“Dobladores”, el gran riesgo en la importación de autos

Rafael Orozco Vargas, Fiscal Central de la FGE
Edición Impresa lunes, 21 febrero, 2022 12:30 PM

Células delictivas en Mexicali que se dedican a “doblar” vehículos, son uno de los riesgos que se avecinan durante el proceso de importación de vehículos. Según información de la FGE, en Mexicali se detiene a entre cuatro y cinco personas por semana al conducir un vehículo irregular con reporte de robo, pero que se compraron por medio de redes sociales o en sitios informales

Cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto para permitir la importación de alrededor de 500 mil vehículos de procedencia extranjera que circulan en Baja California, no se contempló una serie de cuestiones y detalles de gran importancia para la operación del mismo.

Aquel 20 de enero, fecha en que entró en vigor el esquema para la importación de autos chocolate, la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda y otros funcionarios de primer nivel, anunciaron con bombo y platillo el cumplimiento de la promesa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, bajo el argumento de que los autos de procedencia ilícita son utilizados para perpetrar la mayoría de los crímenes de alto impacto en Baja California, el cual pelea los primeros tres lugares en la incidencia de asesinatos a nivel nacional.

Sin embargo, uno de los bemoles que nadie contempló es el flujo de vehículos que podría encontrarse en circulación con reporte de robo en México o Estados Unidos, pero que ha logrado pasar inadvertido por la intervención de “dobladores” de automóviles.

Según datos proporcionados por el fiscal central Rafael Orozco Vargas, sólo en Mexicali se detiene a un promedio de cinco personas a la semana por poseer un vehículo irregular que contaba con reporte de robo, ya sea en México o Estados Unidos, mismo que fue comprado mediante un trato con alguna persona que se contacta a través de redes sociales o en una yarda de vehículos.

LOS PUEBLAS

Jorge Alberto Angulo Estrada / Carlos Salomon Antuna Valdez / Ulises García Silva / José Rojo Arias / Pablo Alejandro Sánchez Lizárraga

Los “dobladores” han encontrado un negocio muy redituable en el robo y venta de automóviles, a los cuales se les modifican las series y otros métodos de identificación, con la finalidad de hacerlos pasar como “limpios”.

Un vehículo puede pasar durante meses e incluso años con reporte de robo hasta que es detectado mediante la revisión minuciosa en un automóvil.

El secretario de Seguridad Pública, Gilberto Landeros Briceño, confirmó que se trata de uno de los retos más importantes dentro del esquema de importación de vehículos de procedencia ilegal, pero se deslindó afirmando que su personal no se dedicará a la revisión de estas unidades, cediendo la responsabilidad total a la Fiscalía General del Estado (FGE).

En Mexicali operan cinco bandas bien identificadas a “doblar” vehículos, que son adquiridos mediante el robo:

  1. Los Mena
  2. Los Campoy
  3. “El Payín”
  4. Los Pueblas
  5. Los García Leal.

La FGE ha identificado a los primeros como una de las células criminales más activas en la Capital del Estado.

 

EL MODO DE OPERACIÓN

Las células criminales son habitualmente conformadas por integrantes de una familia, por ello normalmente son identificadas mediante sus apellidos.

Aunque no se descarta que existan más agrupaciones delictivas dedicadas a esta conducta criminal, la realidad es que la mayoría de los automóviles que circulan en Mexicali y sus alrededores son “doblados” por los grupos arriba mencionados, principalmente por Los Mena.

Según el fiscal Rafael Orozco Vargas, se conoce como dobladores a los grupos delictivos que hurtan algún vehículo, principalmente de modelo reciente, y les modifican las series o algunos mecanismos de identificación, con el objetivo de venderlos en Baja California u otras entidades de México y Estados Unidos.

Indistintamente se apoderan de vehículos en California o en BC, para trasladarlos hacia sus talleres, la mayoría ubicados en el Valle de Mexicali o la Zona Oriente del mismo municipio.

“Es una problemática que se ha venido identificando desde años anteriores, la FGE está muy preocupada porque esos siempre han intentado burlar a la autoridad, haciendo que un vehículo robado parezca ilegal. Ahora en particular esta función de personas nos tiene más preocupados, porque tienen la oportunidad de regularizar un vehículo que se encuentra de manera ilegal, pues la gente lo ve como una oportunidad de obtener un ingreso ilegal o inadecuado”, refirió el fiscal central, quien agregó que se prioriza el robo de vehículos extranjeros, pues resulta más fácil que pasen inadvertidos en México.

Dependiendo del vehículo, es el tipo de trabajo que se le invierte, puesto que algunos cuentan con más series de identificación que otros, además del precio que pueden adquirir en el mercado local.

Uno de los principales problemas a los que se ha enfrentado la autoridad, es que los acuerdos entre particulares se hacen por medio de redes sociales, donde pactan la compra en algún lugar público y no en un sitio establecido.

Los vehículos con los que se debe tener mayor cuidado son:

Nissan en todos sus modelos, principalmente Frontier

Toyota Corolla y Camry

Honda, principalmente Civic y CR-V

Hyundai Elantra

Chevrolet en todas sus gamas.

El motivo por el que resulta tan sencillo “doblarlos”, es que cuentan con un número sumamente reducido de mecanismos de identificación.

LOS MENA

Jesús Yael Figueroa González / José Luis Mena Banderas / Christian Alejandro Méndez Núñez / Beatriz Machado Trigueros / Jesús Alberto Mena López / José Luis Mena López

“Todos los vehículos cuentan con series, algunas ocultas y otras visibles; las personas modifican las series más visibles, la frontal, por ejemplo, al ser detenido un vehículo en la calle por un policía o alguna autoridad, se ve solamente esta serie y, si es ‘doblada’, pues no aparecerá”, refirió el fiscal central.

Algunos de estos vehículos sólo cuentan con tres series: frontal -la que se ubica en el tablero, del lado del copiloto-, la de la puerta del piloto y aquella que se localiza en una de las paredes del cofre de la unidad.

Indistintamente, los criminales pueden modificar una serie alterando uno o varios números, como convertir un 3 en un 8, e incluso cambiar la pieza de otro automóvil que no cuente con reporte de robo; también lo hacen con calcomanías.

Por cada automóvil vendido mediante este esquema, los delincuentes obtienen varios miles de dólares.

Respecto a los autos con mayores dificultades para “doblar”, estos son Chrysler 300, los Dodge y Volskwagen, debido a que los dos primeros cuentan con un número sustancial de medidas de identificación (hasta 15 en un solo vehículo), mientras que el último, por los mecanismos de seguridad que impiden su robo.

Cabe señalar que existe una cooperación de las agrupaciones delictivas con criminales en Estados Unidos, aprovechando que la mayoría de las unidades del vecino país del Norte cuentan con seguros y los propietarios no se preocupan en buscarlos, toda vez que las aseguradoras se encargan de sustituir el automóvil.

Orozco Vargas aseveró que actualmente sólo en las instalaciones de Robo de Vehículos Poniente se expide el documento de no robo -donde se pueden revisar un promedio de cinco o seis vehículos diarios-, pero ante la ola de solicitudes que se esperan recibir próximamente con motivo de la importación de autos, confían en aumentar el personal en las diversas oficinas de la FGE, para que al menos sean cuatro o cinco elementos más los que se encarguen de la inspección. Aun así, es poco el personal especializado que tiene los conocimientos para revisar a detalle las unidades.

 

LOS MENA

A la redacción de ZETA acudió una persona -quien solicitó el anonimato- para contar cómo fue víctima de la agrupación delictiva Los Mena, luego de adquirir un vehículo Honda CR-V, que ignoró, era de procedencia ilícita.

El ofendido es originario del Estado de California y observó la venta de un automóvil en redes sociales por 12 mil dólares; la unidad era de reciente modelo y por ello decidió acudir a Mexicali, para revisarla.

José Luis Mena Balderas es el nombre del interlocutor -uno de los líderes- con quien se citó para verse, pero momentos antes le cambió la dirección y lo envió hacia el estacionamiento de Plaza Nuevo Mexicali.

Ahí revisó el vehículo y le mostró toda la documentación correspondiente. Todo parecía estar en regla, hicieron el negocio y la víctima regresó a San Diego, cruzando la Línea Internacional sin problema.

“Pagué 12 mil dólares, más mil pesos del depósito y crucé la Línea sin ningún problema, saliendo del trabajo fui y le saqué placas, donde me dijeron que había algunas alteraciones en el carro y que querían mirarla, llegaron los Sheriff y que pasara a ventanilla a pagar; me dijeron que iban a investigar algo y que me iban a dar un permiso de un mes, para ya darme todo a mi nombre. Contacté a este camarada y me dijo que todo estaba bien, pasó el siguiente día y fue cuando me quitaron el carro en San Diego, y ya le contacté a él y nunca me contestó”, refirió.

Un consejo de los funcionarios de la FGE, es que el documento del Registro Público Vehicular (Repuve) extraído de la página de internet no es oficial, por lo que puede ser falsificado fácilmente. Por ello, solicitan que antes de adquirir una unidad se coteje la información ante el Ministerio Público.

Autoridades de Estados Unidos le confirmaron a la víctima que Los Mena ya estaban identificados en México como “dobladores” de vehículos y le recomendaron interponer la denuncia ante la FGE.

La víctima hizo lo propio y publicó la información de los implicados en redes sociales. Fue ahí que se dio cuenta que un gran número de personas han sido afectadas por Los Mena y compartieron historias.

Desde ese momento, el ofendido ha recibido amenazas de muerte por medio de redes sociales para él y su familia, por lo que teme por su integridad.

En enero, Mena Balderas fue detenido por elementos de la Policía Municipal en posesión de un vehículo con placas robadas y un arma de fuego calibre .45. Sin embargo, luego de varios días recobró su libertad, pese a contar con orden de aprehensión activa ante la FGE.

Luego de librar la acusación por el delito federal, la fiscalía estatal lo detuvo y presentó ante el juez, pero este fue indulgente y le permitió recobrar su libertad, causando gran molestia por parte de las autoridades y de la víctima.

Además de José Luis, la FGE tiene identificados a varios de los integrantes de la célula, comprendida por José Luis y Jesús Alberto Mena López, Beatriz Machado Trigueros, Christian Alejandro Méndez Núñez y Jesús Yael Figueroa Morales (Se presumen inocentes mientras no se demuestre su responsabilidad por un juez, Artículo 13 del Código Nacional de Procedimientos Penales).

Por medio de nombres falsos y cuentas de Facebook apócrifas, continúan vendiendo vehículos “doblados” dentro y fuera de BC.

La FGE ha logrado reventar algunos domicilios de Los Mena, como el operativo ocurrido a mediados de 2021, cuando se localizaron varios vehículos en proceso de ser “doblados” en el Kilómetro 43. Si bien, les siguen la pista desde hace años, con el decreto de importación de vehículos, su actividad ilícita ha reforzado la investigación en contra de esta célula criminal.

Según información de la FGE, en Mexicali la cifra de robo de vehículos ha ido a la baja, pues en diciembre del 2021 se contabilizaron 270, mientras que en enero del año en curso, cayó hasta 170 y en febrero mantiene una tendencia a la baja, al documentar 70.

Comentarios

Tipo de Cambio