El Fiscal de Hierro (Primera parte)

Internet
Opinionez lunes, 1 noviembre, 2021 12:00 PM

“El hombre es el peor de todas las bestias, cruelísima para los demás y para sí mismo”.

-Richard Baxter

 

Javier Coello Trejo acaba de publicar recientemente un libro que venía preparando, según su aserto, desde hace algún tiempo, mismo que se denomina El Fiscal de Hierro; sin lugar a duda, el lector bien podría decirme que Javier Coello Trejo es un personaje sumamente controversial, tanto en el ámbito de la política como en la función pública.

Ha sido igualmente un discutido penalista, y como afirmábamos anteriormente, su punto máximo en el ámbito penal y del servicio público fue cuando, como subprocurador general de la Republica, fue designado como titular de la Lucha Contra el Narcotráfico, durante el sexenio del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari; después, como defensor de auténticos peces gordos del empresariado y la política, estuvo precisamente en el centro de los casos que sacudieron a la opinión pública y transitado por las entrañas del poder.

Precisamente por ello, afirma en sus memorias que las mismas tienen valor periodístico, sin olvidar que se trata de dichos que deben confrontarse con los señalados y desde luego, con todas y cada una de las resoluciones judiciales que resultaron de esos asuntos.

Vamos a tomar algunas de las afirmaciones que hace quien se ganó el mote de “El Fiscal de Hierro”, por haber consignado por corrupción a personajes emblemáticos más mal que para bien de la política; como el otrora poderoso líder del sindicato petrolero en México, Joaquín Hernández Galicia, (A) “La Quina” en el mes de enero de 1989.

Dentro de estas afirmaciones muy controversiales y ampliamente discutidas, se encuentran las siguientes:

1.- Que Jesús Piedra Ibarra, el desaparecido hijo de la ex candidata a la presidencia de la Republica Rosario Ibarra de Piedra, madre de la actual presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, fue quien asesinó al empresario regiomontano Eugenio Garza Sada, luego de su secuestro en septiembre de 1973 por la Liga Comunista 23 de Septiembre, de la cual el autor material formaba parte.

2.- Que el secuestro, en agosto de 1974, de José Guadalupe Zuno, suegro de Luis Echeverría Álvarez, fue una mentira inventada por el entonces Presidente para justificar la movilización de las tropas del Ejército Mexicano a la ciudad de Guadalajara en el estado de Jalisco, donde florecía el narcotráfico.

3.- Que el secuestro, tortura y homicidio del Agente Antidrogas Estadounidense Enrique “Kiki” Camarena entre febrero y marzo de 1985 -del que Washington sigue culpando al gobierno mexicano- fue porque era un agente doble; esto es, de la DEA y el Cartel de Guadalajara, encabezado por Miguel Ángel Félix Gallardo.

 

Benigno Licea González es doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue Presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”, A. C.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio