“Hay mucha violencia que se ha ocultado”: Rocío González Benítez

Foto: Cortesía
Cultura lunes, 10 enero, 2022 12:15 PM

“Hay mucho silencio en las historias de violencia que han ocurrido en la familia, que no lo cuentan, que no lo contaron en su momento y que no lo van a contar porque es transgredir a la familia”, expresó a ZETA la autora de “Donde una vez tus ojos ahora crecen orquídeas”, poemario que aborda los feminicidios y la desaparición de mujeres en México, con el que obtuvo el Primer Premio Iberoamericano de Poesía “Minerva Margarita Villarreal” en 2020

El horror de los feminicidios y desapariciones de mujeres en México, orilló a la escritora Rocío González Benítez a escribir un poemario triste y conmovedor que refleja esta época trágica en México en las tres últimas décadas, titulado “Donde una vez tus ojos ahora crecen orquídeas”, con el que obtuvo el Primer Premio Iberoamericano de Poesía “Minerva Margarita Villarreal” 2020, publicado en 2021 por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), convocantes del certamen.

Integrado por Mariana Bernárdez, Miguel Covarrubias y Renato Tinajero, el Jurado decidió por unanimidad otorgar el Primer Premio Iberoamericano de Poesía “Minerva Margarita Villarreal” 2020 al poemario “Donde una vez tus ojos ahora crecen orquídeas” de Rocío González Benítez: “Sin duda el poemario elegido estremecerá al lector de cualquier latitud. El libro señalado expresa con precisión e intensidad una experiencia vital límite: la pérdida de la hija en circunstancias violentas”, se lee en el acta.

“Para cumplir su cometido, la voz poética transita por un espectro de emociones que van desde la ternura o el tono confesional hasta el desgarramiento y la desesperación, con sinceridad y naturalidad, con virtuosismo, con tensión, sin menoscabo alguno de la unidad del discurso y sin menoscabo del horror que retrata y recrea. Los elementos atroces del feminicidio se transmutan con fortuna a la imaginación poética, de manera tal, que el libro logra trascender, sin soslayarlo, el plano de la denuncia y constituye una aportación valiente y original al conjunto de la poesía contemporánea”, complementó el Jurado.

En cualquier caso, se trata no sólo de uno de los mejores libros de 2021, sino de una obra fundamental que con lirismo refleja esta época ignominiosa de feminicidios y desaparición de mujeres que lamentablemente parece no tener fin.

“UNA HISTORIA DE TANTAS”

Todo empezó cuando Rocío González Benítez (Querétaro, 1982) leyó un reportaje sobre mujeres desaparecidas contenido en el libro “Otredad, crónicas y reportajes periodísticos”, de José Antonio Gurrea Colín, de 2018; de hecho, a manera de epígrafe, González Benítez cita el reportaje de Gurrea en su poemario:

“Fueron ochocientos días de desgaste y frustración. De luchar contra todo y contra todos sin resultado alguno, hasta que el 16 de abril de 2012 el caso dio una vuelta de tuerca: ese día te notificaron que han encontrado a tu hija… muerta. Ni siquiera hay alguna parte completa del cuerpo, sólo dos pedazos de cráneo que no miden más allá de diez centímetros”.

En entrevista para ZETA, Rocío González reconoció el origen de “Donde una vez tus ojos ahora crecen orquídeas”:

“La raíz o columna vertebral del libro es una historia que documentó el periodista José Antonio Gurrea de una chica que una noche ya no regresa a su casa y su madre se dedica a buscarla, y, finalmente, cuando la encuentra, lo único que le entregan de su hija son unos fragmentos de cráneo”.

La lamentable historia conmovió a Rocío, que para entonces ya había publicado los poemarios “Entre Darwin y Guadalupe” (Municipio de Querétaro, 2008) y “Muina” (Herring Publishers, 2015):

“Esa historia que yo me encuentro fue para mí topar con pared y empecé a ver lo que estaba pasando realmente en el país. Es una historia que a mí me tocó el corazón, me conmovió muchísimo. Antes de llegar a esta historia y antes de empezar el libro, yo estaba muy distante y hacía como que miraba hacia otro lado, sabiendo que es real y está ocurriendo en nuestro país”.

