Catarsis paternal

Fotos: Cortesí Videocine/Retrato cómico
Espectáculoz lunes, 14 febrero, 2022 12:20 PM

De la irresponsabilidad e inconsciencia a la paternidad y el compromiso, la película “¡Qué despadre!”, de Pitipol Ybarra, cuestiona la crisis de los 40, la identidad, el desenfreno, búsqueda humana y fragilidad, con un sentido reflexivo, dual y cómico. Protagonizada por Mauricio Ochmann, Fiona Palomo y Sandra Echeverría, llegará a cartelera de cine en México a partir del 17 de febrero, bajo la distribución de Videocine

Entretenida, entrañable, divertida y con una gran reflexión, la cinta “¡Qué despadre!”, del director mexicano Pitipol Ybarra, debutará en salas abordando la historia de Pedro (Mauricio Ochmann), un soltero cuarentón, fiestero y desenfrenado, sin hijos, cuyo entorno se transforma cuando por medio de una prueba de ADN descubre que Aline (Fiona Palomo) no sólo es su hija, sino que lo convertirá en abuelo, revolucionando su estilo de vida, llevándolo a asumir su edad y nuevas responsabilidades.

Alimentada con actuaciones de Sandra Echeverría (Helena), Paly Duval (Lorena), Héctor Suárez (Doctor), Mauricio Barrientos (Montemayor), Ana Claudia Talancón (Paula), Juan Diego Covarrubias (Gabriel), Diana Bracho (Ofelia) y Emilio Guerrero (Juan Manuel), el dramedy se sumará a las carteleras a partir del jueves 17 de febrero.

Humor y reflexión

“Indudablemente, es una película que tiene diferentes temáticas. Por un lado, Aline, quien además de estar en la búsqueda de su padre, llega con tantos cuestionamientos sobre la identidad; mientras Pedro, mi personaje, trae todo esto de los cuarentas, que para él son los nuevos veintes, no quiere crecer, no quiere dar su brazo a torcer, al mismo tiempo que Helena lo está ‘coacheando’, pastoreando, para que al final ya siente cabeza, hasta que de pronto se entera que tiene una hija que llega y revoluciona su mundo, y lo hace tomar responsabilidades”, subrayó Mauricio Ochmann.

“No es una cuestión de género, todos los seres humanos pasamos por distintas crisis en la vida, ya sean duelos, pérdidas, cambios, mudanzas, virus, pandemia, edad; creo que también viene esta parte de qué haces con la crisis, la enfrentas, la abrazas, le entras o la evades. En Pedro ves esa dualidad de evasión durante un tiempo, tiene ese arco de venir un poco de la irresponsabilidad e inconciencia, e ir hacia una etapa de crecimiento personal. En general, la peli tiene mucho corazón”, describió el actor sobre su personaje.

Por su parte, Fiona, hija del fallecido actor Eduardo Palomo, comentó: “Al final de la historia vemos que todo es muy bonito, Aline por la edad tiene muchas preguntas, y una búsqueda muy humana acaba convirtiéndose en relato de mucha reflexión, humano, honesto, en el que triunfan la amistad, el amor y nace mi hija Almendra”.

Para Sandra Echeverría, el mensaje que le dejó su personaje en “¡Qué despadre!”, “es un gran ejemplo porque, estando en la industria del entretenimiento, soy muy de cuidar cómo tiene que estar mi piel, cabello, ser totalmente fit, y Helena es lo opuesto: es una mujer muy relajada, contenta con ella misma, ha cumplido todos sus sueños. Realmente a mí me encantaría poder llegar a ser ella y tener esa comodidad, ser quien eres, amarte así, no ser tan exigente conmigo misma y no pedirme más trabajo, más ejercicio, porque soy muy dura conmigo, cuando debería bajarle dos rayitas”.

Protagónico de Mauricio Ochmann

A lo que Fiona Palomo complementó: “Más allá del mensaje, aprecié la experiencia del trabajo en conjunto, de construir mi personaje sola y junto a mis compañeros con una sensación de aventura. Referente a mi personaje, debajo de lo impulsivo, encontré la vulnerabilidad, lo frágil y cuestionamientos; mientras que, como actriz, comprender las capas que construyen a un ser humano, y enfrentarme al reto de hacer comedia, que es enorme, lo cual admiro”.

La paternidad como uno de los ejes de la cinta filmada en Ciudad de México, causó la reflexión de Mauricio Ochmann: “Es importante de repente volteen a ver a los papás en el cine, estamos más acostumbrados a ver la parte de la maternidad, la mujer, la mamá luchona 4×4, todo terreno, y de repente ver la paternidad también es importante, porque en lo personal, es algo que abrazo y disfruto con mis hijas”.

Para concluir, el histrión aplaudió y agradeció la participación del finado Héctor Suárez en “¡Qué despadre!”, proyecto en el que compartiera un poco de su genialidad, magia y talento, al igual que Diana Bracho y Ana Claudia Talancón.

Comentarios

Tipo de Cambio