Belfast

Foto: Internet
Cultura lunes, 27 diciembre, 2021 12:00 PM

La realidad no es más que la manera en que cada individuo la percibe. Esa es la premisa sobre la cual el británico Kenneth Branagh reconstruye esta historia de raigambre personal.

Claro está que el cineasta sabe muy bien lo que hace, pues si algo le sobra es experiencia y además parte de su formación shakesperiana en cada proyecto que realiza. Ahora, esto es evidente en una película verdaderamente monumental que ni siquiera se limita por el blanco y negro con el que fue filmada. Al contrario, este es un recurso utilizado con maestría por el cinematógrafo Haris Zambarloukos y la narrativa es tan sólida que la inmersión es una respuesta natural al guion, por supuesto también de Branagh.

El punto de partida son las vivencias de Buddy (Jude Hill), un niño protestante que vive con su familia en Belfast en los años sesenta. De pronto, su cotidianidad se violenta con la lucha religiosa que tendría que prolongarse. Esto lo experimenta el protagonista de distintas maneras, hasta con la amistad que hilvana con una compañera de colegio, que es católica.

Ciaran Hinds y Judi Dench son, como siempre, magistrales encarnando a los abuelos del pequeño, mientras que Jamie Dornan como Pa, y Caitriona Balfe como Ma, destacan a la cabeza de esta conflictuada familia donde el padre siempre busca mejores horizontes fuera de Irlanda, mientras que la madre permanece en casa, mortificada con las presiones económicas y la seguridad de sus hijos.

El largometraje está, además, escrito con pulcritud, edificado sobre diálogos que no se olvidan, como cuando la abuela admite que los irlandeses nacieron para emigrar, de lo contrario, el mundo no tendría bares.

Resistencia, amor, nostalgia, los estragos emocionales de un futuro incierto, todas son aristas de esta obra trascendente de Branagh, con una similitud a la “Roma” del mexicano Alfonso Cuarón, comparativo que, en vez de demeritar el trabajo cinematográfico, lo eleva no porque la propuesta sea superior, sino porque el cine siempre se nutre cuando los filmes están bien escritos, dirigidos con compromiso e interpretados por un elemento de primera que todo lo da. Como es el caso de “Belfast”, sin duda una de las contendientes para las importantes ceremonias de premiación que se avecinan a producciones de habla inglesa. ****

Punto final. – Por lo visto, el cine vía streaming llegó para quedarse.

Comentarios

Tipo de Cambio