COVID-19: se alarga tercera ola; gobernadora electa no ha designado secretario de Salud

Foto: Jorge Dueñes
Destacados viernes, 1 octubre, 2021 4:21 PM

Sin definir aún quién será el próximo secretario de Salud, se han realizado cuatro reuniones en tres meses, de los equipos de transición sobre procesos, estadísticas y presupuestos para dar continuidad al manejo de la pandemia, mientras las cifras de contagios continúan en alza. “A final de cuentas, sabemos que las sillas son prestadas”, afirmó Alonso Pérez Rico

 

 

La tercera ola de la pandemia por la COVID-19 no se ha ido de Baja California, por el contrario, ha generado un repunte en casos activos y confirmados, en medio de los trabajos de transición para entregar la Secretaría de Salud a la nueva administración, conversión de hospitales, la llegada del invierno y con ello, de la cuarta ola de contagios, ya pronosticada.

Sólo el miércoles 29 de septiembre, la entidad alcanzó un nuevo récord en casos activos, mil 473 en total, cuando se supone que ya estaba dominada la tercera ola. El máximo fue exactamente el 27 de agosto, con mil 570 casos, es decir, hubo un repunte en los contagios.

Después de la segunda ola, que terminó en febrero de este año, la cifra más baja de casos activos fue el 7 de julio -337-, justo cuando el gobierno supuso haber logrado la denominada inmunidad de rebaño, al llegar al 70% de la población mayor de 18 años vacunada contra el virus SARS-CoV-2.

Desde entonces, comenzó un ascenso en ese indicador, el cual se disparó en agosto, tras las inauguraciones de eventos masivos como ferias, conciertos y festivales como Baja Beach Fest, donde se reunieron cerca de 20 mil personas.

Alonso Pérez Rico, titular de Salud en el Estado, señaló el 7 de agosto como el día en el que la tercera ola ya estaba de lleno en BC, cuando en el resto del país los números iban en aumento desde hacía dos semanas.

Sin embargo, fue el 27 de agosto cuando se registró el número más alto en los casos activos, mil 570, en lo que el funcionario declaró como el punto más álgido de la tercera ola, a partir de ahí comenzaría a estabilizarse y disminuir casos.

Y así fue en un inicio, desde ese día, los casos activos comenzaron a descender gradualmente, hasta llegar a 773 el 20 de septiembre. Desde entonces el ascenso ha sido constante, al grado de cambiar la dinámica y semaforizar los municipios.

TIJUANA Y MEXICALI, EN NARANJA

El domingo 3 de octubre se anunciará la nueva semaforización en el Estado, independientemente de lo que la Federación informe hoy viernes, y eso incluirá una nueva medida para todos los municipios.

“El próximo domingo se anunciará el Semáforo Epidemiológico Estatal de Riesgo COVID-19 para las siguientes dos semanas. A final de cuentas, si la tendencia permanece, no se estabiliza y sigue la alza, tendrá que cambiar para un color donde tengamos más precaución”, señaló Alonso Pérez Rico, secretario de Salud.

Actualmente, tanto a nivel local como federal, Baja California se encuentra en Amarillo, pero el aumento de casos activos, casos confirmados e incidencia por habitante, hará que cambie a Naranja. De ser así, las escuelas con clases híbridas permanecerán abiertas, pero sí se verán afectados los comercios en sus aforos y se cancelarían eventos masivos, como conciertos.

“Nos vamos a ir por municipios. Los semáforos de riesgo epidemiológico van a obedecer la situación real municipal. En este caso sería Mexicali y Tijuana, si ustedes ven la tendencia de los últimos siete días, Tijuana va a la par de Mexicali, a la alza de número de casos -activos-, no vamos a esperar a que Tijuana caiga para poder tomar estas decisiones”, detalló a ZETA el funcionario.

En la semana del 23 al 29 de septiembre, Tijuana pasó de registrar menos de 300 casos a cerrar con 472; mientras que Mexicali había reportado 422 casos activos y terminó con 602, situación que no ocurría desde la segunda ola de contagios.

“Hace 14 días la incidencia de Tijuana era once, hoy está a 22 -por cada 100 mil habitantes-, entonces duplicó, no se puede comparar la incidencia de Tijuana con la de Mexicali, que siempre ha estado históricamente alta, por eso decidimos que el semáforo va a ser municipal, no estatal”, recalcó.

Pérez Rico admitió que no se va a llegar a la temporada invernal sin salir de la tercera ola, “ya se van a unir y eso no es favorable, entonces, lo que queremos es que tengamos el menor número de casos activos para cuando inicie la temporada invernal en octubre”.

Asimismo, adjudicó el aumento de cadenas de transmisión al clima cambiante y a que la gente ha dejado de lado las medidas de prevención, “podemos argumentar que las actividades se están dando, es un factor detonante, pero no es así, hay municipios que tienen las mismas actividades y no han aumentado. Tijuana es la que sorprende, porque acá se relajan medidas y es la que aumenta sus casos espectacularmente, porque la gente ya perdió el miedo, entonces, en el momento en que pierdes el miedo de que te infectes o te enfermes, pues se empiezan a tener más casos, eso es indudable”, destacó.


Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA

TRANSICIÓN EN PANDEMIA

Resta exactamente un mes para que termine la administración de Jaime Bonilla Valdez y la gestión de su secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, y a tres meses de que se eligió a Marina del Pilar Ávila Olmeda como gobernadora, aún no se define quién será el próximo titular de la dependencia, sólo se han realizado cuatro reuniones de transición.

En entrevista con ZETA, Pérez Rico detalló que han colaborado con toda la documentación que el equipo de transición de la gobernadora electa, encabezado por Óscar Efrén Zazueta, actual jefe de Epidemiología de la Secretaría de Salud, ha requerido.

Zazueta ha sido pieza fundamental en el manejo de la pandemia desde que se registraron los primeros casos en el Estado, por lo que las cuatro reuniones que han tenido, no han sido difíciles. Sin embargo, la tercera ola se ha alargado y, con la tendencia en aumento en los indicadores, es casi inminente que se va a juntar con la cuarta ola, en un escenario donde no se puede poner en espera la salud de los bajacalifornianos hasta que las autoridades decidan quién se queda en el cargo.

“La vara estaba muy baja cuando llegó Pérez Rico. El último -secretario de Salud- había sido (Guillermo) Trejo Dozal, y no hizo nada en su administración, entonces ahora, con todo lo de la pandemia, las vacunas, las estadísticas, el nivel subió y los nombres que han surgido no quieren echarse el paquete, unos de plano ya dijeron que no, o no están a la altura, faltan unas semanas y todavía no saben qué onda”, confió a ZETA un trabajador de la dependencia.

Pese a sólo haber sostenido cuatro reuniones en tres meses, Pérez Rico destacó que no han surgido problemas respecto a la información que el equipo de transición ha solicitado, y los han invitado a recorridos por las instalaciones de los distintos hospitales para que conozcan cómo funcionan con pacientes COVID y No COVID.


Foto: Alejandro Gutiérrez Mora/ZETA

 

NUEVA CONVERSIÓN DE HOSPITALES

Una vez más, desde el martes 28 de septiembre inició formalmente la conversión de hospitales COVID-19, por lo que las urgencias No COVID son canalizadas a los hospitales generales de Rosarito y Tecate.

Asimismo, ya se inició la habilitación de un piso más en el General de Tijuana para pacientes COVID, tardará alrededor de siete días en estar operando.

Al respecto, Pérez Rico señaló que tienen seis semanas para prepararse para la temporada invernal, y cuatro para dejar la administración, por lo que deben dejar todo listo antes de irse.

“Vamos a empezar a hacer reconversión de las unidades No COVID a COVID, preferimos que nos sobren camas ahorita, en este momento, a que las tengamos que requerir de urgencia, y andamos viendo nuevas unidades hospitalarias”, mencionó a este Semanario.

La cantidad de hospitalizaciones también ha aumentado, sobre todo en personas que no están vacunadas o tienen el esquema incompleto, y aunque antes de la tercera ola, el funcionario estatal estimó que no pasaría de 150 hospitalizaciones, la cifra ha llegado hasta 191.

“Por eso es tan importante la transición ahorita, ya el equipo de transición de la Secretaría de Salud necesitamos decir todas las situaciones que ocupan pasar para que esto sea exitoso nuevamente, no es sencillo habilitar unidades hospitalarias, no es sencillo ‘fildear’ gente con las capacidades y habilidades para tratar a pacientes COVID, pero es necesario”, agregó, para concluir:

“Entiendo que viene un nuevo titular a la Secretaría de Salud, estoy seguro que harán un excelente papel, confío mucho en la gente que está en la secretaría, tiene amplio conocimiento de lo que son los procesos y estoy seguro que Baja California y la gobernadora electa tendrán al secretario de Salud que se merecen”.

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio