Burócratas acusan a gobierno de Ayala, de desviar recursos

Foto: Lorena Lamas
Edición Impresa lunes, 21 marzo, 2022 12:00 PM

Hay una declaración, de palabra, del dirigente sindical José Gallegos de Anda sobre la retención de 19 millones de pesos en cuotas. Alcalde asegura que el ayuntamiento no tiene liquidez para cumplir con lo solicitado

El Ayuntamiento de Ensenada no ha enterado las cuotas que retiene cada catorcena a los mil 278 trabajadores del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento, y ha acumulado una deuda de 19 millones de pesos.

Por no pagar cuotas, resistirse a otorgar plazas sindicales, incremento salarial y omitir el pago de pólizas de seguro a los deudos, desde el lunes 14 de marzo paralizaron actividades y se mantuvieron en Asamblea General Extraordinaria.

Por primera vez desde que el alcalde Armando Ayala Robles asumió el cargo en 2019, los trabajadores detuvieron labores y, desde las 08:00 horas, se mantuvieron en la explanada del edificio municipal, donde colocaron sillas, carpas, bocinas y mesas para llevar a cabo la protesta.

Hasta el jueves 17 de marzo, las oficinas de Armando Ayala Robles estuvieron operando sólo con el personal que se encuentra bajo las modalidades de contrato, honorarios y lista de raya.

“No somos agresivos, pero tampoco somos agachones… ni dejados”, manifestó a sus representados el dirigente sindical José Gallegos de Anda, además de informarles que los 19 millones de adeudos corresponden a retenciones en el salario, como gastos funerarios, préstamos a corto plazo o del fondo revolvente.

En promedio, el ayuntamiento realiza un descuento en cuotas de 2 millones de pesos de manera catorcenal. Los gastos para operar el sindicato incluyen pago de servicios, combustible, representación y todo lo que implica la operación del sindicato, incluyendo servicios y mantenimiento.

Otro de los problemas es que, desde 2019, el Ayuntamiento sigue sin llevar a cabo la licitación para la contratación de seguros de vida para los familiares de aquellos que fallecen, y no queden en el desamparo. Les corresponde 65 veces el salario de acuerdo con las condiciones generales.

“Tenemos la propia póliza de seguro, para la cual requerimos de un millón mensual, y ese dinero el gobierno lo jinetea para su gasto corriente”, refirió el dirigente.

Empleados del ayuntamiento fueron citados en la explanada del Palacio Municipal

ACUERDOS A MEDIAS

Durante la última reunión con el tesorero municipal Vicente Maldonado del Toro, se acordó que durante la semana del 14 al 19 de marzo les depositarían la tercera parte de la deuda para quedar en un pasivo de 12 millones de pesos.

Al mismo tiempo, se hizo el compromiso de activar 15 bases pendientes y pagos de seguro de vida pendientes desde 2015.

Gallegos de Anda estimó que hay 210 plazas sindicales pendientes de entregar, 70 de estas para reponer los espacios que se han desocupado por el fallecimiento o retiro de otros basificados; el resto, son personas que no han podido jubilarse por el adeudo que el gobierno tiene con el Issstecali.

De las mil 278 plazas, la propuesta es reducir a mil 188, calculó el líder. Comentó que hay cargos operativos: Rastro, Limpia, Parques y Jardines, Vialidades, que han sacado el trabajo a pesar de la carencia de personal, uniformes, herramienta y equipo.

Las plazas son ocupadas por personas contratadas bajo la modalidad de recursos. “Si no hay recursos para aprobar más plazas, por qué siguen contratando, y darle la base a quien ya se le tienen que otorgar”, sugirió.

Sobre interponer una denuncia penal por mal uso de recurso públicos por el daño económico y violaciones al contrato colectivo, el dirigente descartó que exista un daño y, por lo tanto, no descarta una querella en contra de los administradores del gobierno municipal.

“No culpamos al actual gobierno de lo que está sucediendo, aunque traemos un rezago impresionante en daños, quizá tardemos años en recuperar el ayuntamiento a cómo se manejaba antes, tendrían que pasar otros diez años para enderezarlo”, describió.

Aunque, de no resolverse, se mantendrán en asamblea permanente hasta que el alcalde brinde respuesta a las peticiones.

 

SE PERFILAN NUEVOS DIRIGENTES

ZETA entrevistó a un grupo de empleados para conocer su opinión sobre la movilización sindical, y aseguraron, se trata de un acto premeditado.

El proceso de registro de las planillas para conformar la siguiente mesa directiva del sindicato está muy próximo a iniciar, por lo tanto, el comité local realizó está movilización para proponer como relevo al secretario de Conflictos.

“Estamos haciendo bola para apoyar a la dirigencia”, citó un empleado de las oficinas centrales.

“Más que nada porque ya vienen las elecciones para la siguiente mesa y ya se están perfilando, se presta para que la gente lo vaya conociendo, esto ya está arreglado”, afirmó una de las trabajadoras de base, quien tampoco dudó en apoyar a la dirigencia.

A este trascendido por los mismos empleados, Gallegos de Anda respondió que hay gente que tiene intereses, “quien suspira por llegar aquí, quizá son los que traen esa -información- y son los que distorsionan en los medios; pero la mejor campaña la estoy haciendo con resultados”, reiteró.

Independientemente que las elecciones para cambiar la mesa directiva estén en puerta, los acuerdos firmados, de convención y los estatutos, deben cumplir, de lo contrario, “que la base me lo demande, para mí la base será la que determine si hicimos un buen trabajo, y si alguien de mi comitiva levanta la mano y quiere participar, tendrá mucho trabajo”, remató.

José Gallegos, dirigente sindical en Ensenada

La nueva mesa directiva del Sindicato de Burócratas se renovará en 2023, por lo cual en unos meses iniciará la conformación de planillas con sus respectivos candidatos.

 

RECHAZAN AUMENTO DE 6%

Aunque la base sindical insiste en que se mantendrán en la propuesta de recibir un aumento del 6% directo a salario, otro 6% directo a la canasta básica y 6.5% a presión social, conforme a la Ley de Disciplina Financiera, los ediles rechazaron la propuesta.

Sobre este incremento, el presidente de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, Artabán Novoa, aseguró que en el ayuntamiento existe un plan de austeridad, en el cual sólo es viable un aumento salarial de hasta el 3 y no del 6%.

“Con dicho plan se pretende generar mayores ahorros en diversas áreas, a fin de que la administración pueda hacer frente a las peticiones del personal sindicalizado”, sostuvo.

La intención es equilibrar las finanzas públicas municipales, sin afectar la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía, y a la par, establecer medidas y acciones de austeridad para el ejercicio del gasto público.

Artabán Novoa precisó que, con el incremento del 3%, el Municipio tendría que erogar adicionalmente 525 mil pesos catorcenales, pues el salario diario del personal sindicalizado es superior a 901 mil pesos.

Recordó que el Presupuesto de Egresos original proyectado para 2022 tuvo que modificarse, es decir, se aprobó menos de lo contemplado, por lo que resulta indispensable poner en marcha el plan de austeridad del gasto público.

También habló de constituir la Comisión Mixta de Escalafón para que sean respetadas las jerarquías y demás derechos laborales, así como la propuesta de creación de un reglamento para este fin.

Asimismo, se contempla establecer un plan de pagos mensuales o estrategia administrativa que no afecte el flujo financiero en materia de pagos a los pasivos laborales originados por finiquitos por un monto de 114 millones 174 mil 229 pesos, entre otras medidas.

La principal para el ahorro y contención del gasto público, es reservar el 20% de las partidas operativas (del 20 mil a 90 mil) del presupuesto original autorizado a las dependencias municipales, incluyendo subsidios a las entidades paramunicipales.

Trimestralmente, la Tesorería Municipal coordinará de manera conjunta con Oficialía Mayor y la Coordinación de Gabinete, reuniones para llevar a cabo el análisis sobre los resultados obtenidos, derivado de la aplicación de dicho plan.

En un comunicado, el alcalde Armando Ayala Robles lamentó no poder cubrir el incremento salarial del 6% que solicita el Sindicato de Burócratas:

“Como presidente municipal tengo que respetar lo que la mayoría de los integrantes del Cabildo decidan, sobre todo si derivado de un análisis financiero se determina que no tenemos liquidez para cubrir todas las peticiones.

Comentarios

Tipo de Cambio