Armado

Columnaz lunes, 10 enero, 2022 12:00 PM

Las áreas especializadas en materia de seguridad pública tienden a ser muy atractivas para personas que necesitan el poder del gobierno para presumir o como coloquialmente se dice, farolear. Tal es el caso de algunos funcionarios administrativos o de otras áreas que solicitan protección, ya sea por medio de escoltas, patrullas o hasta la posesión de armas de fuego, bajo el argumento de que su posición dentro de la institución, ya sea municipal, estatal o federal, los pone en riesgo ante la delincuencia común u organizada. En este escenario se encuentra el subdirector de Proximidad, Iván Marcelino Camacho López, licenciado en Derecho egresado de la Universidad Xochicalco que se logró “meter” dentro del círculo de confianza del abogado y flamante director de la Policía Municipal, Pedro Ariel Mendívil García, cuando este ocupaba la Vicefiscalía Regional de Mexicali, pues el mencionado coordinaba el proyecto “Ministerio Público en tu Colonia”, el cual dirige desde la administración de Perla del Socorro Ibarra Leyva. En una de las imágenes captadas durante el ascenso de Mendívil y su primera toma de lista de la guardia matutina de la Policía Municipal, Camacho López se dejó fotografiar con un arma de cargo policial, la cual -por sus características- debe ser de cargo y, por ende, sería de uso exclusivo del Ejército. Nada extraordinario ocurriría, de no ser porque la respuesta a una solicitud de información en Transparencia, determina que Iván Marcelino Camacho no cuenta con permiso oficial para la portación de armas, por lo que, en su primer día, el subdirector habría violado la Ley ante su jefe y todo el primer turno de la corporación municipal. Resulta peligroso que cuestiones relacionadas con el manejo de armas se tomen a la ligera dentro de la institución, sobre todo porque si algo adolece la Policía Municipal de Mexicali, es precisamente de equipamiento para sus elementos.

 

Comentarios

Tipo de Cambio