Hay prioridades

Foto: Internet/Hay temas más importantes, como mejorar el sistema de salud en todo el país
Opinionez lunes, 10 enero, 2022 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

Uno.– Tratándose de gobierno, cuando se deben tomar decisiones siempre hay que sopesar aquello que resulta de mayor beneficio para los gobernados, nunca lo que más provecho trae para el gobernante.

Es entonces que se habla de prioridades, es decir, considerar los asuntos que son más importantes que otros; priorizar es sin duda una de las acciones que debe realizar un buen gobierno.

La vida, la salud, la seguridad, la educación y en general, el bienestar de la población de un país deberían ser prioridades en las políticas públicas, pero traducidas en acciones y no en meras palabras; no basta con agregarle el “apellido Bienestar” a cualquier cosa para que realmente suceda así.

Doz.– Para el actual Gobierno Federal y sus afines en los estados, parecen ser de mayor importancia asuntos que no necesariamente benefician directa e inmediatamente a sus gobernados, y sí en cambio, a los gobernantes y sus grupos cercanos.

La machacona insistencia y el enfrentamiento del Presidente López Obrador con el INE en lo relacionado con la consulta de revocación de mandato (y contra muchos otros por distintos asuntos) es solo un ejemplo de lo anterior; al respecto (sin entrar en controversias con) solo nos preguntamos si la cantidad millonaria que implica su realización no sería mejor aplicarla en otros rubros prioritarios.

¿Qué tal para mejorar la infraestructura de las escuelas? ¿Para instalar un sistema para las clases virtuales sin problemas para todos los maestros y alumnos? ¿O a la mejor para realizar más pruebas de detección de Covid-19 y no presumir como gran logro la instalación en CDMX (con millones de habitantes) de quioscos con 60 pruebas gratuitas y a la mera hora solo realizan 30?

Trez.– Y como el anterior, hay otros ejemplos de acciones que resultan prioritarios en tanto que benefician a los gobernados:

Mejorar el sistema de salud en todo el país, contar con medicamentos antes de rutina y ahora tan difíciles de surtir. Capacitar y mejorar los cuerpos de seguridad pública, tratando de disminuir la corrupción y no solo recurrir a los militares como medida repetitiva y poco eficaz, a la vez que combatir la impunidad y procurar una verdadera justicia, no selectiva; frenar el ascenso de la narcodelincuencia.

Promover la inversión y la creación de empleos en lugar de solo entregar dinero por ser joven, por ser de la tercera edad o por ser madre soltera; hacerlo sí, pero en forma complementaria. Dicho esto, a manera enunciativa, mas no limitativa, porque carencias y oportunidades para mejorar hay muchas.

Pasados los primeros tres años de su administración, AMLO le sigue dando mucha importancia a su “popularidad,” (arriba de 60 %), lo que no necesariamente significa un excelente desempeño. En efecto, ha tenido aciertos: la cercanía con sus gobernados, el manejo hasta cierto punto responsable de las finanzas públicas, la integración económica con América del Norte a través del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (TMEC), el intento por reducir la desigualdad; pero aún hay tiempo para mejorar, si distingue prioridades. Veremos…

P.D.- Hoy no hay… anda preocupada por Ómicron y las acciones confusas de autoridades sanitarias.

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana.

Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio