OMS considera que vacunas chinas anti COVID y personas immunodeprimidas, requieren 3 dosis

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 11 octubre, 2021 9:35 AM

Las vacunas chinas contra el coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19), desarrolladas por los laboratorios Sinovac y Sinopharm, basadas en virus inactivados, necesitan ser administradas en tres dosis, cuando hasta ahora se inoculaban dos, según indicaron, este lunes 11 de octubre, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Todas las evidencias indican que se necesita una tercera dosis de estas mismas vacunas o de sus homólogas”, indicó en conferencia de prensa el experto mexicano Alejandro Cravioto Quintana, presidente del Grupo Asesor Estratégico de Expertos de Inmunización de la OMS (SAGE, por sus siglas en inglés).

Cravioto Quintana -profesor de microbiología y salud pública en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)- indicó que estas terceras dosis deberían primero administrarse a personas mayores de 60 años de edad, grupo de la población que ha mostrado mayores problemas de respuesta a la COVID-19, tras vacunarse con Sinovac o Sinopharm.

El presidente del SAGE -grupo de expertos que se reunió la semana pasada para debatir las estrategias globales de vacunación-, también adelantó que la tercera dosis contra la COVID-19 para personas inoculadas con Sinovac o Sinopharm, pueda ser de alguna de las otras aprobadas por la OMS (Pfizer, Moderna, Janssen, AstraZeneca).

A pesar de que Europa y Estados Unidos no han aprobado el uso de las vacunas de Sinovac y Sinopharm, la OMS sí las incluyó en su lista de uso de emergencia y ha pedido a la comunidad internacional que también lo haga para evitar discriminación a la entrada de viajeros procedentes de determinados países.

Además, la OMS recomendó también una dosis adicional de las vacunas para las personas inmunodeprimidas, debido al riesgo de infecciones graves. El SAGE señaló que la misma debe ofrecerse “como parte de un ciclo primario ampliado, ya que es menos probable que estas personas respondan adecuadamente a la vacunación tras un ciclo primario estándar y corren un alto riesgo de contraer la enfermedad de la COVID-19”.

“La recomendación que damos ahora es que las personas que son inmunodeprimidas reciban una dosis adicional” para llevar su respuesta inmunitaria al nivel de protección necesario para impedir las formas graves de la enfermedad o el fallecimiento, según explicó la doctora Kate O’Brien, directora del servicio de Vacunación de la OMS.

Las personas immunodeprimidas, cuyo organismo tiene un sistema de defensa bajo, no participaron en los ensayos clínicos con los que se establecieron los protocolos de vacunación. Por ello, la tercera dosis tendrá que ser inyectada “de uno a tres meses” después de la segunda, detalló O’Brien.

Los expertos también recomendaron que la comunidad internacional se fije el objetivo de vacunar al 70 por ciento de la población mundial contra la COVID-19 a mediados de 2022. “Es un porcentaje mucho mayor del que pensábamos antes, pero dado el desarrollo de la pandemia y la disponibilidad de nuevas vacunas para grupos de edad más jóvenes, es un objetivo posible”, subrayó el presidente del SAGE.

Comentarios

Tipo de Cambio