México afirma que se sumó, en la COP26, a pacto contra la deforestación mundial

Foto: Cuartoscuro
Destacados martes, 2 noviembre, 2021 2:22 PM

El Gobierno mexicano afirmó, que este mismo martes 2 de noviembre, entregó su “unión formal al llamado” lanzado en el marco de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26), para “la declaratoria de bosques y uso de la tierra”, ello después de que Reino Unido diera a conocer la lista de 105 países firmantes, entre los que no aparecía México.

“México entregó hoy su unión formal para la declaratoria de bosques y uso de la tierra que se dio en el marco de la 26ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se está llevando a cabo en Glasgow, Escocia, Reino Unido. Esa declaración fue previamente firmada por 105 países”, indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“La declaración es un compromiso de los líderes del mundo para trabajar de manera colectiva a fin de detener y revertir la pérdida de los bosques y la degradación de la tierra para el año 2030, a la vez de promover un desarrollo sostenible y promover una transformación rural inclusiva”, abundó la Cancillería.

Asimismo, a través de un comunicado, el Gobierno mexicano subrayó que “se espera que en los siguientes días más naciones se unan a la declaratoria [Declaración de Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra], como las 15 que, incluyendo México, se adhirieron hoy”, con la cuales suman 124 países.

“Nos comprometemos a trabajar colectivamente para detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de tierras para el 2030, a la vez que promovemos el desarrollo sostenible y una transformación rural incluyente”, señala la declaración, que hasta ahora han firmado 105 países, que representan alrededor del 85 por ciento de los bosques del mundo.

Los países se comprometen a “conservar bosques y otros ecosistemas terrestres y a acelerar su restauración”, así como facilitar políticas comerciales y de desarrollo que “promuevan el desarrollo sustentable” y que “no conduzcan a la deforestación y degradación de la tierra”, entre otros elementos.

La declaración -cuya ceremonia de lanzamiento fue encabezada por el primer ministro británico, Boris Johnson- también contempla conservar los bosques y otros ecosistemas terrestres, reducir la vulnerabilidad y construir resiliencia en áreas rurales, rediseñar políticas agrícolas y promover la seguridad alimentaria.

Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), en México se reportan 212 mil hectáreas de bosques deforestadas al año. Además, existen 122 zonas críticas forestales por distintos ilícitos que se han identificados en 20 estados de la República, como tala clandestina, lavado de madera, extracción de madera sana, sobreexplotación de los recursos forestales, incumplimiento de programas de manejo, cambio de uso de suelo, incendios forestales provocados y delincuencia organizada.

Según datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), los bosques albergan 60 mil especies diferentes de árboles, el 80 por ciento de las especies de anfibios, el 75 por ciento de las especies de aves y el 68 por ciento de las especies de mamíferos de la Tierra. Sin embargo durante los últimos 13 años, más de 43 millones de hectáreas de bosque han sido devastadas en esos ecosistemas.

El pasado 28 de octubre, la SEMARNAT informó que la delegación mexicana en Glasgow estaría encabezada por María Luisa Albores González, junto con representantes de la SRE, así como de la Embajada de México en Reino Unido, y que se impulsaría a México como un aliado en la defensa del planeta y al medio ambiente a partir de programas como Sembrando Vida.

“Seguir promoviendo las soluciones basadas en la naturaleza como el programa Sembrando Vida que cubre aspectos sociales, productivos y ambientales frente a la mitigación del cambio climático, pero sobre todo dándole la misma importancia a la adaptación”, indicó la SEMARNAT en un comunicado.

Por otra parte, durante la ceremonia, realizada en el marco de la COP26 -que se lleva a cabo en Glasgow, Escocia-, se anunciaron contribuciones por 19.2 millones de dólares en fondos privados y públicos para financiar sus acciones. Además, México se sumó al compromiso de reducir las emisiones de metano para el 2030.

EL TEXTO ÍNTEGRO DE LA ‘DECLARATORIO DE USO DE BOSQUES Y LA TIERRA’

Declaración de los líderes de Glasgow sobre los bosques y el uso de la tierra

Nosotros, los líderes de los países identificados a continuación:

Enfatizamos las funciones críticas e interdependientes de los bosques de todo tipo, la diversidad biológica y el uso sostenible de la tierra para permitir que el mundo cumpla sus objetivos de desarrollo sostenible; ayudar a lograr un equilibrio entre las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero y la eliminación por los sumideros; adaptarse al cambio climático; y mantener otros servicios de los ecosistemas.

Reafirmamos nuestros respectivos compromisos, colectivos e individuales, con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, la Convención sobre la Diversidad Biológica, la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación, los Objetivos de Desarrollo Sostenible; y otras iniciativas relevantes.

Reafirmamos nuestros respectivos compromisos con el uso sostenible de la tierra y con la conservación, protección, manejo sostenible y restauración de los bosques y otros ecosistemas terrestres.

Reconocemos que para cumplir con nuestros objetivos de uso de la tierra, clima, biodiversidad y desarrollo sostenible, tanto a nivel mundial como nacional, se requerirán más acciones transformadoras en las áreas interconectadas de producción y consumo sostenibles; desarrollo de infraestructura; comercio; finanzas e inversiones; y apoyo a los pequeños agricultores, los pueblos indígenas y las comunidades locales, que dependen de los bosques para su sustento y tienen un papel clave en su gestión.

Destacamos las áreas de gran progreso en los últimos años y las oportunidades que tenemos ante nosotros para acelerar las acciones.

Por lo tanto, nos comprometemos a trabajar colectivamente para detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra para 2030, al mismo tiempo que ofrecemos un desarrollo sostenible y promovemos una transformación rural inclusiva.

Fortaleceremos nuestros esfuerzos compartidos para:

Conservar los bosques y otros ecosistemas terrestres y acelerar su restauración;
Facilitar políticas de comercio y desarrollo, a nivel internacional y nacional, que promuevan el desarrollo sostenible y la producción y el consumo sostenible de productos básicos, que redunden en beneficio mutuo de los países y que no impulsen la deforestación y la degradación de la tierra;
Reducir la vulnerabilidad, generar resiliencia y mejorar los medios de vida rurales, mediante el empoderamiento de las comunidades, el desarrollo de una agricultura rentable y sostenible y el reconocimiento de los múltiples valores de los bosques, al tiempo de reconocer los derechos de los pueblos indígenas, así como de las comunidades locales, de conformidad con las normas pertinentes. legislación nacional e instrumentos internacionales, según corresponda;
Implementar y, si es necesario, rediseñar políticas y programas agrícolas para incentivar la agricultura sostenible, promover la seguridad alimentaria y beneficiar al medio ambiente;
Reafirmar los compromisos financieros internacionales y aumentar significativamente la financiación y la inversión de una amplia variedad de fuentes públicas y privadas, mejorando al mismo tiempo su eficacia y accesibilidad, para permitir la agricultura sostenible, la ordenación forestal sostenible, la conservación y restauración de bosques y el apoyo a los pueblos indígenas y las comunidades locales;
Facilitar la alineación de los flujos financieros con los objetivos internacionales para revertir la pérdida y degradación de los bosques, al tiempo que se garantiza la implementación de políticas y sistemas sólidos para acelerar la transición a una economía que sea resiliente y promueva los bosques, el uso sostenible de la tierra, la biodiversidad y los objetivos climáticos.
Instamos a todos los líderes a unir fuerzas en una transición de uso de la tierra sostenible. Esto es esencial para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, incluida la reducción de la vulnerabilidad a los impactos del cambio climático y mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 ° C y continuar los esfuerzos para limitarlo a 1.5 ° C, señalando que la ciencia muestra que se necesita una mayor aceleración de los esfuerzos si queremos mantener colectivamente los 1.5 ° C al alcance.

Juntos podemos tener éxito en la lucha contra el cambio climático, lograr un crecimiento inclusivo y resiliente, y detener y revertir la pérdida de bosques y la degradación de la tierra.

Comentarios

Tipo de Cambio