Espías (Segunda parte)

Foto: Internet
Opinionez lunes, 28 marzo, 2022 12:00 PM

“La maldad no necesita razones; le basta con un pretexto”.

-Goethe

 

De acuerdo con el contrato No. FGJ CDMX/055/2020, la Fiscalía capitalina, a través de sus direcciones de Recursos Materiales y de Adquisiciones y Contratación de Servicios, compró por adjudicación directa los “Sistemas de Radiolocalización” a la empresa PIXKITEC, S.A de C.V., representada por su Apoderado Legal José María Funtanet.

Con la Adjudicación No. AD-FGJ/054/020 y la autorización expresa de la fiscal Ernestina Godoy del 22 de mayo del 2020, se pagaron 84 millones 482 mil 400 pesos por los equipos de espionaje; y el contrato se firmó el 29 de mayo del 2020 por la C. Lic. Laura Ángeles Gómez, coordinadora general de la Administración de la Fiscalía, y el citado representante legal de la empresa proveedora.

En el documento se justifica la adquisición de esos equipos de escuchas y espionaje telefónico porque “la Jefatura de la Policía de Investigación requiere incrementar la capacidad tecnológica, adquiriendo los equipos de inteligencia, montada en un vehículo denominado “sistema de radiolocalización, para coadyuvar en la localización de objetivos y detectar su presencia en la red pública celular”.

Según las característica técnicas de los sistemas Verint especificadas en el contrato oficial, los tres equipos comprados por la FGJ CDMX pueden interceptar al mismo tiempo hasta seis llamadas celulares, pueden “extraer identidades celulares de prácticamente todos los dispositivos celulares en el área de operación de sistema, localiza y ubica la posición exacta del teléfono móvil 2G/3G/4G e interceptar llamadas de voz y mensajes de texto utilizando las redes 2G”.

Desde los vehículos donde están montados los equipos de espionaje, se puede realizar el Eavesdropping o “Escucha Ilegal” de los celulares objetivo, además de controlar las llamadas de voz y mensajes de texto, activar el micrófono del dispositivo para “escucha encubierta en sus inmediaciones” y realizar la “duplicación de las cuentas de aplicativos del objetivo mediante una contraseña única (OTP, por sus siglas en inglés) enviada por SMS”; además de contar con un módulo para extraer las identidades celulares IMEI/IMSI y alarmas para avisar cuando se activa un celular “capturado”, a los que se puede identificar con imágenes o fotografías para distinguir cada dispositivo, dice el apartado de “Características Técnicas” en las páginas 19 y 20 del contrato de la Fiscalía de la CDMX.

 

Benigno Licea González es doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio