Secuelas sexuales por COVID en hombres

Foto: Internet
Opinionez lunes, 21 marzo, 2022 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Antes de la pandemia del Covid19 no se sabía cómo atenderse, ni cuidados, medicinas, o vacunas; mucho menos las secuelas que el mismo tendría. Hoy, a base de muchos estudios en todas partes del mundo, entre universidades y científicos, día a día se van descubriendo más al respecto.

Diversos estudios han encontrado que el COVID-19 puede tener secuelas en los genitales masculinos, desde el tejido testicular hasta el deseo sexual, según estudio realizado por un equipo de académicos del Departamento de Microbiología de la Universidad de Hong Kong.

Especialistas identificaron que el virus causante del COVID-19 tiene la capacidad de ocasionar daño testicular agudo. Destacaron la importancia de la vacunación, al mencionar que estas secuelas podrían evitarse gracias a la aplicación de la misma. La investigación, publicada en la revista Clinical Infectious Diseases, encontró que la infección puede provocar dolor en los testículos, modificaciones en el tejido de las gónadas (glándula genital que se encarga de generar las células reproductoras), así como cambios hormonales importantes. Además, identificó algunas de las secuelas más frecuentes en la salud de los hombres:

*Disminución del tamaño del pene y peso de los testículos.

*Reducción aguda en la producción de espermatozoides y de la testosterona.

*Inflamación, degeneración y necrosis del tejido testicular.

*Hemorragia y necrosis de los túbulos seminíferos, los conductos ubicados dentro de los testículos.

*Hinchazón testicular aguda.

Por lo que estos efectos pueden generar un bajo deseo sexual masculino y generar un embarazo que tarde más tiempo.

Por otro lado, un trabajo pequeño de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami y publicado en el World Journal of Men’s Health, analizó el tejido del pene de cuatro hombres que enfermaron de COVID-19 y se descubrió que algunos meses después había aún rastros del virus en sus genitales. Con los resultados de ese estudio, los académicos concluyeron que el virus puede restringir el suministro de sangre hacia los genitales y dificultar la erección o problemas que deriven en un acortamiento de pene (chiquito).

Investigadores de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chicago, Illinois, encontraron en análisis aplicado en monos, que el virus del COVID puede infectar las células de los genitales masculinos y generar daños a largo plazo y ocasionar disfunción eréctil y otros problemas en el tracto genital. Los hallazgos fueron publicados en bioRxiv y se encontraban pendientes de revisión de pares antes de la publicación en la revista. Se realizó una investigación en tres macacos rhesus machos. Ellos tienen similitudes genéticas con los humanos. Fueron sometidos a escáneres corporales. Investigadores encontraron propagación del virus en el pene de los tres animales. Uno de ellos tenía infección en los testículos. Los hallazgos al menos en los monos, dieron resultados positivos, problemas en el tracto genital, como disfunción eréctil.

Otro estudio realizado con hámsters y publicado en 2021 por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas en Galveston, EU, señaló que el virus del SARS-CoV-2 podría infectar los testículos. La investigación encontró que algunos pacientes graves de COVID han detectado dolor en el área testicular y ARN del SARS-CoV-2 en el semen, sin embargo, no está claro si el daño testicular analizado en ciertos casos es causado por una infección directa del virus.

Por otra parte, se encontró que el virus afecta a los vasos sanguíneos que suplen al pene, provocando la disfunción eréctil, comentó el investigador sénior, el Dr. Ranjith Ramasamy, director del programa de urología reproductiva de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami. “Los vasos sanguíneos en sí funcionan mal, y no pueden proveer suficiente sangre para entrar al pene para una erección. Pensamos que el pene también podría verse afectado de una forma similar, apuntó Ramasamy. No pensamos que este sea un efecto temporal. Pensamos que esto podría ser permanente. Creo que es probable que los hombres no estén hablando de esto ahora mismo, con todo lo que está sucediendo”, observó Ramasamy.

Estoy bastante seguro de que, en los próximos seis meses a un año, comprendamos mejor la prevalencia real de la disfunción eréctil entre los hombres COVID-19 positivos.

 

El Lic. Roberto Bautista es terapeuta de parejas con maestría en Mediación.

Correo: bautista46@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio