Estados Unidos pide a sus ciudadanos y funcionarios evitar viajar al Valle de Mexicali

Foto: ZETA Tijuana / Archivo
Destacados miércoles, 8 diciembre, 2021 9:32 AM

El Departamento de Estado estadounidense, en conjunto con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), emitieron una alerta de viaje de grado 3 para México, debido a los altos niveles de propagación del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19). Además, pidió o viajar a cinco estados por violencia y reconsiderar ir a Baja California.

El Gobierno de EE.UU. tiene cuatro niveles de advertencia de viaje. El nivel 1 indica la práctica de precauciones normales; el nivel 2 indica incrementar precauciones; el nivel 3 es una recomendación para reconsiderar los planes de viaje; y; el nivel 4 pide no viajar a cierto destino.

“Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron un aviso de salud para viajes de nivel 3 para México debido a COVID-19, lo que indica un alto nivel de COVID-19 en el país. Su riesgo de contraer COVID-19 y desarrollar síntomas graves puede ser menor si está completamente vacunado”, indicó el Departamento de Estado estadounidense.

“Información clave para viajeros a México: Asegúrese de estar completamente vacunado antes de viajar a México. Los viajeros no vacunados deben evitar los viajes no esenciales a México. Debido a la situación actual en México, todos los viajeros pueden correr el riesgo de contraer y propagar variantes de COVID-19. Los viajeros deben seguir las recomendaciones o requisitos en México, incluido el uso de una máscara y mantenerse a 6 pies de distancia de los demás”, indicó el Gobierno de EE.UU. en su alerta.

Por otra parte, el Departamento de Estado estadounidense emitió una alerta Nivel 3 para México, que señala que todos los ciudadanos de Estados Unidos deben “reconsiderar viajar” al país vecino, ello por “los delitos violentos, como el homicidio, el secuestro, el robo de vehículos y el robo, están muy extendidos y son comunes en México”.

“El Gobierno de EE.UU. tiene una capacidad limitada para brindar servicios de emergencia a ciudadanos estadounidenses en muchas áreas de México, ya que los viajes de empleados del Gobierno de EE.UU. a ciertas áreas están prohibidos o restringidos. En muchos estados, los servicios de emergencia locales son limitados fuera de la capital del estado o de las principales ciudades”, indica la alerta.

En cuanto a las restricciones en los viajes para los empleados del Gobierno de EE.UU., estos “no pueden viajar entre ciudades después del anochecer, no pueden tomar taxis en la calle y deben confiar en los vehículos despachados, incluidos los servicios basados ​​en aplicaciones como Uber y las paradas de taxis reguladas”.

“Los empleados del Gobierno de los EE.UU. no pueden conducir desde la frontera entre Estados Unidos y México hacia o desde el interior de México, con la excepción de viajes diurnos dentro de Baja California, entre Nogales y Hermosillo en la Carretera Federal Mexicana 15D, y entre Nuevo Laredo y Monterrey en la Carretera 85D. Los empleados del gobierno de EE.UU. deben evitar viajar solos, especialmente en áreas remotas”, agrega.

En la ficha de advertencia, el Departamento de Estado ubica en nivel 4, o de no viajar, a cinco estados mexicanos, debido a los altos niveles de violencia (que incluyen delitos, crimen y secuestros), entre estos: Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

Además, el Gobierno estadounidense pide reconsiderar viajar a Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Morelos, Nayarit, Sonora y Zacatecas, debido a los altos niveles de delincuencia, delitos y secuestros.

También pide tener mayor precaución al viajar a: Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Hidalgo, Ciudad de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz, por delincuencia, delitos y secuestros. Además, se deben tomar precauciones habituales cuando viaje a Campeche y Yucatán.

En el caso específico de Baja California, el Gobierno estadounidense indica que “las organizaciones criminales transnacionales compiten en la zona fronteriza para establecer rutas de narcotráfico y tráfico de personas. Los delitos violentos y la actividad de pandillas son comunes”.

“Los viajeros deben permanecer en las carreteras principales y evitar ubicaciones remotas. De particular preocupación es el alto número de homicidios en las zonas no turísticas de Tijuana. La mayoría de los homicidios parecían tener como objetivo”, señala el Departamento de Estado de EE.UU.

“Sin embargo, los asesinatos de organizaciones criminales y las disputas territoriales pueden resultar en que los transeúntes resulten heridos o muertos. Los ciudadanos estadounidenses y los residentes permanentes legales han sido víctimas de secuestro”, abunda el Gobierno de Estados Unidos.

Para el caso específico de los empleados del Gobierno de EE.UU., estos deben evitar el Valle de Mexicali “debido a la mayor posibilidad de violencia entre las facciones rivales del cártel [aunque no indica cuál]. Los límites del área restringida son: al este, los límites de Baja California/Arizona y Baja California/Sonora”.

Así como “al sur, desde La Ventana (en la carretera 5) hacia el este hasta el río Colorado; al oeste, Carretera 5; y al norte, Boulevard Lázaro Cárdenas/Carretera 92/Carretera 1 hasta Carretera Aeropuerto, desde la intersección de la Carretera 1 y Carretera Aeropuerto hacia el norte hasta la frontera de Baja California/California, y desde ese punto hacia el este a lo largo de la frontera de Baja California/California”.

“Los viajeros pueden usar las carreteras 2 y 2D para transitar entre Mexicali, Los Algodones y San Luis Río Colorado durante las horas del día. Los viajeros también pueden usar las carreteras 1 y 8 para transitar hacia y desde el aeropuerto de Mexicali durante las horas del día. Se permite viajar por la autopista 5 durante las horas del día”, agrega el Gobierno estadounidense.

“No existen otras restricciones de viaje para los empleados del Gobierno de EE.UU. en el estado de Baja California. Estos incluyen áreas turísticas de alto tráfico de comunidades fronterizas y costeras, como Tijuana, Ensenada y Rosarito”, indica la alerta del Departamento de Estado estadounidense.

Comentarios

Tipo de Cambio