Tan solo tres deseos

Foto:Archivo
Opinionez lunes, 10 enero, 2022 12:00 PM

Arranca el 2022; de alguna manera también se renuevan las ganas y el ánimo para que nuestros deseos se conviertan en realidad. Varios de estos podrán estar bajo nuestra responsabilidad y control, pero muchos seguramente no.

En lo personal son solo tres los deseos (pero muy relevantes) que espero se cumplan o al menos se logre un avance considerable:

1.- Decir adiós a la pandemia: Cuando perecía que veíamos la luz al final del túnel, el COVID-19 (a través de la nueva cepa Ómicron) nos pone otra dura prueba. Si bien las vacunas parecen ser eficientes y salvan vidas, lo cierto es que de nueva cuenta llegó la incertidumbre y el temor a los hogares. El regreso a clases está programado en estos días y las autoridades mexicanas respectivas parecen no tomar en cuenta lo que sucede en el mundo y muy en particular en Estados Unidos.

En lo personal defiendo el regreso a clases, y así lo he manifestado públicamente ante el daño que genera la ausencia de los alumnos en los diferentes niveles educativos, muy en especial en los niños, pero repruebo el hecho que no se haga de manera segura y escalonada, teniendo en cuenta las amenazas crecientes. Las decisiones no se deben tomar como si estuviéramos en septiembre del año pasado, deben ser considerados los nuevos elementos a la vista de todos. Solo para fines de mi explicación, desde agosto de 2021 en familia decidimos que nuestras hijas asistieran a clases presenciales.

Un dato por demás relevante: no importa que estemos ante una variante más contagiosa, en nuestro país sencillamente no se autorizó vacunar a menores de 15 años.

2.- Inseguridad: Me atrevo a afirmar que no hay mexicano que no desee vivir en un lugar seguro. Como ciudadanos hemos visto pasar a gobiernos de todos colores y sabores y las cosas siguen igual de mal. A lo largo de los años presenciamos diferentes capítulos de cómo unos se culpan a los otros, se acusan de corruptos e incapaces (tienen razón) pero lo único verdaderamente cierto es que seguimos sufriendo los embates de la delincuencia. No me refiero solo a los delitos de alto impacto sino también a aquellos que suceden en el día con día y que afectan a los más desprotegidos: asaltos a comercios, robos a casa habitación y automóviles se han vuelto tristemente en algo cotidiano, qué decir de feminicidios, homicidios violentos, secuestros, etc.

Hay gobernantes que viven paralizados y solo pretenden administrar la problemática, inclusive prefieren no hablar del tema y cuando surge optan por la salida fácil que es señalar a los gobiernos pasados, evadiendo su responsabilidad actual y por la cual fueron electos.

3.- Políticos a la altura: Es mucho pedir, pero ojalá los gobernantes, legisladores, dirigentes de partidos, etc., dejaran por un momento sus cálculos políticos se pusieran de acuerdo y trabajaran en unidad y pensando en los mexicanos. Las agendas personales y de grupo tienen secuestrado los asuntos de mayor relevancia para el país. Este deseo creo que será el primero en no cumplirse, ya que en 2022 habrá elecciones en varios estados, así como la consulta para revocar o no el mandato del Presidente de México Andrés Manuel López Obrador. Me estoy imaginando la guerra de declaraciones y descalificativos entre unos y otros.

Estos son mis tres deseos. Desde este espacio espero de todo corazón que podamos superar cualquier situación que se nos presente. El 2021 nos dejó dolor, pero también esperanza. Nunca perdamos de vista lo verdaderamente importante, empezando por nuestra salud y la familia. ¡Venga 2022!

 

Alejandro Caso Niebla es asesor en temas de comunicación y políticas públicas.

Correo: casonieblaalex@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio