Maestra denuncia acoso laboral en UABC; universidad investiga

Foto:cortesía.- Margareth Rangel.
Ezenario lunes, 1 noviembre, 2021 12:00 PM

Directivos impunes ante quejas de docentes, la máxima casa de estudios no se responsabiliza

Una reiterada conducta de intimidación y acoso laboral, así como amenazas, afirma haber recibido la maestra Margareth Rangel, por parte de directivos de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

La docente adscrita desde enero de 2020 a la Facultad de Ingeniería y Negocios, Facultad Ciudad Morelos, ha solicitado sin éxito una serie de medidas cautelares contra el subdirector Gilberto Manuel Galindo Aldana y la Directora Ana María Vásquez Espinosa, para quienes exige sanciones y capacitación en materia de derechos humanos por la manera en que tratan a su personal.

Expone haber sido objeto de hostigamiento en el lugar de trabajo, anulada para emitir opiniones ante otros compañeros catedráticos, a petición del director; asimismo fue requerida de manera presencial, sin justificación, en tiempos de resguardo por la pandemia, cuando los maestros contaban con licencia para laborar y tratar asuntos académicos de manera virtual.

Esta situación derivó en afectaciones a la salud de la docente, por lo que fue necesario iniciar tratamiento médico en el mes de agosto, primero de manera privada consultó a un especialista que le diagnóstico disfunción temporomandibular, trastorno mixto de ansiedad y depresión secundario a desgaste profesional, colitis y gastroenteritis.

Posteriormente, la maestra fue internada de emergencia en la Clínica 30 del Imss, el 28 de septiembre, donde se le diagnosticó una contractura muscular y reacción de ansiedad.

Menciona que al obtener incapacidad del Seguro Social debido a los padecimientos, fue obligada a presentarse a una junta con la directora, donde además se le impuso una amonestación no justificada.

La maestra recurrió a la coordinación de Recursos Humanos en Vicerrectoría de la UABC, para solicitar se impongan medidas disciplinarias a los dos directivos de la facultad; y para ella, el cambio de unidad académica, con la finalidad de poder desarrollarse plenamente y sin hostigamiento.

Sin embargo, denuncia que el entonces responsable, Antonio Berrelleza, “nunca dio respuesta formal ni cabal a las peticiones que le hice”.

Asimismo, su queja fue rechazada por la Junta Mixta de Conciliación y Resolución de la UABC y también le fue negado integrarse al Sindicato de Trabajadores por considerar que era una falta de respeto buscar la adscripción solamente porque se encontraba inmersa en un conflicto laboral reciente.

De este modo la docente considera que ha “peregrinado” por diversos filtros de la institución en busca de justicia laboral y tranquilidad para desenvolverse profesionalmente en un ambiente saludable, sin que alguna autoridad de la Máxima Casa de Estudios haya respondido favorablemente o siquiera reconocido el problema.

Agregó que como su caso hay otros más documentados, a la espera de que el rector Daniel Octavio Valdez Delgadillo haga cumplir los reglamentos de la Universidad.

 

UABC investiga

Ante las solicitudes y quejas que la maestra ha presentado ante las autoridades universitarias, el director de Recursos Humanos de la UABC, Emigdio Julián Becerra Valenzuela, respondió a ZETA que se trata de un tema en proceso de investigación, del cual aún no derivan sanciones para los administrativos señalados, pero sí se reconocen faltas cometidas por la profesora.

“Hemos realizado una investigación de manera presencial en la facultad y nos percatamos en el caso específico de la maestra que ha cometido algunas faltas al reglamento interno de la universidad y con base a ello se ha aplicado alguna amonestación”, comentó.

Explicó que se le invitó a la docente para que acudiera a las instancias pertinentes con el fin de resolver alguna inconformidad, por lo que ella acudió a la Comisión Mixta en materia laboral, y la comisión le respondió que existen áreas de oportunidad para solucionar sus conflictos con los directores del plantel, sin embargo, en ningún momento se ha reconocido el acoso laboral.

“Es un proceso en desarrollo y la totalidad del asunto no lo puedo comentar, pero tanto la comisión mixta como el Comité de Prevención a la Violencia de Género son instancias de la universidad integrados por sus mismos compañeros y trabajadores de la universidad que evalúan y en un momento dado atienden el tema”, comentó.

Dijo que la maestra debe “subsanar situaciones” que se han generado en la unidad académica, sin profundizar en los hechos denunciados por la trabajadora de la máxima casa de estudios.

Comentarios

Tipo de Cambio