“Estamos viviendo crisis de salud mundial, pero también de salud mental”: Fabiola Anaya en FIL

Cultura viernes, 3 diciembre, 2021 5:46 PM

Guadalajara, Jalisco.- Desde que inició la pandemia en marzo de 2020 en México, la psicóloga Fabiola Anaya Aragón y su equipo de terapeutas con perspectiva de género ha atendido a alrededor de 400 personas (principalmente mujeres) que han buscado ayuda psicológica virtualmente.

Invitada por la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) a participar en el foro FIL Ciencia con la temática “Hablemos sobre salud mental. Mitos y realidades”, la especialista contó en entrevista para ZETA que durante la pandemia por COVID-19 empezó a formar grupos de ayuda psicológica profesional:

“Lo que he hecho y lo que hice desde que comenzó la pandemia fue formar un grupo de mujeres donde sesionamos cada quince días por un precio bastante bajo, donde determinamos un tema cada sesión; se les brinda a ellas recursos, información y alternativas de qué pueden hacer con el manejo de síntomas de patologías mentales, o en su caso qué pueden hacer si se encuentran en peligro, si su integridad física peligra”, refirió la Maestra en Psicoterapia Cognitivo Conductual por el Instituto de Psicoterapia Cognitivo Conductual de México.

“Básicamente, lo que tengo ahora es una red sólida en toda Latinoamérica de mujeres que acuden a nuestras sesiones cada quince días; es un grupo en el que trabajamos yo y un equipo de terapeutas con perspectiva de género, todas mujeres; es un espacio seguro, es un espacio anónimo para algunas de ellas porque no pueden dar su identidad por cuestiones de seguridad”, apostilló la Perito en Psicología.

– ¿Cuál es el diagnóstico de las patologías mentales durante la pandemia de la gente en México?, inquirió ZETA

“Estamos viviendo una crisis de salud mundial pero también de salud mental. La tasa de suicidios es bastante alta en México, y no nada más los suicidios, sino muchas otras patologías mentales de las cuales la gente no tiene mucho conocimiento. Todos los números indican que durante la pandemia se duplicó la demanda de servicios de salud mental. Esto es curioso porque la gente no suele buscar ayuda, o sea, la gente busca ayuda cuando se siente en crisis o cuando siente que algo va muy mal”.

“Como no hay una cultura de salud mental, se esperan a sentirse muy mal o a ver algo muy extraño para decir ‘creo que tengo que ir con un psicólogo o con un psiquiatra’; porque previo a acudir con un psicólogo o con un psiquiatra, se suele acudir a cualquier otro especialista de salud, por lo general, a un gastroenterólogo, a un cardiólogo, dependiendo de la sintomatología física. Ése sería el diagnóstico actual. Me encantaría decir que el después de la pandemia sería algo esperanzador, no lo veo así; primero porque la salud mental sigue siendo un privilegio porque quien tiene dinero para pagar un especialista privado pues lo va a hacer, pero quien no, se queda así”, complementó la Maestra en Psicología Clínica y Medicina Conductual.

– ¿Cómo han variado las consultas por patologías mentales durante la pandemia?

“Yo ya tenía una plataforma muy sólida en línea. A raíz de la pandemia la situación me llevó a poder ofrecer recursos, en su mayoría trabajo con mujeres, porque trabajo con el tema de violencia de género, es mi fuerte. Trabajo también de la mano con asesoras legales, penalistas particularmente, para poder canalizar estos temas que son bastante delicados y con algunos otros colegas psiquiatras, algunas otras terapeutas, con las que vamos tejiendo redes para poder canalizar a todas las personas que llegan; sobre todo llegan a través de las redes sociales. Durante la pandemia cree esta red porque vi la falta de recursos de ellas, porque muchas de ellas están encerradas en casa con sus agresores o perdieron sus empleos; entonces, se me ocurrió este modelo y funcionó bastante bien. Además de eso, tengo la consulta privada también”.

“Lastimosamente, me llegan casos todos los días, no disminuye sino que va a la alza y llegan también chicas de toda Latinoamérica y muchas mujeres latinas que viven en Estados Unidos, eso es importante porque hay una población ahí que está como desatendida, que son mujeres que no tienen recursos para acceder a alguna asesoría sicológica o legal porque es todavía más caro que en México; entonces los servicios en línea son realmente efectivos para ellas porque son algo que pueden costear, encuentran en este grupo redes sororas de mujeres que se escuchan, que no se juzgan, que se acompañan, que se conectan, y bueno, con la directriz terapéutica de la sesión. En mi grupo de mujeres llevamos unas 400 mujeres, no únicamente de México sino de Latinoamérica y gran parte de mexicanas residiendo en el extranjero, particularmente en Estados Unidos y algunas otras de Estados Unidos”.

– Finalmente, ¿qué es lo más urgente en cuanto a políticas públicas sobre las patologías mentales en México?

“Se necesita personal capacitado y de preferencia que esté capacitado con perspectiva de género; muy pocos profesionales de la salud saben lo que es la perspectiva de género, no lo toman en cuenta, incluso hacen intervenciones que pueden poner en riesgo la vida de las mujeres, intervenciones como ‘pero tú lo elegiste’, ‘pero es el papá de tus hijos’, ‘pero eso es normal’, ‘pero no te quejes’, ‘pero por lo menos no te han golpeado’; cosas así que hacen que las mujeres pues piensen que son las responsables de lo que están viviendo y paren de buscar ayuda, que eso se le llama revictimización, cuando te vuelven a hacer víctima, fuiste víctima de algún agravio y entonces vuelves a ser víctima de alguien, por parte de las instituciones o de algún terapeuta o parte de alguien que pertenece a algún equipo de salud”.

Concluyó la maestra Fabiola Anaya Aragón: “Entonces, ¿qué se necesita?, pues mucho más personal, así como el personal de salud ha aumentado en los hospitales para atender a todos los enfermos que se han contagiado por COVID-19, pues lo mismo sucede con las enfermedades mentales. Lo que sucede es que las enfermedades mentales no se ven a simple vista, puedes tener una patología mental sin saber, de hecho una cuarta parte de personas en el mundo tiene una patología mental”.

Finalmente, para contactar o seguir a la maestra Fabiola Anaya Aragón están disponibles sus redes sociales como Facebook (Psicoterapia Fabiola Anaya) e Instagram (psicoterapia_fabiolaanaya)

Comentarios

Tipo de Cambio