El horrible crimen de los Moreno Hernández

Foto: Gerardo Andrade / Foto: Cortesía
Edición Impresa lunes, 13 diciembre, 2021 10:00 AM

A los cinco integrantes de la familia -una mujer, un hombre y tres menores de edad-, les dispararon con un fusil de asalto calibre .223 Remington. De acuerdo con las investigaciones iniciales, se trató de un asesino solitario, conocido además por los Moreno, pues se asume que le abrieron la puerta y le dejaron entrar. En la investigación, participan autoridades de Estados Unidos, cuya nacionalidad tenían cuatro de las víctimas

Incluso a los tres niños menores de edad, el asesino de la familia Moreno Hernández, les dio el tiro de gracia. A todos. También a los adultos, un hombre y una mujer.

El horrible asesinato de una familia, en cuya investigación participan autoridades de Estados Unidos, dado que la madre y sus hijos eran ciudadanos de aquel país, sucedió el viernes 3 de diciembre en la colonia Nueva Aurora Sur en Tijuana.

En la casa marcada con el número 7014 de la privada La Luna, la familia Moreno fue asesinada. Los investigadores indican que el autor del quíntuple homicidio fue un conocido de los padres. No avistaron señales de forcejeo para acceder a la vivienda, indicio que, al asesino, le abrieron la puerta y le dejaron entrar al hogar donde descansaban tres menores de edad.

Incluso la autoridad, presume que podría tratarse de un familiar del padre o la madre de los niños.

El padre fue identificado como Gerardo Moreno. La madre, como Jazmen Hernández, y los hijos de ambos, Andrew, de 9 años de edad; Annemarie, de 8; y Sofía, la más pequeña, de 4 años de edad.

Hiram Sánchez Zamora, encargado de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), informó que están trabajando de manera coordinada con las autoridades de EU, ya que la mujer y sus hijos eran ciudadanos de Fresno, California.

La historia de la familia Moreno Hernández es como la de muchos que residen en la frontera tijuanense. Después de años de trabajar en la Unión Americana y haber formado una familia allende la frontera, Gerardo Moreno había sido deportado hacia México en 2019.

En suelo mexicano se instaló en la colonia Nueva Aurora Sur, Delegación San Antonio de los Buenos. Ahí vivía con su esposa e hijos, todos ellos, con nacionalidad norteamericana.

A una semana de las investigaciones, los agentes de la FGE no tienen líneas de investigación que relacionen el quíntuple homicidio con el narcotráfico o el crimen organizado, aunque no lo descartan.

El asesino, una sola persona, utilizó a su vez una sola arma, un fusil de asalto. Los casquillos encontrados en la escena del crimen, de calibre .223. Se trata de un 223 Remington, el cual, de acuerdo con información armamentística en internet, es identificado como “uno de los cartuchos de fusil más comunes en Estados Unidos, se utiliza ampliamente en dos tipos de fusiles: los fusiles Varmint (…) y en fusiles semiautomáticos como el Colt AR-15 y la carabina Riger Mini-14”. Con esta misma arma, los cinco miembros de la familia, recibieron el tiro de gracia.

Aun con esta evidencia, la utilización de un fusil de asalto, normalmente utilizado por células del crimen organizado y el narcotráfico, Sánchez refiere que no hay indicios de esta actividad en el terrible crimen: “No hay ningún indicio que nos haga ver que ellos, los padres, tengan alguna relación -con algún acto delictivo-. Definitivamente la línea de investigación más sólida va en base a las relaciones personales de los adultos, obviamente, pero no hay nada que nos haga ver que sea un tema de narcomenudeo, de delincuencia organizada”.

Y reiteró: “Hasta este momento la línea de investigación más sólida va encaminada precisamente a las relaciones personales de las víctimas”.

En la carpeta de investigación, la FGE ha documentado que sólo se usó un arma para asesinar a la familia Moreno Hernández, un rifle de asalto calibre .223, el cual, de acuerdo con la investigación, no se tiene registro que haya sido utilizado en otro crimen.

Lo que sí han podido determinar, es que efectivamente, se trató del acto criminal de un autor solitario.

El funcionario detalló que, aunque Jazmen Hernández y los menores eran ciudadanos de Fresno California, prácticamente vivían con Gerardo Moreno, por lo que se investigan las relaciones personales de ambos padres, “en ocasiones cruzaban a trabajar y regresaban, entonces, no necesariamente venían esporádicamente, pasaban varios días, o sea, sí tenían residencia en Tijuana”, explicó el encargado de la FGE.

