Reyes Escamilla afirma que como director del HGT buscó “sacar máximo beneficio” para pacientes COVID-19

Destacados lunes, 6 diciembre, 2021 9:00 PM

*Aseguró haberse enfocado a “buscar el máximo beneficio de las mujeres y hombres que se vieron afectados” por la enfermedad respiratoria. Este lunes fue relevado en el cargo

 

El doctor Alberto Reyes Escamilla afirmó su ejercicio profesional al frente del Hospital General de Tijuana “estuvo enfocado en buscar el máximo beneficio de las mujeres y hombres que se vieron afectados por el virus SARS-CoV-2”.

Ello a propósito de la nota publicada por ZETA el viernes 3 de diciembre en la que se dio a conocer que el profesional de la salud dejaría este lunes la dirección del HGT en razón de que había hecho “mal manejo de la pandemia”.

Expuso que con “la colaboración de un equipo de profesionistas, de áreas médicas, paramédicas y administrativas”, encabezó “las decisiones internas para hacer frente a la pandemia por COVID-19, la cual ha implicado retos a nivel científico, laboral e incluso en el sentido humano”.

Recordó que “desde marzo del año 2020, la unidad hospitalaria ha sido sede de atención médica de personas con sospecha o confirmación de COVID-19, para la población de Tijuana, Tecate y de Playas de Rosarito”. Asentó que se atendido a los pacientes “sin hacer distinción en edad, nacionalidad, creencias o derechohabiencia médica”.

En cuanto a la falta de medicamentos que prevaleció en el nosocomio en 2020 (con desabasto de medicinas como Propofol, Midazolam y Vecuronio 4mg, para tratar a pacientes de coronavirus con requerimiento de respiración artificial), argumentó que “la compra y distribución oportuna de estos requerimientos, dependen directamente del Gobierno Estatal y Federal, no de las direcciones de los Hospitales Generales”.

A propósito de la manifestación que médicos y enfermeras del Hospital General sostuvieron en agosto de 2021 en razón de que no se les había entregado el bono COVID, lo cual al igual que en el caso de la falta de medicamentes habría concurrido a la decisión de remover a Reyes Escamilla, aseveró que ese beneficio “fue una iniciativa del Gobierno Federal, por lo que su distribución y pago tampoco dependió de la dirección de este hospital (HGT)”.

“Dicho lo anterior, reitero a la población mi profesionalismo y vocación de servicio, mismo que ha estado presente a lo largo de mi desempeño como Director del Hospital General de Tijuana”, estableció Reyes Escamilla en una carta remitida al semanario en la modalidad de réplica.

“Agradezco a la comunidad tijuanense que se sumó a la lucha contra una enfermedad antes desconocida, y reconozco a todo el personal de salud que ha arriesgado su vida por brindar la mejor atención a nuestros pacientes”, concluyó.

El secretario de salud de Baja California, J. Adrián Medina Amarillas le tomó protesta este lunes 6 de diciembre a Clemente Zúñiga Gil, en sustitución de Reyes Escamilla.

Durante el gobierno estatal encabezado por Francisco Vega de Lamadrid, Zúñiga Gil ya se había desempeñado como director de ese centro de salud.

También fue nombrado director del hospital Luis García Martínez en Rosarito y titular del Hospital Materno Infantil de Tijuana Antonio Valenzuela Ornelas.

 

RÉPLICA A SEMANARIO ZETA

Lunes 06 de diciembre de 2021.- En respuesta a la nota publicada en el Semanario Zeta titulada “Reyes Escamilla será removido del Hospital General de Tijuana”, se emite esta declaración como derecho de réplica, en virtud de que ésta no fue solicitada para la redacción de dicha publicación del día, viernes 03 de diciembre
del año en curso.

En este sentido, aclaro que, mi ejercicio profesional como Director del Hospital General de Tijuana, específicamente en el manejo de la pandemia, estuvo enfocado en buscar el máximo beneficio de las mujeres y hombres que se vieron afectados por el virus SARS-CoV-2.

Bajo la colaboración de un equipo de profesionistas, de áreas médicas, paramédicas y administrativas, encabecé las decisiones internas para hacer frente a la pandemia por COVID-19, la cual ha implicado retos a nivel científico, laboral e incluso en el sentido humano.

Desde marzo del año 2020, la unidad hospitalaria ha sido la sede de atención médica de personas con sospecha o confirmación de COVID-19, para la población de Tijuana, Tecate y de Playas de Rosarito, misma que se ha otorgado sin hacer distinción en edad, nacionalidad, creencias o derechohabiencia médica.

Desde entonces, llevamos a cabo múltiples acciones para garantizar la atención médica, a pesar de la alta demanda de pacientes y del alto consumo de recursos (insumos y medicamentos) para poder enfrentar esta contingencia sanitaria.

Es importante destacar que, la compra y distribución oportuna de estos requerimientos, dependen directamente del Gobierno Estatal y Federal, no de las direcciones de los Hospitales Generales.

Como director llevé a cabo las solicitudes de recursos de forma constante, incluso diaria, informando además de la necesidad imperante de contratación (con pago digno) de personal de salud para los diversos servicios intrahospitalarios.

Aunado a lo anterior, es importante aclarar que, el “Bono COVID”, fue una iniciativa del Gobierno Federal, por lo que su distribución y pago, tampoco dependió de la dirección de este hospital.

Dicho lo anterior, reitero a la población mi profesionalismo y vocación de servicio, mismo que ha estado presente a lo largo de mi desempeño como Director del Hospital General de Tijuana.

Agradezco a la comunidad tijuanense que se sumó a la lucha contra una enfermedad antes desconocida, y reconozco a todo el personal de salud que ha arriesgado su vida por brindar la mejor atención a nuestros pacientes.

Dr. Alberto Reyes Escamilla
Director del Hospital General de Tijuana

 

Comentarios

Tipo de Cambio