Impunidad heredada

Columnaz lunes, 8 noviembre, 2021 12:00 PM

En los últimos tres o cuatro meses, el narcomenudeo es más visible en la Zona Norte de Tijuana, al menos así lo percibe José, un taxista que tiene años trabajando en el perímetro de las calles Baja California y Niños Héroes. Lo que más le llama la atención, es el actuar de la Policía Municipal bajo el mando del director Rafael Vázquez Hernández, ya que elementos que patrullan el área y presuntamente son los encargados de salvaguardar el orden y la seguridad de los tijuanenses, son quienes se acercan a los mismos “tiradores” de droga para exigirles moches. El conductor ha observado cómo los policías entablan conversaciones con los delincuentes, reciben dinero o en ocasiones obedecen cuando los criminales les dicen que “pasen más tarde, porque no les ha caído nada”. Y en efecto, se retiran en sus unidades, mientras los vendedores siguen distribuyendo la droga sin que nadie los moleste. Ciudadanos que son testigos de esta semana, todos los días, exigen a la alcaldesa Montserrat Caballero poner “más atención, que limpie a la Policía; hay familias, niños, mujeres que viven por ahí y corren peligro”. La colusión entre policía y vendedores de droga en la Zona Norte de Tijuana no es una novedad, pero sí algo evitable. Ahora sí que es responsabilidad del secretario de Seguridad, Fernando Sánchez, acabar con esta impunidad heredada. O como dijo el taxista, una “depuración de los malos elementos y más vigilancia en los focos rojos de la ciudad, entre ellos la Zona Norte”. De acuerdo con el reporte de incidencias de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la delegación Centro es unos de los distritos con más denuncias al 911. Sólo el miércoles 3 de noviembre, se registraron siete robos de vehículo con violencia, cuatro homicidios, tres robos sin violencia, un robo a comercio con violencia, un robo a casa habitación sin violencia y dos robos (otros) con violencia.

Comentarios

Tipo de Cambio