16 cuerpos en fosa de Los Cabos

Foto: Antonio de Jesús Cervantes G..- Dos años trabajaron colectivos de búsqueda para dar con las fosas del Arroyo El Salto
Edición Impresa martes, 7 diciembre, 2021 12:00 PM

Más restos serán rescatados conforme avancen los días,

aseguran colectivos de Búsqueda de Personas

Desaparecidas. Once cuerpos ya fueron procesados por

Semefo. “Hemos trabajado muy duro y empieza a haber

resultados, ya logramos, ustedes lo saben, con este

esfuerzo colectivo, encontrar los restos de personas que

desaparecieron”: gobernador Víctor Castro

Aunque la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) sólo había procesado siete de once fosas clandestinas y localizado una oncena de cadáveres en las primeras, colectivos de Búsqueda de Personas confirmaron por lo menos 16 cuerpos y restos calcinados en una inhumación más en la zona conocida como Arroyo El Salto en San José del Cabo, municipio de Los Cabos.

La zona se localiza a la salida de la carretera de San José del Cabo a La Paz, a 30 kilómetros de la entrada al Centro de Reinserción Social de San José del Cabo, muy cerca del poblado Santa Anita, a sólo 55 kilómetros y una hora de camino del segundo centro turístico del país, Cabo San Lucas, donde se concentran miles de visitantes extranjeros.

“Pudimos localizar cinco osamentas el día domingo, ahí se quedaron Servicios Periciales levantando las osamentas, y entre semana localizaron dos más al momento de sacar los restos que ya habían sido localizadas ahí, ya iban siete. El domingo 28 tuvimos la segunda búsqueda, esa la íbamos a hacer en Cabo San Lucas, pero como vimos que estaban sacando muchas osamentas en el lugar, decidimos seguir la búsqueda en San José del Cabo, en el Arroyo El Salto, donde localizamos nueve osamentas más, que serían un total de 16 localizadas hasta ahorita”, expresó a ZETA Gabriel Álvarez Manríquez, miembro del colectivo Búsquedas por La Paz.

Hasta dos metros de profundidad están siendo encontrados sepultados cadáveres en Arroyo El Salto

Las búsquedas se han intensificado en ese punto, ya que hay grandes probabilidades de regresarles la tranquilidad a muchísimas familias josefinas que perdieron a un familiar en la guerra del narcotráfico, y que silenciosamente desaparecieron a cientos de personas.

Colectivos de búsqueda de desaparecidos estiman alrededor de 250 personas reportadas como no localizadas, con una carpeta de investigación y que sus familiares expusieron, pero consideran que hay aún más desaparecidos.

“Lo que está pasando es que, en cada fosa clandestina, en casi la mayoría está saliendo más de un cuerpo, así que la cifra de 16 osamentas pudiera aumentar más en estos días, por cómo va Servicios Periciales sacando las osamentas; también se localizó una fosa clandestina el 28 de noviembre, en esa misma zona, pero con restos calcinados, esa sí no estaba completa la osamenta, estaban quemados los restos”, añadió el representante del colectivo.

Desde hace dos años, los colectivos han intensificado sus recorridos en zonas aledañas tras recibir informes anónimos, más de 700 días de caminatas intensas y escarbar, hasta ahora que pudieron localizar el sitio, y a su vez, decenas de fosas clandestinas, San José del Cabo es el sitio de inhumaciones del narco.

El primer cementerio clandestino se localizó en el predio Zacatitos, y sólo a unos 40 kilómetros, este nuevo cementerio en el Arroyo El Salto, en un radio de 40 kilómetros a la redonda.

“Cada fin de año hacemos búsquedas masivas, nos juntamos todos los colectivos de Baja California Sur, esta vez se juntó el Colectivo Búsqueda por La Paz, Buscando Nuestros Tesoros de San José del Cabo, Buscando a Kaimorts, Búsqueda por Los Cabos y Búsqueda por el Valle. Se reunieron más de 40 familias el domingo 21 (de noviembre), que fue la primera búsqueda que tuvimos en San José del Cabo”, detalló Gabriel Álvarez.

 

ONCE CUERPOS YA PROCESADOS POR SEMEFO

Una osamenta fue localizada en el kilómetro 180 de La Paz a Ciudad Constitución

Desde el domingo 21 de noviembre hasta el jueves 2 de diciembre, se trabajó en once inhumaciones clandestinas localizadas en Los Cabos y en la carretera La Paz a Ciudad Constitución, a la altura del Kilómetro 180, muy cerca de la capilla a San Judas Tadeo en Comondú.

Cuando la PGJE confirmó el avance del procesamiento de las once fosas clandestinas, llevaban siete procesadas por once elementos de Servicios Periciales y Ministeriales, trabajos hasta las cinco de la tarde del 30 de noviembre, cuatro aún estaban pendientes del levantamiento de indicios.

“Con las fosas que han ido localizando, con el esfuerzo de los diversos colectivos en la entidad, conjuntamente con los trabajos institucionales de los tres niveles de gobierno, lo que ha venido localizando prácticamente la semana pasada, fueron seis en una primera instancia, otra más que se localizó al siguiente día, y en estos momentos se están desarrollando los trabajos periciales correspondientes ocho fosas, que nos confirmará una vez que terminen todos los trabajos ministeriales y periciales en Arroyo El Salto”, adelantaría Daniel de la Rosa Anaya, titular de la PGJE.

Los hallazgos confirmados y con miras a encontrarse más durante este fin de semana en las búsquedas colectivas, es de once cuerpos en San José del Cabo y uno más en el tramo carretero de Comondú. Los restos humanos tienen una antigüedad de entre dos y tres años.

Según la carpeta con Número Único de Caso (NUC) SJC/2694/2021, iniciada el 21 de noviembre, en la primera fosa encontrada a 30 kilómetros del acceso al penal de mediana seguridad, se encontraron cuatro cuerpos el primer día, y en la segunda fosa un cuerpo, procesado el 24 noviembre.

En las investigaciones hechas por Servicios Periciales ubicaron una fosa más, a 20 metros al Sur de las primeras con un cadáver; a las 9:00 horas del 29 de noviembre se encontraron dos cadáveres más, y en una fosa a 30 metros de la primera en dirección al Sur, otro cuerpo sin vida.

Al día siguiente, en la tercera y cuarta fosa, a 20 metros al norte de las primeras, dos cuerpos, uno en cada fosa, por lo que se continuó con el procesamiento y verificación de restos humanos. Hay cuatro fosas pendientes de examinar, las cuales estuvieron en procesamiento desde el miércoles 1 de diciembre.

Las búsquedas se mantendrán por dos semanas más, los colectivos pondrán especial cuidado en “el panteón clandestino de San José”, debido a que hay más indicios de cuerpos enterrados, además de que aprovecharán el equipo de la PGJE para efectuar más búsquedas.

Sin más ni más, el gobernador Víctor Castro Cosío expuso que, gracias al esfuerzo y acompañamiento de su administración, se ha conseguido la ubicación de fosas clandestinas, cuando ha sido de los colectivos ciudadanos de búsqueda de personas desaparecidas.

“El acompañamiento del Gobierno del Estado empieza a dar resultados, cuando menos este delito que afecta a la humanidad, que es la desaparición forzada de personas, que desaparezcan en Baja California Sur, en el país y el mundo, es lo peor que nos puedan hacer. Hemos trabajado muy duro y empieza a haber resultados, ya logramos, ustedes lo saben, con este esfuerzo colectivo, encontrar los restos de personas que desaparecieron”, lanzó el mandatario.

Servicios Periciales trabaja en el procesamiento de los cuerpos contenidos en fosas en San José del Cabo

Castro celebró que en este último periodo no lleguen a los 100 desaparecidos, 85 para ser exactos de enero a octubre de 2021.

De acuerdo con las denuncias contenidas en el Colectivo de Búsquedas por La Paz, de 2017 a la fecha hay 485 personas reportadas como desaparecidas y no localizadas; 85 corresponden al año en curso, y 400 en el transcurso de cuatro años.

Según el promedio de denuncias, de 2017 a 2020 desaparecieron 8.3 personas al mes, en lo que va de 2021 han desaparecido 8.5 al mes, lo que implica un incremento promedio de 2.35%, pero para el gobernador, “por fortuna son pocas” y “no llegan a 100 de este último periodo, sin embargo, ustedes saben que tenemos más de 500 oficialmente desaparecidos”, resbaló Castro Cosío.

 

EL PANTEÓN CLANDESTINO DE SAN JOSÉ

El terreno del Arroyo El Salto en San José del Cabo consta de un suelo arenoso y duro a la vez, la cubierta es de arena, pero al cabo de medio metro se endurece el piso, por ello las labores de búsqueda se complicaron, aunado al paso de las lluvias que arrastró más tierra y los cubrió, algunos fueron destapados.

Los familiares de desaparecidos, en especial los grupos de búsqueda, incluso los mismos familiares le conocen como “El Panteón de San José”, debido a que con recurrencia los miembros de la delincuencia organizada enterraban a sus víctimas, particularmente a narcomenudistas.

“Estamos hablando de un kilómetro aproximadamente que está lleno de fosas clandestinas, están seguiditos, fosas profundas de más de dos metros de profundidad. Hace como dos años habíamos recibido una llamada anónima, y hemos investigado sobre este punto, no la hallábamos hasta esta vez que dimos con el punto y dijimos, vamos a hacer la búsqueda masiva, y ahí fue donde salió positivo y se están localizando todas estas osamentas. Ya le pusimos de nombre ‘El Panteón Clandestino de San José’, porque es muy grande el terreno”, expuso Álvarez Manríquez.

Acorde con los hallazgos en la zona, por decisión de los colectivos, se acordó continuar la búsqueda en el lugar, debido a que se cuenta con informes de terreno de más posibles fosas clandestinas, lo cual se traduce en el descanso de más familias cabeñas.

“La búsqueda de este fin de semana iba a ser en La Paz, pero igual vamos a seguirle en el mismo punto, porque la probabilidad es muy alta de que haya fosas ahí y vamos a seguir escarbando, no vamos a quitar el dedo del renglón hasta sacar a todos de ahí”, advirtió el miembro de Búsquedas por La Paz.

Gabriel Álvarez, quien por años ha buscado a su madre, hoy encuentra una posibilidad remota, sin embargo, implicaría el descanso de otros de sus compañeros de búsqueda.

Aunque menores, las pistas sirvieron de mucho para la ubicación del terreno, y como no hubo mayores datos, buscarán aproximadamente en un kilómetro a la redonda para intentar el rescate de más cuerpos.

“¿Ha sido complicado llegar a este cementerio clandestino? Sí, porque no nos habían dado coordenadas, no nos habían dado un lugar exacto, solamente por el ojo de agua, nos decían así, y buscamos el ojo de agua y dimos con este punto del Arroyo El Salto, que había un ojo de agua, y con más investigaciones que se hizo por parte de las familias, dimos con este punto, solamente hay que escarbarle y ya dimos con este punto”, reiteró el activista.

 

228 CUERPOS SIN IDENTIFICAR

En julio, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Baja California Sur estimaba 51 personas reportadas como desaparecidas y que no fueron localizadas en 2021; para octubre la cifra creció a 85 reportados oficialmente, con carpeta de investigación y datos generales.

En los últimos tres meses hubo 24 personas no localizadas, es decir, ocho sudcalifornianos desaparecen al mes.

“En todo el Estado tenemos 485 personas desaparecidas, son los que han reportado en el Colectivo, y sólo en este año tenemos 85 personas desaparecidas. Nuestros registros vienen de 2017 a la fecha”, recordó Gabriel Álvarez.

Gabriel Álvarez Manríquez, miembro de Colectivo Búsqueda Por La Paz informó de por lo menos 16 cuerpos en fosas clandestinas

En 2017, 2018 y parte de 2019, Los Cabos fue escenario de múltiples enfrentamientos entre células de los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, lo que además de enfrentamientos a mano armada, incrementó los levantones o privaciones ilegales de la libertad, como lo reconoce el gobierno de Baja California Sur.

Si bien, los enfrentamientos se redujeron a mediados de 2019, todo 2020 y lo que va de 2021, la desaparición de personas por células delincuenciales no cesó.

“En San José del Cabo es donde hay más personas desaparecidas en lo que tenemos del Colectivo de Búsqueda Por La Paz, como 250 familias reportando sus familiares desaparecidos, pero sabemos que el número es mucho más alto, solamente es el registro que tenemos en la página. Ahorita hay más de 228 cuerpos en fosa común, no es fácil identificarlos, no queremos que esos cuerpos que estamos localizando se vayan también a fosa común”, expuso el joven.

Sólo haciendo números, con los restos ya localizados en fosas clandestinas, los identificados, 228 víctimas que yacen en fosa común y 485 personas reportadas como desaparecidas y que no han podido ser localizadas, se estaría hablando de aproximadamente 800 víctimas privadas de la libertad y posiblemente asesinadas. Incluso hay posibilidades de que existan más víctimas que no fueron reportadas por sus familias por temor o amenazas de los criminales.

“228 son los que nos dijeron hace un mes los de Servicios Periciales y el señor procurador, y no han sido identificados, los tienen en el panteón forense. Vamos a seguir en la misma zona, le estamos hablando a todas las familias que tienen un familiar desaparecido en San José para que se unan, porque sí ocupamos muchas manos, es mucho terreno y es muy cansado, sobre todo la profundidad donde los están enterrando en ese lugar”, explicó.

Los colectivos de Búsquedas de Personas hacen un llamado a toda la sociedad sudcaliforniana y a los imputados que privaron de la libertad a las víctimas, para que den informes de la localización de sus desaparecidos, no se buscan culpables, sólo quieren encontrar sus tesoros.

Álvarez Manríquez informó que hay 228 personas enterradas en el panteón de la PGJE o fosa común en espera de ser reconocidos, pero sólo se logrará con el ADN de sus familiares, por lo cual deben acudir a las instancias a donar su muestra y así identificar los cuerpos ya localizados.

“Si saben de una fosa clandestina como esta, o dónde podrán estar sus familiares desaparecidos, que nos lo hagan saber, todo es anónimo, todo se queda hasta ahí, lo único que queremos es localizar a nuestros familiares desaparecidos; también el llamado a todas las familias que tienen un desaparecido, que se hagan sus pruebas de ADN, porque sus cuerpos deben regresar a casa, no deben quedar en fosa común”, lanzó.

Gracias a la participación de familiares y algunos voluntarios, los colectivos han ido creciendo, es cansado y demanda el uso de herramientas pesadas, es demasiado el esfuerzo para localizar osamentas, no así el de la labor de localización de más fosas.

“Nos faltan más picos y palas, es lo que más ocupamos, porque el terreno es duro y muchas veces decimos ‘aquí no va a haber, porque está muy duro’, pero sí están saliendo muchos, son osamentas de dos a tres años, está muy antiguas las osamentas”, finalizó el representante del Colectivo Búsquedas por La Paz.

Comentarios

Tipo de Cambio