Engañoso decreto pesquero de Bonilla

Foto: Cortesía.- Alma Rosa García Juárez, Secretaria de Pesca y Acuacultura
Edición Impresa lunes, 1 noviembre, 2021 12:00 PM

“Ya tenemos malas experiencias, acabamos de padecer el embargo comercial del camarón, por descuidar algo que está vigilado a nivel internacional”, dijo la nueva secretaria de Pesca y Acuacultura de Baja California, Alma Rosa García Juárez, en referencia al atún aleta azul

El decreto mediante el cual gobierno estatal entregó 19 anuencias de pesca ribereña y en pequeña escala está mal, crea falsas expectativas y engaña a la gente, afirmó la próxima secretaria de Pesca y Acuacultura de Baja California, Alma Rosa García Juárez.

En entrevista con ZETA, la investigadora anunciada como titular del área en el gabinete de la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, habló del citado decreto -también rechazado por Inapesca, Conapesca y la Sader-, retos, oportunidades, debilidades, crecimiento económico y desarrollo sustentable, así como especies en peligro y de alto valor comercial.

Licenciada en Biología por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), García Juárez cuenta con maestría en Ciencia Pesquera por la Facultad de Ciencias del Mar en Mazatlán, Sinaloa y es doctora en Ciencias por el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste en La Paz, Baja California Sur.

Asimismo, es investigadora del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) desde 2004, centrándose en el manejo de recursos marinos, ecología marina, acuicultura y pesquerías.

Después de 13 años de haber sido creada y a dos años de haber sido degrada a subsecretaría y tras el paso de seis secretarios y una subsecretaria, la Secretaría de Pesca y Acuacultura revivirá en el organigrama estatal posterior al 1 de noviembre del año en curso.

—  Con la llegada de la gobernadora Marina del Pilar, Pesca deja de ser subsecretaría y volverá a ser secretaría. ¿Qué importancia representa esta modificación?

“Una gran oportunidad para el sector que se siente olvidado, lastimado, porque no es lo mismo que negocie un subsecretario que un secretario, te da otras atribuciones como convenios con la Federación, que si no eres secretario, no puedes llevarlos a cabo.

Te da ventanas de oportunidades para hacer convenios, por ejemplo, en la pesca deportiva, capacitación, actualización, cursos de supervivencia. Fueron años de lucha para que hubiera Secretaría de Pesca, se logró y luego se bajó de nivel, generando descontento entre el sector”.

El tema pesquero compete prácticamente en su totalidad a la Federación, ¿qué facultades tiene Baja California en materia pesquera?

“No significa que no puedas coadyuvar, más Baja California, que es productor de especies de alto valor comercial, uno de los cuatro estados que sostiene la pesquería y acuacultura en el país. Llevamos delantera con la industria, Ensenada llegó a ser ejemplo en Latinoamérica”.

¿Principales retos, oportunidades y debilidades?

“Una de las bondades del sector es que puedas hacer llegar tus productos a los mercados más exigentes del mundo, sin embargo, algo que tiene atrasado o descontento al sector son los lineamientos de Salud. El sector siente que no se ha trabajado de la mano para la certificación de plantas, de cuerpos de agua, los requisitos. Otras cuestiones no dependen de la mano del hombre, como el cambio climático, por lo que se debe buscar a la academia para estar preparados.

“Entre los retos está mejorar el ordenamiento; la gente que vive en el mar es quien puede cuidar lo que tiene, es decir, que sea compartida la responsabilidad entre el sector y las autoridades. Podemos reorganizar y compartir responsabilidades”.

¿Qué papel tendrá la academia en esta nueva gestión?

“Tiene que compartir sus conocimientos, no le veo caso que se estudie tanto un fenómeno, una investigación oceanológica, genética, si no se aplica. También hay que activar la Red de Investigación Nacional”.

Usted ha trabajado en el Instituto Nacional de Investigación Pesquera y Acuícola, dependencia que tiene voz en el otorgamiento y renovación de permisos y concesiones de pesca. ¿Qué opina del decreto firmado por Jaime Bonilla Valdez para otorgar anuencias o permisos estatales a los pescadores, especialmente a aquellos que pedían permisos para atún aleta azul con anzuelo?

“Con el debido respeto, está mal. Un gobierno estatal no puede emitir un permiso como lo describe el decreto. Escuché entrevistas que le hicieron a Bonilla en las que menciona la política del Presidente Andrés Manuel López Obrador acerca de igualdad social, eso es una realidad, pero no como lo manejaron.

“En el decreto habla de la hambruna en algunos estados, pero la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) habla de países que se están muriendo de hambre. Cuando la Ley dice ‘Estados’ se refiere a países, no a entidades federativas. No merece heredar un problema politizado, por buena que sea la intención. Ya tenemos malas experiencias, acabamos de padecer el embargo comercial del camarón, por descuidar algo que está vigilado a nivel internacional.

“En el caso del atún, es un recurso que anda por todo el planeta, por naturaleza nada por una franja, son tratados internacionales los que fijan la cuota de extracción, estamos dando material para que digan que somos irresponsables, tenemos el Alto Golfo de California, para qué buscamos eso. Hay que acercar a estos pescadores, guiarlos hacia donde encontremos una solución, sin que esto genere atraso de productividad. Es crear falsa expectativas, es engañar a la gente. No sé quiénes fueron sus asesores, desconozco los documentos en que se basaron”.

¿Se va a dar reversa a este decreto?

“Entro en funciones el 1 de noviembre, aún no tengo voto”.

¿Crecimiento económico o desarrollo sustentable?

“A las dos hay que apostarle. Si hablamos de hacer las cosas bien, tenemos que apuntar a la sustentabilidad, si no acabamos con las especies, generamos economía. Queremos que la actividad sea rentable y tengamos equilibrio”.

¿Más acuacultura o más pesca?

“Las dos pueden crecer, también hay otras alternativas que tal vez no hemos dado como nuevas fuentes de aprovechamiento. Hay mucho desecho que genera la captura o acuacultura: vísceras, conchas que se pueden utilizar como fertilizantes en hortalizas”.

¿Existe la vaquita marina?

“Los especialistas que tenemos han reportado muy pocos ejemplares. Es un organismo que ha causado mucho interés, junto con la totoaba. Nos dimos cuenta que la totoaba no está en peligro, por eso ya se ha buscado criarla en cultivo”.

¿Buscaría el aprovechamiento de totoaba para pesca deportiva?

“Es algo que está propuesto, no se han definido cantidades ni volúmenes, es cuestión de consensuar, pero sí está contemplada”.

¿Hay que temerle a la delincuencia organizada que se dedica a la pesca furtiva?

“No soy especialista en esto, pero si los delincuentes tuvieran un empleo digno, no se prestarían, obedece a la falta de oportunidades. En mi quehacer como bióloga no conozco mucho riesgo. Como Alma Rosa nunca he sido perturbada por nadie en zonas de peligro. He trabajado con la etnia Cucapá, me dicen que ya no venga porque hay peligro, pero no he estado en riesgo”.

Muchas gracias.

Comentarios

Tipo de Cambio