16.9 C
Tijuana
mi茅rcoles, septiembre 27, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Oportunismo bonillista

Adela Navarro Bello. Twitter @adelanavarro

Jaime Bonilla Valdez, el ex gobernador de Baja California por Morena, es una de las l铆neas de investigaci贸n en el asesinato de Lourdes Maldonado L贸pez, la periodista a la que durante nueve a帽os le neg贸 sus derechos laborales Laudo que, d铆as antes del crimen, hab铆a sido resuelto a favor de ella.


Publicidad


Y fue Bonilla -y su entorno- de los primeros sospechosos, ya que la propia Lourdes lo denunci贸 frente al Presidente de la Rep煤blica, Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, cuando acudi贸 a una de sus conferencias matutinas hace ya tres a帽os.

La periodista exhibi贸 al entonces senador de la Rep煤blica y s煤per delegado federal en Baja California, porque se sent铆a amenazada, 鈥渢emo por mi vida鈥 -dijo de frente a L贸pez Obrador- y porque no recib铆a justicia en su litigio por sus derechos laborales, lo que ella supon铆a, se deb铆a al poder pol铆tico que entonces ya concentraba Bonilla Valdez en BC.

Ese mismo a帽o, Jaime Bonilla se convertir铆a en el primer gobernador por Morena en Baja California, y al modo caprichoso y abusivo de la Ley, pretendi贸 quedarse en el cargo cinco a帽os, a pesar que hab铆a sido electo para dos a帽os. La Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n pondr铆a el alto definitivo a su ambici贸n y lo tildar铆a de violentar la Constituci贸n.


Publicidad


Ese hecho quiz谩 pinte de cuerpo y mente a Bonilla Valdez. Autoritario, siempre pretendiendo salirse con la suya. Pero ese no ser铆a el 煤nico rev茅s que le dar铆a la Corte.

En el caso de Lourdes Maldonado, durante nueve a帽os, Jaime Bonilla se mantuvo en la impunidad, neg谩ndose a pagar a la periodista lo que, de acuerdo con la Ley, le correspond铆a. Con su enfrentamiento p煤blico y la negativa a acordar con ella, Bonilla la vulner贸, como periodista, como trabajadora, como ex empleada.

La sospecha sobre Bonilla debido a la denuncia que sobre 茅l hizo Lourdes Maldonado ante el Presidente de la Rep煤blica, puso al empresario en los titulares de los medios, algunos locales, muchos nacionales y m谩s internacionales. En Espa帽a, Francia, Inglaterra, Asia; para la Uni贸n Europea, para representaciones internacionales, fue de consideraci贸n de la periodista, de temer por su vida frente al mandatario nacional, y sobre uno de sus 鈥渕谩s鈥 cercanos seguidores: el ex gobernador de Baja California.

Bonilla intenta defenderse como puede. A pesar de la recomendaci贸n de su abogado, como se consigna en estas p谩ginas de ZETA, que le recomendaba negociar, 鈥淨u茅 caso tiene que sigamos con un caso que no vale (literal, eso dijo), que el costo que tiene es irrisorio (para ellos, evidentemente) y que est茅 golpe谩ndote, ni tiene caso鈥, presion贸 hasta el 煤ltimo momento.

D铆as antes que asesinaran de un disparo a Lourdes Maldonado cuando estacionaba su autom贸vil en su hogar, la periodista le hab铆a ganado un round judicial al ex gobernador. Hab铆a logrado, estaba muy entusiasmada y motivada por ello, que una cuenta a nombre de Jaime Bonilla, de su empresa PSN, fuese embargada para asegurar el pago al que por Ley ten铆a derecho, pero que el ex mandatario le neg贸 durante nueve a帽os.

Lourdes quer铆a ir m谩s all谩. Su intenci贸n -coment贸 en un momento de sosiego en el velorio del fotoperiodista Margarito Mart铆nez-, era evidenciar la defraudaci贸n fiscal de Jaime Bonilla, que finalmente demostrar铆a qui茅n era el ex gobernador y el trato que da a sus trabajadores.

Jaime Bonilla Valdez guard贸 silencio el d铆a del asesinato de Lourdes Maldonado y durante las primeras horas del siguiente d铆a. Oportunista como es, mand贸 a sus ex colaboradores a defenderlo. Pr谩cticamente al un铆sono, sus ex secretarios y fieles seguidores comenzaron a publicar mensajes con las mismas palabras y el mismo sentido: 鈥渓ament谩ndose鈥 del asesinato de la periodista, y 鈥渞espaldando鈥 la moral del ex gobernador.

En su medio, PSN, redactaron y publicaron una nota sobre el crimen de Lourdes Maldonado, justificando, o por lo menos intentando sugerir, que alguien m谩s la hab铆a asesinado para que se culpara a Bonilla. Llegaron al descaro de utilizar como ejemplo el contexto de violencia e inseguridad que vivi贸 don Jes煤s Blancornelas, cuando su ex contador y su ex abogado fueron asesinados. Aunque de hecho nadie culp贸 al fundador de ZETA, la nota de PSN refer铆a, compar谩ndolo con el caso actual de Bonilla, que a Blancornelas le hab铆a sido entonces asignada una escolta para protegerlo.

En la misma sinton铆a, el delegado 煤nico federal Alejandro Ruiz Uribe, compar贸 lo que le sucede a Bonilla con la situaci贸n de ZETA y el asesinato de H茅ctor F茅lix Miranda, codirector de este Semanario y asesinado en 1988 por guardias de seguridad de Jorge Hank Rhon, principal sospecho intelectual de la autor铆a del crimen, pero jam谩s investigado.

En un galimat铆as, Ruiz declar贸:

鈥溾 creo yo en mi convicci贸n personal, que la investigaci贸n tiene que abarcar a todos, incluyendo a aquellos que han estado involucrados o que tienen un nivel de sospecha grand铆simo de haber asesinado en el pasado a periodistas, tienen que estar tambi茅n, todos, los que tuvieron alg煤n tipo de conflicto, pero tambi茅n aquellas personas que han estado involucradas en este tipo de temas.

鈥淭ambi茅n creo que se tienen que analizar las aristas pol铆ticas, ver tambi茅n, porque es una periodista, si se trat贸 de generar alg煤n da帽o espacial para que rebotara en tercera persona鈥 decir que quien estuvo involucrado en el asesinato de H茅ctor F茅lix Miranda, pudo estar involucrado en esto, todo mundo tiene que ser investigado, y es una persona que tambi茅n tiene que ser investigada鈥.

Ambos reportes, tanto la nota de PSN como la posici贸n del representante del Gobierno Federal en Baja California, sugieren que 鈥渁lguien鈥 (no dicen el nombre de Jorge Hank Rhon, pero s铆 mencionan a Blancornelas y a H茅ctor F茅lix) pudo ordenar al asesinato de Lourdes Maldonado, para que 鈥渞ebotara en tercera personas鈥. Tampoco dicen el nombre, pero se trata de su jefe pol铆tico y defendido, Jaime Bonilla Valdez.

El cinismo, el oportunismo de los bonillistas, los lleva a utilizar los ataques fatales a ZETA para intentar justificar que su jefe y padrino, Jaime Bonilla Valdez, puede ser v铆ctima de un complot.

Nada m谩s alejado de la realidad, pero a pesar de los deslindes pol铆ticos, de entidades de gobierno como la Presidencia de la Rep煤blica, el delegado 煤nico federal de Baja California o los ex secretarios de Bonilla, la Fiscal铆a General del Estado contin煤a la investigaci贸n, para determinar qui茅n asesin贸 a Lourdes Maldonado, y entre las l铆neas de indagaci贸n ministerial, Jaime Bonilla es una de ellas, y en alg煤n momento, ser谩 citado a declarar.

Una cosa es verdadera: Jaime Bonilla, como Jorge Hank, est谩n rodeados de sospechosos de corrupci贸n y ex convictos ligados al crimen.

Autor(a)

Adela Navarro Bello
Directora general del semanario ZETA, Consejero de Art铆culo 19 y del CPJ para las Am茅ricas, entre otros reconocimientos, tiene el Maria Moors Cabot 2021 de la Universidad de Columbia.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas