Reconoce FICM propuestas fílmicas, y señala la deuda federal con la cultura

Espectáculoz martes, 2 noviembre, 2021 1:13 PM

Señala Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) la deuda de la federación con la cultura, cuyo presupuesto es de 0.006%, del 1% del Producto Interno Bruto que recomienda la Unesco deben dedicar los gobiernos a la cultura.

 

Morelia, Michoacán.- Triunfa el filme “50 o dos ballenas se encuentran en la playa”, ópera prima de Jorge Cuchí, el cual fue reconocido con el Ojo a Largometraje Mexicano, a su vez, los protagonistas de la misma, Karla Coronado y José Antonio Toledano, fueron reconocidos con el Ojito a Mejor Actriz y Actor respectivamente, mientras la cinta “Nudo Mixteco”, de la actriz y directora Ángeles Cruz, fue reconocido con el Premio del Público, y Mejor Guion de Largometraje Mexicano de Ficción; a su vez, la película “El otro Tom”, de Rodrigo Plá y Laura Santullo, recibió el premio a Mejor Dirección; todos ellos en la ceremonia de clausura de la décimo novena edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), realizada en la Sala 4 de Cinépolis Morelia Centro.

Con el visto bueno de expertos cinematográficos internacionales integrado por Volker Schlöndorff, Mark Cousins, Philippe Claudel, Elizabeth Lo, Sadie Tillery, Tatiana Huezo, Ehsan Khoshbakht, Farah Clementine Dramani-Issifou, José F. Rodríguez, Luna Marán, Manuel Elías López Monroy y Paula Amor, dichas películas triunfaron en la competencia del encuentro fílmico, así como “Vaychiletik”, de Juan Javier Pérez, condecorado con la
Mención Especial a Largometraje Documental Mexicano; “Temporada de campo”, de de Isabel Vaca recibió el Premio del Público a Largometraje Documental; mientras “Las hostilidades” de M. Sebastián Molina el Ojo a Largometraje Documental Mexicano.

Luego de 6 días de actividades, el Festival Internacional de Cine de Morelia logró 210 funciones presenciales en salas de cine y teatros, sumando 18 mil espectadores, y 30 mil vía online a través de Cinépolis Klic, con lo que el encuentro más importante para el cine mexicano, volvió a vivir jornadas muy cercanas a la normalidad, demostrando que el cine nacional “no solo sigue de pie, sino que sigue con el mismo dinamismo que ha tenido durante estos ultimos años”, expresó Alejandro Ramírez, Director de Cinépolis y Presidente de FICM.

Por su parte, Cuauhtémoc Cárdenas Batel, Vice Director del Festival Internacional de Cine de Morelia mostró su agradecimiento y lanzó su crítica referente al presupuesto destinado a la cultura: Gracias al público de Morelia y a la gente que nos visita, gracias a los que nos permiten mostrar su trabajo que participaron en las secciones competitivas que son la razón de ser de este encuentro. Esperamos que esta premio sea el inicio de un camino aventuroso. Tengo que insistir en un tema que he venido señalando desde hace muchos años, para decirlo con mucha precisión, desde hace muchos presupuestos de la federación. La Unesco recomienda destinar como mínimo el 1% del producto interno bruto a la cultura, el nuevo proyecto de presupuesto elaborado para el 2022, contempla de 15 mil millones de pesos para la cultura, esto entre 17 y 18 veces menos del mínimo recomendado. El Estado Mexicano sigue teniendo una deuda con la cultura, puede haber cambios en los recursos destinados, en las prioridades culturales, podremos coincidir o estar en contra de determinados programas, pero lo que no cambia independientemente de qué fuerza gobierne es la miseria presupuestal en la que se tiene sometida la cultura son muchos sexenios ya de arrastrar la indiferencia, porque un aumento de mil millones es solamente indiferencia, el 1% del Producto Interno Bruto equivaldría a 260 mil millones de pesos, este año pasaremos de 14 a 15 mil, que es como 0.006% del Producto Interno Bruto, y nos quedan a deber 245 mil millones de pesos, yo no sé si exigir más a la cultura sea un asunto de chairos y fifis, eso es irrelevante, lo que sí, es que es un asunto importante, sin crecimiento económico, sin inclusión social, sin cuidado medio ambiental, y sin cultura, no hay desarrollo, son esos los 4 pilares, y sin ellos no es posible el desarrollo sustentable”, subrayó el también fundador del FICM.

Y enfatizó: “Elevemos ya el debate, desterremos la descalificación de lo diferente, disfrutemos de las diferencias de forma civilizada porque necesitamos fortalecer el acceso a la cultura para ser más fuertes las identidades de nuestros pueblos, la preservación de nuestras tradiciones, para encontrar nuevas formas y lenguajes para expresar nuestros sentires, alegrías, y pesares. Necesitamos a la cultura para construir un futuro, pero sobre todo para forjar un presente digno, incluyente y en paz. Necesitamos más poetas y menos metralletas, basta de balas y batallas, queremos salas y pantallas, queremos más escenarios y menos sicarios, más danza y que termine la matanza, para que esta tierra nuestra poco a poco vuelva a estar llena de melodías y no de policías.

Cabe destacar los premios a Cortometrajes como “La cuarta puerta”, de Hugo Magaña que recibió el Premio de la Selección de Cortometraje Mexicano en Línea; mientras en el Concurso Michoacano de Guion de Cortometraje “Tú que ves mejor, dime lo que está pasando”, escrito por Diana Gabriela Vázquez Ávalos, fue honrado; al mismo tiempo que la Sección Michoacana reconoció a “La espera”, de Celina Yunuen Manuel Piñón con Mención Especial; y “La libertad interna”, de Porfirio López Mendoza el Ojo.

En la sección de Cortometraje mexicano “Tío”, de Juan J. Medina fue la Mención Especial; “Mi edad, la tuya y la del mundo”, de Fernanda Tovar, la Mención Especial de Cortometraje Mexicano Documental; “Cinco de junio”, de Humberto Flores Jáuregui, la Mención Especial de Cortometraje Mexicano de Ficción; el Ojo a Cortometraje Mexicano de Animación fue para “La odisea espeleológica de Sócrates”, de Aria Covamonas; el Ojo a Cortometraje Mexicano Documental lo recibió “Yollotl (Corazón)”, de Fernando Colín Roque; mientras “Al motociclista no le cabe la felicidad en el traje”, de Gabriel Herrera, fue honrado con el Ojo a Cortometraje Mexicano de Ficción.

Por otra parte, el Premio de la Asociación de Mujeres en el Cine y La Televisión de México reconoció a Teresa Camou con el Premio a Mejor Largometraje Documental por “Cruz”, al mismo tiempo que Impulso Morelia que tributa a los trabajos en proceso de producción reconoció a “Un lugar llamado música”, de Enrique M. Rizo; el Premio José María Riba y Premio de Estudios Splendor Omnia fue otorgado a “Benigno Cruz”, de Jorge Hernández Aldana; el Premio Churubusco fue para “Cartas desde el país de los Tarahumaras”, de Federico Cecchetti.

 

Comentarios

Tipo de Cambio