Hasta el cierre edición, jueves 9 de diciembre, los cadáveres de la familia Moreno Hernández permanecían en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), a la espera que la abuela materna de los menores haga la identificación y confirme varios detalles, como si Gerardo Moreno era el padre de los niños.

“Estamos en pláticas con la abuela materna de los menores y de la propia víctima para entregarle los cadáveres, había dicho que iba venir -de Fresno, California- en días pasados, no lo ha hecho así y estamos en espera, por lo menos de los tres infantes y de la madre. Estamos trabajando, no podemos afirmarlo -si el hombre es el padre biológico-, sabemos que hay un parentesco, si es consanguíneo o por afinidad, será lo que se establecerá en la carpeta de investigación; lo cierto es que no hay duda que son hijos de la víctima de género femenino”, finalizó Hiram Sánchez Zamora.

 

VECINOS ESCUCHARON RUIDOS “COMO DE COHETES”

Lo que escucharon quienes residen en las inmediaciones de la casa de los Moreno Hernández, fue como “cohetes”, pero con intervalos de tiempo. Por eso los vecinos señalaron que no se enteraron del atroz crimen hasta que llegaron las patrullas de todas las corporaciones policiacas y el Ejército Mexicano.

“Yo estaba en mi casa, creo que como a las siete de la tarde -del 3 de diciembre- se escuchó algo, pero no sabía de qué se trataba, ya después las sirenas de las policías se empezaban a escuchar y se pararon enfrente de la casa”, afirmó un vecino de la familia Moreno Hernández.

“Se empezó a escuchar como cohetes, pasaba tiempo y se escuchaba otra vez, por eso creo que nadie se dio cuenta, (las víctimas) eran personas tranquilas que no se metían con nadie”, declaró otro vecino de la familia acribillada.

Los propios residentes de la colonia Nueva Aurora Sur, señalaron que un joven pasó por un costado de la casa y se percató que al interior había una persona lesionada; fue él quien marcó al número de emergencias 911.

“Un chavalo que pasó, creo que es el que le llamó a la Policía, entonces, pues ya nosotros vimos cómo llegaron las patrullas y ya después empezamos a enterarnos que habían matado a la familia, incluyendo a los niños. Creo que fue alguien que los conocía, porque les dispararon adentro de su casa, o sea, no balacearon la casa desde afuera, si se fija, las paredes no tienen huellas de bala”, dijo a ZETA un hombre que prefirió mantener el anonimato.

Las familias Moreno y Hernández iniciaron una cuenta en GoFundMe (https://gofund.me/4e08eb8f) para recabar fondos y pagar por el traslado los cuerpos a Fresno, California. Hasta el momento, los familiares desconocen por qué se cometió el multihomicidio.

 

OTRO MENOR ASESINADO

A las 06:10 horas del sábado 4 de diciembre se reportó un doble asesinato al interior de la vivienda marcada con el número 8110 de la calle Sierra de Juárez en la colonia Camino Verde, Delegación Sánchez Taboada.

Al llegar, las autoridades localizaron a Israel Robledo González, de 41 años, y a Fabián Israel Robledo Camargo, de 17, con impactos de bala; además de una cartulina con una amenaza escrita:

“HAY ESTA TU GENTE BACTERIA O CABO 20 BUENO PARA NADA POR QUE NI PARA PELEAR SIRVES YA QUE NI PARA ESO TIENES CAPACIDAD PINCHE CORRIENTE MITOMANO RECONOCE YA NO TRAES NADA TODA TU JENTE TE ESTA TRAISIONANDO POR MUGROSO ATT: EL CABO 13 CDS DE LA ‘A’”.

De manera extraoficial, vecinos informaron a las autoridades que el menor nació con Síndrome de Down, sin embargo, la FGE lo desmintió, ya que el menor tenía labio leporino y aún no se comprueba si el adulto era su padre.

“No tenía Síndrome de Down, tenía al parecer labio leporino. Aún no se sabe que sea hijo del hombre, pero asumimos que así fue”, aclaró el encargado de despacho de la FGE, Hiram Sánchez Zamora.

 

Comentarios

Tipo de Cambio