Bonilla oculta deudas y bloquea trabajos de transición

Fotos: Cristian Torres
Edición Impresa lunes, 25 octubre, 2021 12:00 PM

Falta de transparencia sella la culminación de la administración de Jaime Bonilla. A menos de diez días de concluir, mantiene la opacidad en temas relevantes como finanzas, comisiones del agua y licitaciones. A unos días de iniciar el nuevo gobierno de Marina del Pilar Ávila, la transición se encuentra al 75%, lo más importante “será sanear las finanzas”, reconoce la gobernadora electa

En el ocaso de su gobierno, Jaime Bonilla Valdez persiste en mantener oculta información relevante relacionada con la transición de ambos mandatos, sobre todo en temas inherentes a las finanzas del Estado, el manejo del agua y licitaciones, así como recursos comprometidos en una administración de dos años, que según la gobernadora electa, Marina del Pilar Ávila Olmeda, superará el déficit que dejó el ex gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

La transición entre el tijuanense y la capitalina se encuentra “al 75 por ciento de avance”, reportan los futuros miembros del gabinete estatal. Sin embargo, el “pequeño” 25 por ciento faltante, concentra cifras, deudas y compromisos adquiridos a largo plazo, los cuales no han sido otorgados por instrucciones directas de Bonilla.

A principios de agosto de 2021, en el balcón donde acostumbra fumar su pipa en el Centro de Gobierno de Tijuana, el mandatario se comprometió a cumplir con los lineamientos de la Ley de Entrega y Recepción de los Recursos y Asuntos Públicos, y con sonrisas en el rostro, él y Marina posaron para una fotografía.

A menos de diez días de culminar su administración, el gobernador morenista no solamente ha sido opaco en el proceso, sino que giró instrucciones a por lo menos uno de sus funcionarios de confianza, Salomón Faz Apodaca, para no revelar documentos relacionados con las comisiones del agua en los municipios de Zona Costa.

Víctor Hermosillo

El lunes 18 de octubre, la gobernadora electa reconoció que asumirá el poder sin contar con un cuadro detallado, sino general, de los asuntos de Baja California, que habrá que ir llenando los huecos que Jaime Bonilla ha dejado durante los últimos dos meses y medio.

“Evidentemente ha sido una transición en la cual hemos logrado de una u otra manera ir consiguiendo información, no tan rápido como hubiéramos esperado, como hubiéramos querido, y eso implica e impacta también en la medida que vamos a ir entrando con el equipo de gobierno que vamos a estar arrancando el primero de noviembre. Tenemos un panorama general de cómo vamos a recibir al Estado, sabemos que hay una situación financiera bastante complicada, pero no nos asustamos”, expresó.

Ávila Olmeda adelantó que los primeros meses de su mandato, se enfocará en reparar la economía del Estado, apoyada con el Gobierno Federal para garantizar que no se comprometa el bienestar de las familias, a la par que impulsará proyectos de infraestructura.

“Para nosotros lo más importante será sanear las finanzas, enfocarnos en una primera etapa de nuestro gobierno en eso, trabajar en coordinación con el Gobierno Federal empatar programas”, precisó.

BONILLA LES NEGÓ INFORMACIÓN

Catalino Zavala, quien será secretario general de Gobierno en la administración marinista, reconoció en entrevista para ZETA la complejidad de algunos asuntos que no se han expuesto del todo ante el equipo de recepción.

Como si fuera normal que el gobernador saliente del mismo partido que la entrante ocultara información, sostuvo que no existe un quiebre entre los morenistas, sino que se trata de una transición pacífica, citando al Presidente Andrés Manuel López Obrador en su más reciente visita a esta frontera el pasado fin de semana.

Uno de los temas a revisar profundamente, será la condonación de recargos a la deuda histórica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (Issstecali), para beneficio de Ensenada y Tecate, por decreto del gobernador.

Explicó que durante la transición se han enfocado principalmente en el ejercicio del presupuesto al cierre fiscal de este año, el pago de las deudas a corto plazo, así como conseguir la documentación referente a los organismos operadores del agua.

A más de dos meses del proceso, apenas la semana pasada, Salomón Faz, titular de la Secretaría del Agua de Jaime Bonilla, accedió a cooperar con el equipo de transición de la próxima gobernadora, pues le habían negado todo documento relacionado con las comisiones de Zona Costa.

“Se había girado una instrucción de no proporcionar información ni recibir a los enlaces del gobierno entrante; tuvimos reuniones con Seproa y Secretaría General de Gobierno saliente para generar la agenda de atención de los organismos operadores del agua de Mexicali y Tecate; debe abrirse el resto de los organismos” comentó.

El argumento que los funcionarios de Bonilla dieron para negar la documentación, fue que actualmente existen controversias jurídicas que llegan hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, amparos en proceso y, por ser temas delicados ante la Corte, no se revelarían los archivos solicitados.

Asimismo, quedan pendientes asuntos de Oficialía Mayor referentes a licitaciones, e incluso se tendrá que verificar que en los últimos días de su gobierno, Jaime Bonilla no haya incurrido en ilegalidades, como el cambio de proveedores en materia de energía para el acueducto Río Colorado-Tijuana. Situación que ya generó una advertencia por escrito, en un oficio firmado por Catalino Zavala, donde se le informaron al jefe del Ejecutivo las consecuencias de esa toma de decisiones.

El que será el segundo al mando con Ávila Olmeda, insistió en que esas “lagunas” en la transición “no implican confrontación o rompimiento, implica puntos de vista o concepciones con cuál es el mejor tratamiento posible de la prestación de servicios”.

Respecto a la liquidación de grandes deudas estatales, como la que se acumuló a la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), “esa parte ya tenemos acreditado el pago, la documentación”. En contraste, Zavala mencionó que, en esta recta final, todavía hay documentos relacionados con endeudamiento del Estado en proceso de ser entregados.

Recordó que, según lo indica la Ley, no puede omitirse información de aquí al 1 de noviembre, y que hay un plazo de 45 días posteriores para analizar, verificar el estado de los recursos y asuntos públicos, de manera que, si se detectan irregularidades, pueda

iniciarse un proceso en contra de los responsables.

“No podríamos adelantarnos, a partir de ese proceso ya diríamos qué nos faltó”,

concluyó el próximo secretario general de Gobierno.

Óscar Vega Marín, Lucía Villareal, dirigente Municipal del PAN

IRRESPONSABLE Y UN DESASTRE, SEÑALAN PANISTAS

Con experiencia en cambios de gobierno entre un mismo partido, ex funcionarios del Partido Acción Nacional (PAN) en Baja California encuentran “inquietante” el comportamiento del gobernador y la ex alcaldesa de Mexicali.

“Es síntoma de una enorme irresponsabilidad de Jaime Bonilla, lo que sabemos los ciudadanos es la punta del iceberg, porque la gobernadora electa hasta cierta forma guarda compostura, pero pareciera que esto es un enorme desastre y hace evidente una soberbia, irresponsabilidad del gobernador saliente; el creer que en él no aplican las leyes, el Estado de Derecho y el hacerle una broma simplona a la gobernadora, de hacerla pequeña, en el

fondo es un problema para Baja California, un gobernador con problemas de auto entenderse como uno más de nosotros, es una irresponsabilidad esta situación”, expresó el

regidor Óscar Vega Marín.

Todos los documentos relacionados con finanzas, órganos desconcentrados y comisiones de agua, son clave y debe ser transparente “no sólo para la gobernadora electa, sino para la ciudadanía; así también el tema de seguridad, pero también sabemos que a

a Bonilla o le da miedo, no entiende, o está coludido con los problemas de seguridad que tenemos en el Estado”, agregó.

Por su parte, Lucía Villarreal, presidenta del PAN en Mexicali, señaló que no debe

perderse de vista el actuar de la futura gobernadora una vez que obtenga la información

que le ha sido negada, porque seguramente encontrará ilegalidades que deberá denunciar.

“Los procesos de transición no son fáciles, estamos viendo que a pesar de ser del mismo

Partido, hay diferencias, pero aquí hay dos cosas básicas importantes: más allá de este proceso previo, son los días que se tienen posteriores a la entrega para revisar todo aquello

que cuando salen del gobierno pudieran tratar de ocultar; ahí es el momento en que el próximo gobierno tendrá que tener muy claro el fiscalizar esos asuntos. Este es un llamado a la gobernadora para que haya un proceso de revisión y fiscalización, tomando en cuenta que públicamente nos hemos dado cuenta, porque los medios lo ven porque los diputados lo señalan, de las cuestiones financieras, desvíos de recursos y el estado de algunas de las dependencias; corresponderá a Marina presentar las denuncias correspondientes”,

puntualizó.

 

AMLO FRENA ATAQUES

Vía Facebook Live y en el ocaso de su mandato, Jaime Bonilla Valdez ha enviado mensajes a veces velados y otras directos, a su sucesora.

En las Jornadas por la Paz que realiza en comunidades vulnerables de los municipios, ha

levantado la voz para afirmar que aquellos miembros de su partido que resultaron electos,

no ganaron por mérito propio, sino por el peso del Presidente López Obrador.

En agosto, exhibió videos antiguos de entrevistas de Marina del Pilar, en un intento por comprometerla a dar continuidad a decisiones como la municipalización de las comisiones del agua. El más reciente señalamiento ocurrió previo a la visita presidencial, el

8 de octubre, cuando Bonilla sugirió que la futura gobernadora protege a miembros del PAN, como “Kiko” Vega.

Sin embargo, tras la gira de AMLO, en la que tuvo como invitada a Ávila Olmeda, se terminaron las agresiones de Facebook Live del todavía gobernador, quien ha dejado en manos de Amador Rodríguez Lozano, secretario general de Gobierno, concluir con el proceso de transición.

“Nos da mucho gusto que se esté llevando a cabo una transición ordenada, pacífica, porque termina su mandato Jaime Bonilla y va a entrar en unos días la maestra Marina del Pilar Ávila Olmeda. Sabemos que le va a ir muy bien a Baja California y la vamos a apoyar mucho”, sentenció el Presidente de México en la Capital del Estado.

De Bonilla, frente a La Rumorosa, cerca del acueducto al cual recientemente le cortaron la energía eléctrica y del Parque Eólico que no opera, López Obrador refirió: “Está terminando su mandato y no hizo un mal gobierno”.

Comentarios

Tipo de Cambio