Del Bonillazo al Cheque de Hule

Opinionez lunes, 27 septiembre, 2021 2:00 PM

Columna invitada 

 

“Durante los últimos dos años la imagen que proyectó Baja California al resto del México estuvo bajo la sombra un Poder Ejecutivo que nunca la cuidó. Por su futuro, todo personaje político debe someterse a nuestro Estado y no a la inversa.”

 

México obtuvo apenas cuatro medallas de bronce en los recientes Juegos Olímpicos; un resultado calificado como desastroso por los especialistas en deporte. No obstante, Baja California tuvo para su orgullo, la dicha de reclamar dos de estas medallas: Aremi Fuentes en Halterofilia y Luis “Abuelo” Álvarez en Tiro con Arco. El que nuestro Estado haya sido el hogar de la mitad de las medallas obtenidas en la justa olímpica, creo que nos llena de orgullo a todos los Bajacalifornianos… menos a su Gobierno.

Hace más de un mes, la deportista había acudido a un evento simbólico donde recibió el típico cheque de plástico como protocolo de la entrega de un “incentivo” por el logro obtenido por parte del Gobernador del Estado; algo que no trascendió mediáticamente, quizás por lo previsible y consecuente del merecido reconocimiento. Hasta que llegó el pasado lunes 20 de septiembre.

En una espontánea conferencia de prensa, la medallista denunció que, a más de un mes del evento, no había recibido la muy inferior cantidad de $50,000 pesos prometida, además de señalar el retraso en pagos mensuales de alimentación por parte del Instituto Estatal del Deporte.

Para contraste, el secretario de Cultura de Baja California, el día de su glosa ante el Congreso del Estado, informó al periodista mexicalense Jorge Heras que la publicación de un libro sobre los símbolos patrios de la autoría del secretario general de Gobierno, le había costado al erario público la cantidad de $400,000 pesos; es decir, ocho veces más que el “incentivo” adeudado a la pesista.

La pregunta para los habitantes de nuestro Estado sería: ¿Cual inversión de dinero público los llena más de orgullo? ¿Premiar y reconocer a quien nos representó dignamente en Tokio, o cumplirle un capricho de ego literario a un funcionario estatal?

Y lo predecible sucedió: la nota se convirtió en nacional al momento e internacional después. Inverosímil y absurda la desatención y omisión pública, pero sobre todo muestra de un componente constante en el actuar del gobernador de Baja California: su desprecio hacia la opinión pública y a la imagen de un Estado que nunca supo que gobernó; porque lo suyo fue alimentar una arrogancia exacerbada por un ejército de funcionarios públicos dignos de la corte del Rey Sol de Francia.

De nuevo, Baja California se volvió trending topic, como si los que integramos este rincón de la patria fuéramos parte del cinismo que caracteriza a la clase política que actualmente nos gobierna.

De nueva cuenta, Baja California en los encabezados nacionales como cuando, en un ejercicio sin precedentes, un Congreso del Estado corrompido se prestó a las órdenes del corruptor para hacer lo que el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación calificó por primera vez en la historia del Máximo Tribunal cómo “Fraude a la Constitución”, al ampliar el periodo del mandato constitucional después de celebradas las elecciones, lo que la gente sentenció como el “Bonillazo”.

Con otro escándalo se despide un gobierno que nunca respetó a Baja California. Donde, desde su titular hasta el último de sus funcionarios con un resquicio mínimo de poder, lo utilizaron para confrontar, amenazar y desdeñar a aquellos con visión y valores diversos.

Del “Bonillazo al Cheque de Hule”, nuestra tierra nunca importó. Por ello la importancia del sufragio como mecanismo de exigencia de resultados y de respeto tanto al estado de derecho como a los pilares y principios de los bajacalifornianos. Ningún gobernante por encima de nosotros, que sea éste el fin de los absolutos: Baja California no es quien lo gobierna… ese honor está, hoy más que nunca, muy lejos.

 

Héctor Ibarra Calvo es mexicalense; abogado postulante en materias administrativa, urbanística e inmobiliaria; socio director de ID Legal S. C.; catedrático de Amparo en Cetys Universidad; y Pequeño Empresario.

Correo: hectoribarra@idlegal.com.mx Twitter:@IbarraCalvo

Comentarios

Tipo de Cambio