Impunidad y violencia de género

Fotos: Cortesía Plano Distribución
Espectáculoz lunes, 7 febrero, 2022 12:15 PM

Radiografía de la violencia contra la mujer en México, “Niña sola”, documental dirigido por el cineasta bajacaliforniano Javier Ávila, sumerge en el crudo relato de una familia tijuanense perjudicada por relaciones de pareja abusivas, marcando sus vidas por un feminicidio, impune hasta la fecha y cuyo propósito a través de la cinematografía es abandonar modelos machistas y de opresión histórica contra las féminas

Retrata el realizador tijuanense Javier Ávila uno de los miles de casos de violencia intrafamiliar que suceden en México a través de su segundo largometraje -primero de género documental- “Niña sola”.

Ganador del Premio de la Audiencia a Mejor Película Mexicana en FotoFilm Tijuana; nominado al Premio PUCP Orgullo y Prejuicio en el Festival de Lima y nominado a Mejor Documental Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia, “Niña sola” aborda el violento asesinato de Cintia, una joven fronteriza de 19 años, cuyo agresor sigue impune hasta la fecha.

Por medio de un relato sin filtros, madre y hermana de la víctima exploran sus propias vidas, marcadas por relaciones de parejas abusivas y cuya intimidad se deja ver en este documental, el cual será estrenado en salas de cine nacionales a partir del 11 de febrero, bajo el sello de PIANO Distribución.

“Lo que me interesó al escuchar a Arcelia y Bertha de contar la historia, no solamente el asesinato de Cintia, fue el relato de sus propias vidas y sus relaciones de pareja tan tormentosas, cómo lo narraban, trabajar con eso; porque su odisea era muy limpia, detallada y se notaba que no titubeaban, que no dudaban en contar, tenían las cosas muy claras en su cabeza. Teniendo eso, el proceso era más claro, en un documental puedes llegar con una idea, pero a la hora de filmar y editar es otra cosa, y terminas haciendo algo muy distinto a lo que tenías imaginado. Acá lo positivo es que pudimos imaginar la película desde antes de que la hubiéramos terminado, gracias a que su aportación, a sus testimonios, que son gran parte de la película, son tan claros”, dijo a ZETA Javier Ávila.

Con la confianza y permiso de Arcelia Verduzco y Bertha Calderón (madre y hermana de Cintia), el cineasta centra sus líneas narrativas que facilitan el entendimiento entre ambas partes sin perder el objetivo.

Javier Ávila

“Fue muy difícil, muy duro la primera vez que entramos a la casa de Arcelia, que nos permitieran entrar a ese lugar tan íntimo y trágico, y con ello tener una claridad de cómo dividir las líneas narrativas para que en algún momento se cruzaran, porque la película está fragmentada en tiempo y personajes. Justo a partir de lograr en estos espacios íntimos, donde ocurrieron los hechos, los tienes que afrontar, no es nada comparado con la persona que lo vivió y te está contando, pero te afecta y te das cuenta que claramente puedes empatizar con las personas, y para lograrlo, el primer paso es estar abierto con ellas”, abundó Ávila, cuyo interés por abordar el caso de Cintia y llevar “Niña sola” a la pantalla grande, nació a partir de un artículo redactado en ZETA.

“Es un retrato lamentable (feminicidios), pero justamente uno los propósitos de la película, y nos encantaría, es que sirva para encarcelar al asesino, lograr la transformación social, proponer la crítica y plantear alguna idea que nos haga cuestionarnos por qué las relaciones son como son. Entendemos que existe un sistema machista en México, pero por qué lo seguimos permitiendo, por qué no renunciamos a él”, argumentó el director bajacaliforniano.

Respecto a los cuestionamientos del sistema de justicia en México y la parte del victimario, abundó: “Nos lo preguntamos desde que leí el primer y único artículo que cubría el asesinato de Cintia, el cual cubría no sólo el asesinato de ella, sino el de otras mujeres. A partir de ahí, era claro que no eran hechos aislados, en el sentido de creer que fuera un asesino en serie, todos los casos arrojaban el dato de que un familiar o un conocido era el asesino. Reflexionábamos qué estaba haciendo la Policía, cómo después de cinco años no han dado con esta persona.

“Creo que es un tema de falta de voluntad, es necesario saber quiénes son las víctimas, qué hacían, cómo pueden obtener justica, pero también justicia no solamente para Cintia, sino para nuestra sociedad en general, para prevenir este tipo de tragedias, inculcar ideas que nos ayuden a abandonar estos modelos de opresión, de violencia, donde la mujer ha sido desfavorecida durante toda la historia”, expuso.

Por su parte, Arcelia Verduzco, madre de la víctima, apuntó a este Semanario que a pesar de lo doloroso y complicado que fue compartir su historia para “Niña sola”, le permitió desahogarse y dar a conocer a otras mujeres la importancia de no cegarse en una relación y conocer más a sus parejas.

“Desgraciadamente, a miles de mujeres les pasa lo que me pasó a mí, son violentadas, agredidas y en ocasiones asesinadas. Es algo que hasta la fecha me sigo reprochando, haberme conformado con la poca información que el agresor me daba, quizás esta persona ya estaría presa, pero a causa de mi ignorancia y conformarme con lo que él me decía, aún no se ha podido encontrar a esta persona”.

Como una conducta sanadora, “Niña sola” también le representa revivir fragmentos en vida de su hija: “Compartir el documental con más mujeres que han pasado por la misma situación que yo, y que sienten que no se ha hecho justicia, significa mucho, no perder la esperanza, sobre todo no tener miedo y afrontar estos casos como lo que son, unirnos y no callarnos nada. Fue muy difícil para mí volver a confiar en la gente, al ver el documental y escuchar lo que platico, me doy cuenta que era una mujer demasiado ingenua, pero me dio el aprendizaje de tratar a las personas, el no confiar ciegamente”.

Actualmente Verduzco vive con su hija Bertha y su actual pareja, en la que ha encontrado el apoyo adecuado, a la par de seguir activa en el caso de su hija en busca de su feminicida, cuyo paradero se desconoce.

Comentarios

Tipo de Cambio