Claro, la historia particular que conmovió a Rocío fue sólo el inicio: “El libro habla en general de la violencia que estamos viviendo y cómo trastoca a una familia, porque a final de cuentas es una historia de tantas historias más, que están ahí y que muchas veces no vemos, no somos tan siquiera empáticos ante estas historias”.

 

“HAY MUCHO SILENCIO EN LAS HISTORIAS DE VIOLENCIA”

En la entrevista con ZETA, Rocío González Benítez narró que fue en los primeros meses de la pandemia, entre marzo y julio de 2020, cuando terminó de escribir el poemario que, finalmente, decidió enviar al certamen del Premio Iberoamericano de Poesía “Minerva Margarita Villarreal”, del cual resultó triunfadora.

Escrito en gran parte en primera persona del singular, González recrea la voz de una mujer desaparecida o incluso de sus familiares que la buscan: “Vuelvo atrás / al principio del cuento / y lo único malo que recuerdo / fue nacer con un vientre / como tiro al blanco”, se lee por “Donde una vez tus ojos ahora crecen orquídeas”.

“En el proceso de escritura me di cuenta de que me iban saliendo muchos miedos y angustias personales. En todo el libro hay como una referencia hacia el cuerpo de la mujer, hacia este miedo de salir en la noche, de estar sola, de sentir que alguien te persigue”, compartió la autora, cuyo poemario ha encontrado a sus lectores, que cada vez son más, quienes comparten vía redes sociales con ella:

“Ahora que el libro se está leyendo o mujeres que lo han leído me dicen: ‘es que eso mismo es lo que siento yo’; o sea, esos miedos y esas angustias son compartidos, sobre todo por mujeres. Entonces, el libro lo que trae es muchos miedos y angustias mías que los estuve poniendo, por eso es esa voz en primera persona.

“Lo que descubrí en el proceso de este libro, es que en estas historias de violencia, en estas historias de feminicidios, hay mucho silencio y mucha ceguera, no queremos ver lo que pasa. Ahora que el libro se ha publicado, ha llegado gente a platicarme historias de su familia, me dicen: ‘si yo contara lo que ha pasado en mi familia, no lo creerías’. Entonces, hay mucha violencia que se ha ocultado por este silencio. Hay mucho silencio en las historias de violencia que han ocurrido en la familia, que no lo cuentan, que no lo contaron en su momento y que no lo van a contar porque es transgredir a la familia”, confesó Rocío González Benítez.

 

“ME HUBIERA GUSTADO ESCRIBIR OTRA COSA”

“Si mi país no fuera una fosa de vientres. / Si mi país no fuera una tumba silente. / Si mi país no pintara los ríos de sangre. / Si mi país no doliera. / Si mi país fuera mi país / y no esta boca descompuesta /. Yo no tendría que escribir esto”, escribe Rocío González en “Donde una vez tus ojos ahora crecen orquídeas”.

¿Qué reflexión final te queda al escribir sobre temas muy dolorosos, como el feminicidio y desaparición de mujeres que, por supuesto, no deberían existir?, cuestionó ZETA hacia el final de la entrevista.

“Esta problemática no viene de ahora, ha pasado siempre y la hemos omitido. Yo me interrogaba mucho eso: ¿Cuál es mi postura ante esto que está pasando, ya ni siquiera como periodista, sino como ciudadana, como mujer? Creo que el libro lo empecé a hacer sin muchas pretensiones y me acarreaba mucha incertidumbre. Escribí el libro como tratando de entender qué es lo que me provocaba a mí ver todas estas noticias (de feminicidios y desapariciones), sin esperar el premio, sin esperar los comentarios que han surgido, sin esperar el interés de la gente por el libro; es algo que no me esperaba”.

González Benítez concluyó:

“El libro fue hecho con muchas interrogaciones. Está hecho con muchas dudas personales y era algo que me preocupaba muchísimo: cómo llegué a escribir sobre este tema, porque me trajo días sin dormir, días de pensar en que este libro no fuera publicado. A mí me hubiera gustado escribir otra cosa”.

Comentarios

Tipo de Cambio