¿Qué esperar de los nuevos alcaldes?

Opinionez lunes, 27 septiembre, 2021 12:00 PM

Los alcaldes electos en Baja California se encuentran a pocos días de asumir su responsabilidad y como suele pasar en cada cambio de gobierno, la expectativa es alta.

Además de la inseguridad, existen otros temas que pondrán a prueba la capacidad de las autoridades municipales. Pretextos en el papel no deberían existir con una Gobernadora de su mismo partido político, un congreso local en total control y un Presidente de la República también de extracción morenista. Todos los incentivos están alineados.

En su descargo habrá que decir que al igual que pasa en el resto del país, las finanzas de los 5 municipios en Baja California están comprometidos (por no decir que en números rojos). Pero eso no debe ser excusa, máxime que fueron ellos mismos los que decidieron participar en el proceso electoral pasado; es decir, ya era de conocimiento previo las dificultades que enfrentarían.

Pero ¿cuáles son los retos inmediatos para cada municipio?

 

Tijuana

Montserrat Caballero vivirá situaciones apremiantes. La más complicada es la inseguridad. Tijuana volvió a los escenarios terribles, como ejemplo los homicidios violentos. Su gran reto es demostrar liderazgo en el tema: que su juventud no sea vista como una debilidad, sino como su principal fortaleza.

Será clave sus primeros meses al frente de este problema si no quiere transitar con más pena que gloria. El anterior alcalde se la pasó la mayor parte del tiempo distraído y pensando en aspiraciones políticas, e intentando defenderse de las acusaciones -con razón o sin razón- del ejecutivo estatal.

Pero no solo es el reto de la inseguridad, sino del crecimiento desordenado en ocasiones anárquico de la ciudad. Los temas de servicios públicos son asuntos que le atañen directamente y ahí no podrá fallar. Reconstruir la relación con el empresariado tijuanense será relevante, lo cual no quiere decir cumplirles sus caprichos, pero tampoco verlos como sus enemigos. Es necesario un nuevo punto de encuentro.

 

Mexicali

Norma Bustamante es una señora con gran arraigo; persona de buen trato, sincera, apasionada en lo que hace, y luchadora. Pero lo anterior, si bien le servirá para perfilar su nuevo gobierno, lo importante -y por lo que será evaluada- vendrá en temas trascendentales.

La inseguridad en la ciudad y el valle deberá ser su prioridad. La corporación policiaca actual es un desastre; sin apoyos, la lucha contra la delincuencia común está a la deriva. La alcaldesa suplente Guadalupe Mora se dedicó a grillar y no a gobernar.

Será fundamental para Norma Bustamante hacerse de un buen equipo de trabajo e imponer su sello. No fue electa para “administrar lo administrable” sino para ofrecer resultados. Tendrá una gran aliada: la gobernadora Marina del Pilar Ávila, quien a diferencia del gobernador Jaime Bonilla, sí pondrá gran atención y foco en lo que acontece en la capital.

 

Ensenada

La reelección de Armando Ayala por amplio margen, debe ser aprovechada al máximo. Ensenada sufre los estragos también de la inseguridad; además, el desarrollo urbano es raquítico y servicios públicos necesarios como el agua están secuestrados por intereses políticos.

Veremos lo que sucede sin la sombra del gobernador Bonilla y si podrá demostrar personalidad propia. La etapa de servilismo ante el ejecutivo estatal debe finalizar; ojalá y por el bien de los ensenadenses realice un trabajo de altura y en coordinación con el estado. Le conviene.

La gran ventaja que tiene son los tres años de gobierno donde seguramente aprendió bastante y ya conoce dónde hay que enfocarse desde el primer día.

Por cuestión de espacio el caso de Rosarito y Tecate serán abordados en la siguiente entrega.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en comunicación y políticas públicas.

@CasoAlejandro

Comentarios

Tipo de Cambio