federal, podrían no asignárnoslas directamente a Baja California”, comentó en exclusiva a ZETA.

Otro de los problemas a los que se han enfrentado, es a los permisos por parte de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) para que se pueda realizar la jornada de vacunación, como sucedió con el sector de trabajadores de maquiladora.

En ese entonces, ese ejercicio se logró gracias a cámaras empresariales –Index y Canacintra-, así como al Consulado de México en San Diego, que ayudó a gestionar el biológico por parte del Condado de San Diego, mientras que la Universidad de San Diego en California apoyó con el personal para vacunar.

“El objetivo es que este programa de vacunación transfronteriza se haga en la zona neutra de la frontera, porque obviamente, el cruzar, el llevar a niños, nada más limitaría a un porcentaje de la población baja, que son los que tienen visa y seguramente ya cruzaron a ponérsela allá”, señaló Medina Amarillas, para después confirmar que se sigue trabajando en eso, pero no tienen una fecha o siquiera una garantía o promesa de que vaya a suceder.

TEXAS SÍ QUISO

El 18 de enero de 2022, Nuevo León logró lo que ninguna otra entidad federativa: vacunar a su población de 5 a 12 años. Llenaron diez camiones escolares y destinaron elementos de Guardia Nacional, Policía Municipal, militares y Fuerza Civil para cuidar la ruta “Monterrey-Puente Colombia”, para que los menores tuvieran un traslado seguro.

Esto se dio gracias al acuerdo que se logró con el Estado de Texas, donde no sólo hubo disponibilidad, sino que habilitó la infraestructura y recurso humano para llevar a cabo la vacunación, así como los permisos con CBP para no impedirles el paso.

“Cada Estado de la Unión Americana tiene sus reglas muy claras y muy fijas. Nosotros hemos invocado ese mecanismo, propiamente, que se siguió en Nuevo León, pero el Estado de California nos dice que tiene reglamentos en cada uno de sus condados y CBP es uno de nuestros limitantes para que nos permitan el llevar a cabo ese programa”, aclaró Medina Amarillas.

Por otro lado, explicó que por la manera en que se ha manejado el Programa Nacional de Vacunación, el control de estos procesos es federal, por lo que Baja California debe acatar lo que diga la Federación en torno a la donación de vacunas. Por ello, de haber otra donación de vacunas, como ocurrió con el millón 500 mil donadas de Johnson & Johnson en junio de 2021, el Gobierno Federal se encargaría de administrarlas, y muy probablemente, serían para otras entidades con menor vacunación, bajo la premisa de inocular a los más vulnerables.

 

CASI HERODES

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, señaló en la conferencia matutina del 21 de febrero, justo en la semana de regreso a clases presenciales, que la prioridad sigue siendo la población vulnerable y continuarían con esa política: “Nos quieren hacer aparecer como que somos Herodes casi, que no queremos a las niñas y niños, eso es absurdo, eso no tiene ningún sentido”, acusando distorsión por parte de los medios de comunicación.

“Nunca hemos tenido resistencia u oposición a proteger a nadie, nos interesa que todas, todos, estén protegidos”, señalaría.

Lo cierto es que a Baja California, el último cargamento de la vacuna Pfizer/BioNTech, destinada para menores de edad, llegó el 3 de enero de 2022, con 59 mil 670 dosis, de las cuales se distribuyeron 18 mil 720 en Mexicali, 17 mil 550 en Tijuana y 23 mil 400 en Ensenada, de acuerdo con información obtenida por ZETA.

No obstante, esas dosis no se han terminado, e incluso, cada vez acuden menos personas a aplicarse la primera y segunda dosis, incluso el refuerzo.

José Abel Delgado Peraza, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 2, comentó que han tenido que modificar la estrategia de vacunación debido a la poca afluencia.

Agregó que en la Jurisdicción 2, que comprende a Tijuana, Tecate y Rosarito, ya se tiene al 80% de la población con el esquema completo de vacunación anti COVID, pero de ese total, sólo el 50% se ha puesto la dosis de refuerzo.

Para continuar con la estrategia, han tenido que cambiar las sedes de vacunación a los centros de salud, las cuales varían diariamente, pero aun así, difícilmente llegan a las 2 mil dosis diarias.

Tan sólo el miércoles 16 de marzo, se aplicaron mil 440 de AstraZeneca y 162 de Pfizer/BioNTech en Tijuana, Tecate y Rosarito; es decir, apenas mil 602, lo que habla del poco interés de la población en continuar con el esquema de vacunación, a pesar del riesgo de contagio y disminución de la efectividad, o bien, porque ya se vacunaron en Estados Unidos y no hay registro al respecto.

LOS ENVÍAN CON MIEDO

“Estuve renuente a enviar a mi hijo a la escuela, me esperé una semana para hacerlo porque quería ver primero cómo aplicaban los protocolos, yo no tengo visa ni nadie de mi familia, así que no tenemos la posibilidad de cruzar para vacunarlo, lo comencé a llevar apenas la semana pasada, con un poco de miedo, pero creo que va a estar bien”, comentó a ZETA Karina Sepúlveda, madre de familia.

Gerardo Solís Benavides, secretario de Educación en el Estado, informó que al 11 de marzo tenían reportados siete casos activos de COVID-19 en alumnos -no especificó edades- y siete casos en docentes.

En el mismo reporte se detectaron más de 40 casos sospechosos en maestros y más de 30 en alumnos, sin embargo, la cifra fue mínima, además de que los confirmados fueron detectados fuera de la escuela, esto es, en el filtro desde casa.

Asimismo, Solís Benavides mencionó que el 100% de las escuelas de educación media superior y superior, ya regresaron a clases con matrícula completa, mientras que en nivel básico, el 80% de los 2 mil 300 planteles están abiertos con el 80% de los alumnos.

 

SUS PROPIAS MEDIDAS

Antonio Rodríguez Berrelleza, coordinador general de Servicios Estudiantiles y Gestión Escolar de la Universidad Autónoma de Baja California, informó que han implementado su propio protocolo y programa para detectar casos de COVID-19 en sus instalaciones ahora que regresaron a clases.

Hasta el momento, dijo, se han presentado casos aislados en distintas facultades, pero en ninguno ha sido necesario cerrar grupos.

Por otro lado, mencionó que en 2021, en el semestre previo, se comenzó a implementar el programa de pruebas aleatorias, donde cada cierto tiempo hacen pruebas de antígeno o PCR a estudiantes seleccionados, tengan síntomas o no, en las cuales detectaron alrededor de 15 casos.

En este semestre que inició en enero de 2022, se va a implementar el mismo programa de manera habitual a partir de la segunda mitad de marzo, además de que los laboratorios universitarios estarán disponibles para que cualquier miembro de la Máxima Casa de Estudios acuda a hacerse la prueba gratuita, en caso de tener sospechas de la enfermedad.

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio