Triste y desolado el Grito de Independencia de Bonilla

Destacados jueves, 16 septiembre, 2021 12:06 AM
El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez dio un Grito de Independencia que reflejó el fin de su mandato: triste, desolado y solitario.
Había mucha incertidumbre en torno al acto conmemorativo a los 211 años de la Independencia de México, de este 15 de septiembre,porque en los planes del mandatario estatal incluían la gran posibilidad, de que se realizara, en el municipio de Tijuana.
Tras confirmarse que la conmemoración se llevaría a cabo en el Centro Cívico de Mexicali, se realizó la organización acelerada donde no se contempló una verbena popular; el Gobernador sólo se limitó a cumplir con el acto protocolario.
Pasadas las 10 y media de la noche del 15 de septiembre, en solitario, Jaime Bonilla Valdez, salió al. balcón ubicado en el tercer piso del edificio del Poder Ejecutivo de Mexicali, para replicar el Grito de Independencia.
Desganado e informal, Bonilla salió al balcón, frente una explanada vacía, custodiada por un muro perimetral y policías de diversas corporaciones de seguridad que cuidaban absolutamente nada.
Tal y como lo hizo el año pasado, Bonilla Valdez incluyó en su “grito” al presidente Andrés Manuel López Obrador y a Baja California, lo cual fue replicado por un reducido número de personas que acudió para acompañarlo, a los que tampoco se le permitió ingresar a la explanada.
Al cabo de un minuto, el mandatario estatal ondeó la bandera y regresó a su oficina, dando así por concluido el evento máximo de la patria.
No hubo fuegos artificiales ni castillos; tampoco júbilo ni verbena popular. No hubo nada que festejar.
En el último grito de Bonilla, tampoco estuvo presente el Presidente del Congreso del Estado, Juan Manuel Molina, ni la gobernadora electa Marina del Pilar Ávila; tampoco la alcaldesa Guadalupe Mora Quiñónez.
Cada día que avanza, Bonilla se queda más solo, y su Grito de Independencia fue el reflejo  de su agónico mandato.

Comentarios

Tipo de Cambio