Estado al rescate de ayuntamientos

Fotos: Antonio de Jesús Cervantes G
Edición Impresa martes, 12 octubre, 2021 12:00 PM

A excepción de Los Cabos y Loreto, los gobiernos municipales atraviesan por una grave crisis financiera, con una nómina que absorbe para el 80% del presupuesto. Esta situación aún se analiza en el Gobierno del Estado “estamos planteando y ponderando las renuncias voluntarias de, sobre todo, servidores públicos de primer y segundo nivel”, alertó Bertha Montaño Cota, secretaria de Finanzas y Administración

No es un secreto que gran parte de los ayuntamientos de Baja California Sur están sobrepoblados y su nómina representa entre el 70 y 80% del presupuesto anual, a excepción de Los Cabos y Loreto, que se sostienen solos por los complejos turísticos.

La Paz, Comondú y Mulegé hoy están en manos del Gobierno del Estado, que tuvo que ir por el rescate para que las nuevas alcaldesas puedan llevar a flote a sus administraciones; obviamente los recursos entregados para solventar la nómina estarán cargados a sus participaciones federales.

“El recurso es de alrededor de 6 millones y medio, más las participaciones federales que les lleguen, entonces hacemos un monto de cuando menos tres quincenas. El compromiso de un servidor es que saquemos dos por lo pronto, vamos a ir haciendo programa de poder recuperar eso, no podemos ir a fondo perdido, el gobierno no tiene capacidad para estar haciendo eso, rescatando ayuntamientos así, sin responsabilidad, pues es fallarle al resto de la población, a los propios comundeños. Lo que se invierte se tiene que ver en obras, si no, no vamos a hacer nada”, condicionó el gobernador Víctor Castro Cosío, un tanto inquieto por la situación en que se encuentran tres de los cinco ayuntamientos, insostenibles presupuestalmente, ya que es común que los ediles tomen las participaciones federales para pagar nómina y servicios, en lugar de aplicar en obras y remodelaciones.

Víctor Castro dejó muy claro que podría ser la única ocasión que la administración estatal intervenga para sacarlos del hoyo financiero, por lo cual, en su opinión, no tiene caso estar ahorrando y ser austeros para sólo pagar nómina.

liana Talamantes Higuera recibió en condiciones deplorables la administración municipal de Walter Valenzuela Acosta

“Vamos a estar pagando nómina y ahí sí voy a hablar con mi pueblo, con la gente y explicarles ‘esto es así y estamos aquí’, pues puedes ahorrar 500 mil pesos en gasolina, pero si se te van en 6 millones de nómina, pues no tiene caso”, refirió.

Entre las condicionantes que mencionó el mandatario, se encuentra reducir la nómina para que los ayuntamientos sean viables en sus funciones, cumplir sus compromisos con los ciudadanos y brindar servicios públicos de calidad. Pero no puede estar soportando la nómina de los ayuntamientos: “La inversión va a ir a como quedamos, los primeros años, se requieren alrededor de 300 millones, si lo logramos en tres años, qué bueno, si no puedo, en cuatro, dependiendo de la capacidad; porque si vamos a entregar 25 para pagar nómina o 50 para pagar la nómina, qué tecnificamos, vamos a estar en un círculo vicioso”.

Por su parte, Bertha Montaño Cota, secretaria de Finanzas y Administración, externó:

“En el Gobierno del Estado, específicamente, se está revisando esta situación todavía, no se termina de revisar, estamos planteando y ponderando las renuncias voluntarias de, sobre todo de los servidores públicos de primer y segundo nivel. La idea es ir con mucha mesura, no sólo por un asunto presupuestal, también por los derechos de los trabajadores”.

Y ante la ola de demandas laborales que se esperan tras despidos que podrían ser masivos, advirtió: “Sí, estamos preparados para eso”.

Y es que los ayuntamientos de La Paz, Comondú y Mulegé, están en serios aprietos financieros, apenas pudieron saldar las dos quincenas de septiembre -atrasadas e incompletas, por cierto-. A casi una semana de la quincena, funcionarios de Servicios Públicos de La Paz seguían sin recibir su sueldo nominal.

“No solo es Comondú, Mulegé está en una situación de crisis emergente con quincenas que se tienen rezagadas al personal que labora con ellos, vamos a empezar a hacer números con ellos, apenas tomaron posesión, a partir de hoy tendrá que fluir la información, y la idea es apoyarlos. Vamos a atender lo prioritario, sí va a haber apoyo a los municipios”, prometió Montaño.

 

LA PAZ, SIN ESPERANZA

Ha transcurrido una semana como alcaldesa de La Paz, y Milena Quiroga Romero ya está entre las personas que más molestia causa a trabajadores del Ayuntamiento, sobre todo a aquellos que exigió su renuncia, en algunos casos por estar de aviadores.

Pero de que hay errores, los hay, sobre todo en trabajadores que están cumpliendo y manteniendo a flote al Ayuntamiento, como la ex coordinadora de Discapacidad, Celia Hernández Avilés, que pese a su labor y vulnerabilidad, fue despedida.

“Tengo 10 años y meses trabajando para el Ayuntamiento con el mejor desempeño, a pesar de tener dos niños con parálisis cerebral infantil, nunca he fallado, siempre dispuesta, siempre en la mejor disposición; y hoy, sin más ni más me despiden, me corren, como si no sirviera para nada. ¡No es justo!”, expuso.

Sin respetar antigüedad, sólo les están ofreciendo un mes de salario, cuando por Ley se deben cubrir tres meses por la conclusión de la relación laboral.

En su Artículo 48, la Ley Federal del Trabajo establece: “El trabajador podrá solicitar ante la Autoridad Conciliadora, o ante el Tribunal si no existe arreglo conciliatorio, que se le reinstale en el trabajo que desempeñaba, o que se le indemnice con el importe de tres meses de salario”.

Lo cierto es que, para ahorrarse algunos pesos, el Ayuntamiento de La Paz está recurriendo a la presión para las renuncias y pagar de menos, pero, gran parte de los empleados están siendo aconsejados a hacer valer sus derechos. Y es que no todos los “despedidos” fueron contratados en la administración anterior, hay personal que viene de dos o tres administraciones anteriores, y ahí es donde se están cometiendo injusticias; mientras que a los altos perfiles les están respetando porque los apoyaron en campaña, incluso con aumento de sueldo.

“Quiero hacer a lo mejor un programa del retiro, platicar, ver con quiénes sí pueden seguir laborando, de quiénes definitivamente vamos a prescindir, pero ver de qué manera podemos apoyar, todo de acuerdo a la Ley; porque definitivamente, como estamos ahorita, es imposible continuar, no se puede”, expresó la alcaldesa Milena Quiroga Romero.

“Tengo entendido que son más de 800 trabajadores que entraron en esta administración, la idea es revisar uno por uno, ver quiénes existen, quiénes no existen también, que esperemos no haya aviadores, pero si los hay, no lo vamos a permitir. Yo hice un compromiso, no voy a generar un problema en la administración, mucho menos una herencia de este tipo, que comprometa el recurso para para prestar los servicios. Quienes vayan a entrar en mi equipo, entran conmigo y salen conmigo”, declaró la alcaldesa de La Paz.

Milena Quiroga Romero, Alcaldesa de La Paz aprobó aumento de salario para ella y sus colaboradores, se olvidó de la austeridad

Justificando la falta de recursos y que los servicios estén inoperables, la ex diputada indicó que le heredaron una administración endeudada no sólo por el ex alcalde, sino por muchas administraciones previas.

Dijo que habrá de llevarse a cabo una auditoría a fondo para saber el estado real de la administración, además de que se establecerán responsabilidades. “Es una deuda que se estima en más de mil 800 millones de pesos, que es el acumulado de distintas administraciones, lo cual es algo muy irresponsable, la verdad muy lamentable lo que han hecho con un Ayuntamiento que debe atender a más de 300 mil habitantes.

“En el caso de La Paz, cómo lo vamos a hacer: primero tenemos que tener una auditoría para decir ‘esto es la administración que estoy tomando, de aquí para atrás las responsabilidades son estas y de aquí para delante vamos nosotros’”, planteó sobre la deuda heredada.

 

SIMULACIÓN EN LA CAPITAL

Milena Quiroga ha despedido a trabajadores, pero no será suficiente, ya que para ella y sus colaboradores se otorgaron un incremento salarial que va de 10 mil a 15 mil pesos.

Disfrazaron el aumento de salarios con la cacería de aviadores y “contar con tabulador público”, prometieron austeridad y lo que hubo fue un ajuste hacia arriba, lo que el Cabildo denominó un salario justo.

Con la eliminación de prestaciones, subieron los sueldos. El alcalde anterior cobraba alrededor de 70 mil pesos -hoy el reajuste salarial alcanza los 80 mil pesos-; regidores, de 40 mil a 45 mil pesos; directores generales, de 24 mil a 40 mil.

* Síndico: monto mínimo de 45 mil 500 y máximo de 46 mil pesos.

* Regidores, mínimo 44 mil 500 y máximo 45 mil.

* Secretario general, tesorero municipal, oficial mayor y contralor municipal: mínimo 35 mil 200 y máximo de 44 mil.

* Directores generales: mínimo de 32 mil y máximo 40 mil.

* Direcciones de Área: mínimo 24 mil y máximo 30 mil.

* Subdirectores: mínimo 20 mil y máximo 25 mil.

* Coordinadores: mínimo 16 mil y máximo 20 mil.

* Jefaturas de Departamento y delegaciones: mínimo 14 mil 400 y máximo 18 mil.

* Subdelegaciones: mínimo de 6 mil 800 y máximo de 8 mil 500 pesos.

A través de medios de comunicación afines a su proyecto, la alcaldesa Milena Quiroga afirmó que en la primera sesión de Cabildo, donde regidores le rechazaron el aumento, estos servidores públicos se resistían a bajarse los privilegios, sin embargo, la realidad es que estaban negándose a los aumentos del gabinete.

En primera instancia, la Regidora Jazmín Ruiz Cota evidenció su molestia por los incrementos registrados: “Por razones que desconocemos, el tabulador de remuneraciones no se encuentra disponible en el sitio web del Ayuntamiento, pero amigos sí lo tienen aquí en el Ayuntamiento en físico, porque yo lo conseguí y no fui la única; otro regidor también fue a pedir la información, deben saber que dentro las mismas oficinas se archivan los datos, los documentos de cada sesión y ahí está todo. Tan fácil como revisar la cuenta de bancos, las transferencias y ver cuánto le tocó a cada regidor, cuánto se está depositando. Si desconocemos cómo están las remuneraciones, ¿cómo sabemos que hay nómina secreta? Sería un discurso que se contrapone”.

El tabulador de sueldos sí existe, además, “si saben de nóminas secretas, entonces no son secretas, si había privilegios, que se eliminen”, pero que no haya aumentos disfrazados de austeridad.

 

COMONDÚ ENDEUDADO AL TOPE

Comondú está en la cuerda floja. De no ser por el apoyo del Gobierno del Estado y de una empresa que otorgó crédito abierto en combustible, la operatividad de los Servicios Públicos sería un desastre.

En su toma de protesta, la alcaldesa Iliana Talamantes Higuera dijo a ZETA que la administración municipal se recibió en condiciones deplorables y que no ocultaría los problemas financieros, además de castigar el abuso que se dio en las arcas públicas.

“La nómina del Ayuntamiento es de arriba de 13 millones de pesos, la de sindicalizados, compensados, de confianza, con todas sus percepciones. Encontramos un Ayuntamiento en condiciones muy difíciles, financieramente sin medio centavo en las cuentas, y hubo que hacer una labor bastante importante con todo el equipo que me acompaña, con compañeros y compañeras que nos hemos abocado a darle solución a los problemas. En Servicios Públicos sólo encontramos un camión recolector de basura, y estamos revisando cómo con un camión vamos a juntar toda la basura de la ciudad”, lanzó.

Las principales tareas a completar en sus primeros 100 días de gobierno, están enfocadas a mantener a flote el Ayuntamiento, incluso revisará cada partida que fue denunciada por mano negra de la corrupción. “En el tema administrativo, el agua y los servicios públicos”, informó.

Para Talamantes, “a la gente no importan las deudas que se hayan heredado, lo corruptos que hayan sido los anteriores; a la gente sólo se le puede hablar cuando se cumpla con la obligación del presidente municipal, que es llevar agua a sus hogares, dar seguridad y llevar servicios de calidad”.

Por ello, confirmó que se obtuvo el crédito en combustible, sólo así se podrá continuar brindando los servicios y seguridad a los habitantes, esto como prioridad.

“Estamos priorizando Seguridad Pública, Servicios Públicos, donde agradezco la confianza que se nos dio para poder otorgar al Ayuntamiento un crédito para combustible para que empezaran a funcionar las unidades de Seguridad Pública, que no cesaran los operativos, que los oficiales tuvieran lo básico que es el combustible para tener lo básico y brindar a la ciudadanía la seguridad que todos necesitamos; lo mismo Servicios Públicos para echar a andar el relleno sanitario, que ya lleva gran avance, era un problema que nos estaba rebasando por falta de logística y falta de recursos”, apuntó.

Como bocanada de oxígeno puro, llegaron las participaciones federales que les adelantó el gobierno estatal, y como dicen los comundeños, “ni chanza de calentar los centavos”: tal cual se recibieron, se fueron.

El ex presidente municipal Walter Valenzuela deberá explicar muchas cosas, como el programa de viviendas que supuestamente bajó de la Organización de las Naciones Unidas y que obligó a los ciudadanos a dar un anticipo y nunca se cumplió, así como la venta de predios municipales a bajo costo y muchas otras deudas adquiridas.

Edith Aguilar Villavicencio en Mulegé con adeudo de nómina de más de 42 millones, a proveedores, CFE, ISSSTE, FOVISSSTE, FONACOT y BANOBRAS

“De participaciones nos llegaron de dos rubros, uno por 2 millones 556 mil 034 pesos; otro por 4 millones 199 mil 923 pesos. Se solicitó un anticipo a participaciones de octubre a diciembre por 5 millones y nos llega el Fortamun por 4 millones 622 mil 390 pesos, los cuales se aplicaron a las quincenas atrasadas”, detalló el tesorero municipal Francisco Romero.

 

PRÉSTAMO PARA SACAR DEL HOYO A MULEGÉ

Una noche antes de concluir su mandato, José Felipe Prado Bautista fue visto en las instalaciones del Ayuntamiento en Santa Rosalía, municipio de Mulegé. A las afueras se encontraba estacionada una lujosa camioneta en la que se estaban colocando muebles y equipos de oficina. Los habitantes denunciaron que estaba sacando todo de las oficinas municipales.

La actual alcaldesa, Edith Aguilar Villavicencio, se encontró con múltiples deudas, la mayoría acumuladas y que no fueron tocadas por la anterior administración.

“Recibimos un Ayuntamiento con una situación financiera muy compleja. En las primeras revisiones, se ha encontrado un adeudo de nómina de más de 42 millones de pesos, sin contar las deudas a proveedores, CFE, ISSSTE, Fovissste, Fonacot, Banobras, entre muchos otros conceptos más. El área de Tesorería aún se encuentra revisando y conciliando todas las cuentas”, anunció.

Aguilar hizo un llamado de conciencia, para que aquellos servidores públicos que llegaron con Felipe Prado, tomen sus cosas y abandonen el Ayuntamiento por su propio pie, ya que su compromiso terminó.

Pese a ser un municipio pequeño, aunque con la mayor extensión territorial, tiene muy pocos habitantes, los Servicios Públicos se pueden operar, pero la nómina seguirá siendo un inconveniente.

“Espero que nos puedan dar el préstamo para sacar la nómina de este día 30, esta quincena que ya rebasamos, y partir de ahí, porque estamos hablando de una nómina de 11 millones de pesos por esos incrementos de nómina y de personal que se dieron. Tenemos que cumplir con ello y hacer conciencia con los funcionarios que entraron en la administración pasada, y que por ende, también ya se cumplió su responsabilidad. Esto sólo es el tema de la nómina, faltan los adeudos a proveedores que también los hay”, advirtió Aguilar Villavicencio.

Apenas están saldando las dos quincenas atrasadas por parte del Ayuntamiento de Mulegé y ya viene la primera de octubre, es cuando podrán verificar la verdadera problemática, porque a partir de este mes están solos, así lo dijo el gobernador Víctor Castro.

Se apoyó con el pago de dos quincenas, las atrasadas, pero ahora deben cubrir sus gastos, ponerse al corriente con los pagos a instituciones federales y cumplir con el gasto corriente.

“Continuamos buscando alternativas para resolver las grandes deudas de la administración anterior. Logramos pagar la primera quincena de septiembre y el bono de reinscripción a todo el personal sindicalizado”, explicó Edith Aguilar, extendiendo un llamado a la unidad para que los tres órdenes de gobierno trabajen juntos para apoyar a los pobladores, ya que por décadas la Zona Norte se ha mantenido en el olvido.

Mulegé cuenta con una nómina de 11 millones de pesos, la única fuente de ingresos fuerte es el Impuesto Predial de la Minera El Boleo, que lleva años en litigio, lo cual no es alternativa de momento, sólo cumplir con los servicios y esperar a que los ciudadanos cumplan con sus impuestos. Sin embargo, al no haber servicio de calidad, la ciudadanía seguirá siendo omisa en sus pagos por la falta de compromiso, además, hay que ver de qué tamaño es la limpia de la nómina y que alcance para subsanar los errores anteriores.

“Haciendo un gran trabajo de ordenamiento financiero y coordinando esfuerzos con el Gobierno del Estado, hemos cumplido con nuestro primer compromiso con las y los trabajadores de este Ayuntamiento, pagando puntualmente la segunda quincena de septiembre. Agradezco la disposición del gobernador Víctor Manuel Castro Cosío, por brindarnos las facilidades de un anticipo para cubrir la deuda heredada de la primera quincena de septiembre a sindicalizados y policías, la cual se cubrió”, celebró la alcaldesa de Mulegé.

Comentarios

Tipo de Cambio