Empresa desaladora y Estado dejan sin agua a miles de Ensenada

Fotos: Cortesía
Ezenario lunes, 7 febrero, 2022 12:00 PM

El problema técnico en el que incurrió la compañía evidenció los problemas de comunicación entre directivos de las desaladora y la Cespe

Al menos 66 colonias que reciben agua de la planta desaladora Aguas de Ensenada, están sin suministro debido a que un tubo de fibra de vidrio ubicado en las inmediaciones del distribuidor El Gallo, se fracturó desde el 22 de enero del año en curso.

Hasta las 12:30 p.m. del jueves 3 de febrero, Aguas de Ensenada reanudó el bombeo, de acuerdo con el subsecretario técnico de la paraestatal, Miguel Sedano.

El servidor público alertó a la comunidad afectada por el corte de agua que el suministro de agua no será inmediato porque es necesario que se llenen las líneas y los tanques. Aclaró que las partes altas tardarán más tiempo en recibir agua.

Cuando sucedió el problema técnico, el director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), Jaime Alcocer Tello, señaló directamente a la empresa desaladora de la falta de mantenimiento a los sistemas de distribución de agua.

La afectación estimada es de 45 mil habitantes, aunado a la zona comercial.

La fuga inició el 22 de enero, donde actualmente hay una obra en construcción en la zona de El Gallo.

Alcocer Tello informó que, por cuestiones de seguridad, la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (Sidurt), que es la dependencia estatal responsable de la obra de modernización del nodo vial, delimitó el área en la que se encuentra el tubo de 20 pulgadas de fibra de vidrio propiedad de Aguas de Ensenada.

El funcionario puntualizó que las instalaciones de la empresa desaladora cumplen con un contrato de 20 años y no han sido entregadas a la Cespe para su operación, el contrato contempla la entrega del agua en bloque y la paraestatal se encarga únicamente de la distribución por el momento.

Asimismo, reveló que la empresa desaladora representa un costo de 16 a 18 millones de pesos mensuales que paga el Gobierno del Estado y se carga a una deuda de la Cespe.

El sábado 29 de enero, a través de un comunicado, la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda se atribuyó la reactivación del servicio en las 66 colonias afectadas, lo cual no sucedió.

A través del titular de la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (Seproa), Francisco Bernal Rodríguez, la mandataria exigió al director de la Cespe sostener una reunión urgente con la directiva de Aguas de Ensenada.

El encuentro se celebró y los titulares de ambos organismos, público y privado, pudieron llegar a un acuerdo. En días anteriores quedó en evidencia que existe falta de comunicación.

Comentarios

Tipo de Cambio