Aumentan las restricciones en Europa ante el aumento de casos de COVID-19

Foto: Cuartoscuro
Destacados viernes, 19 noviembre, 2021 8:19 AM

Luego de 20 meses de pandemia, diversos gobiernos alrededor del mundo -en especial de Europa- han decretado nuevas medidas para detener el avance del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), sobre todo ahora que han empezado las temperaturas más frías.

Hace poco, la Organización Mundial de la Salud advirtió que Europa era una vez más el epicentro de la pandemia y que, durante los próximos meses, podrían morir a causa de la COVID-19, medio millón de personas en dicho continente, que reportó un incremento de muertes del 10 por ciento y del 7 por ciento en nuevos contagios durante la primera semana de noviembre, en comparación con la semana anterior.

Austria encabeza las políticas restriccionistas, ello debido a un aumento de casos del 134 por ciento durante las últimas dos semanas, por lo que el Gobierno austriaco tomó medidas enérgicas limitando los traslados al trabajo, la escuela, las tiendas de comestibles y los centros de atención médica para los habitantes mayores de 12 años de edad que no están vacunados.

“Nuestra tarea como Gobierno federal es proteger al pueblo austriaco […] Estamos cumpliendo con esta responsabilidad”, dijo Alexander Schallenberg, canciller de Austria, durante una conferencia de prensa llevada a cabo el pasado domingo 14 de noviembre.

De forma parecida, en Alemania, el gobierno entrante ha dicho que impondrá medidas más estrictas para las personas no vacunadas, entre las que está exigirles que muestren una prueba negativa de COVID-19 antes de viajar en trenes o autobuses.

La Cámara alta del Parlamento alemán (Bundesrat) aprobó este mismo viernes 19 de noviembre, la nueva regulación contra la pandemia elaborada por la futura coalición de Gobierno que aspira a liderar el socialdemócrata Olaf Scholz con verdes y liberales.

El nuevo marco legal superó la ratificación, pese a las críticas del grupo conservador, que ayer la rechazó en el Bundestag (Cámara baja) y que había amenazado incluso con bloquearla en la Cámara de representación territorial.

La nueva ley contempla medidas como la obligación de presentar el certificado covid o un test negativo en el entorno laboral y el transporte público, así como la recomendación expresa de practicar el teletrabajo, en donde sea posible.

El jefe de Gobierno de Baviera, Markus Söder, anunció en conferencia de prensa que en dihco estado federado, con altas cifras de contagios de y muertes por COVID-19, se cancelan todos los mercados de Navidad y se cierran a partir de este día, bares, clubes y discotecas durante las próximas tres semanas.

Por su parte, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, dijo que no se puede descartar un confinamiento general en el país: “Estamos en una situación en la que no podemos descartar narda”, señaló este mismo viernes en conferencia de prensa.

Asimismo, Italia, que tiene una tasa de vacunación de más del 80 por ciento en las personas mayores de 12 años de edad, ya se encuentra entre los países europeos con las restricciones más estrictas. al requerir un pasaporte de salud que exige la vacuna o hisopados frecuentes para que los empleados puedan entrar a su trabajo.

Durante los últimos días, el Gobierno de Italia anunció que los taxis solo podrán llevar a dos personas, a menos que sean de la misma familia, y aprobó que las autoridades sanitarias o la policía detuvieran los trenes si los pasajeros mostraban síntomas que pudieran estar vinculados con el coronavirus.

“Me preocupa que aumenten los contagios antes de Navidad”, dijo el ministro de Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, durante una conferencia de prensa llevada cabo el pasado 14 de noviembre, en la cual añadió que las exigencias del pase de salud estaban diseñadas para que los negocios siguieran abiertos y que su país haría todo lo necesario para no tener que suspender actividades.

“Mire los otros Estados europeos, que tienen un nivel de vacunación menor que nosotros, están introduciendo una serie de medidas que son mucho más restrictivas que las nuestras”, agregó el canciller italiano Di Maio.

Aunado a lo anterior, Grecia presentó medidas que requieren que las personas no vacunadas presenten una prueba rápida o de PCR negativas para tener acceso a servicios públicos, bancos, tiendas y salones de belleza. Igual en cafés y restaurantes.

Ello derivó en una huelga de 24 horas, llevada a cabo el pasado martes 16 de noviembre, como protesta a las nuevas reglas. Las autoridades griegas han señalado que también están considerando otras medidas contra las personas que aún no se vacunan.

Francia, donde ahora la cantidad de nuevos contagios diarios se ha más que duplicado desde principios de octubre -de 4 mil a más de 8 mil-, anunció que el incremento de casos nuevos de COVID-19, se volverán a exigir los cubrebocas en las escuelas primarias y se endurecerán las restricciones.

A partir del 15 de diciembre, las personas de más de 65 años de edad, deberán recibir una dosis de refuerzo para seguir conservando el pasaporte de salud que les permite entrar a restaurantes, museos y trenes de largos recorridos.

Portugal, el cual ha vacunado a casi el 90 por ciento de su población, dejó de exigir el pasaporte de salud y levantó casi todas las restricciones relacionadas con el coronavirus, el pasado 1 de octubre. En España, país que ha alcanzado una tasa de vacunación del 80 por ciento, no se requiere ningún pasaporte de salud.

Boris Johnson, el primer ministro del Reino Unido -donde ha habido un brote de nuevos casos de COVID-19 durante las últimas semanas-, mantuvo su resistencia a declarar como obligatorio el uso de cubrebocas o los pasaportes de salud.

“Nuestros amigos del continente se han visto obligados a responder con diversos niveles de nuevas medidas, desde confinamientos totales hasta restricciones en los horarios de apertura de los comercios y restricciones a las reuniones sociales, pasando por los confinamientos para las personas no vacunadas”, señaló Johnson el pasado 15 de noviembre.

No obstante se comprometió con más firmeza con las vacunaciones, diciendo que se ofrecerán refuerzos a las personas de 40 años o más y que habrá segundas dosis para las de 16 y 17 años de edad, a quienes, hasta ahora, se les ha autorizado una sola dosis. Además, mencionó que le preocupaban “las nubes de tormenta que se ciernen sobre el continente”.

La situación también es crítica en Europa del Este. Por ejemplo, en Rumania, que tiene la segunda tasa de vacunación más baja de Europa, reportó recientemente la tasa per cápita de mortalidad por COVID-19 más alta del mundo. Asimismo, los hospitales en Bulgaria están inundados.

-Con información de agencias, Deustche Welle W y The New York Times.

Comentarios

Tipo de Cambio