Arriesgamos la vida y no tenemos un sueldo digno: bomberos de La Paz

Foto: Cortesia
Ezenario BCS martes, 14 septiembre, 2021 12:00 PM

Los llamados “tragahumos” perciben cuatro mil 500 pesos quincenales, a pesar de realizar una de las labores indispensables para el municipio; no son tomados en cuenta ni escuchados para recibir un aumento salarial que han pedido desde hace más de una década

El pendiente histórico que deja cada administración municipal -o que ni siquiera fingen atender- es la precariedad laboral en la que viven los elementos de confianza del Heroico Cuerpo de Bomberos de La Paz.

En medio de la crisis que vive el Ayuntamiento, bomberos aseguran que tampoco han salido ilesos. En los últimos meses han sufrido el atraso en pagos de salario que casi los llevan a festejar el Día del Bombero sin siquiera haber recibido la primera quincena de agosto.

De forma colectiva, 24 trabajadores de una de las corporaciones más activas de la ciudad capital dieron testimonio de esta lucha que mantienen desde hace años. “Ojalá que solo fuera la quincena”, declaran.

No hay un sueldo digno ni intenciones de las autoridades por gestionarlo, recalcan. Literalmente, arriesgan la vida  por un salario de tres mil pesos quincenales, más una complementaria -que nunca les pagan en tiempo y forma- de mil 500 pesos.

En total, la instancia cuenta con 37 elementos, 13 sindicalizados y 24 de confianza. Con cuatro mil 500 pesos cada 15 días, estos últimos deben sostener sus hogares y trabajar turnos de hasta 12 horas.

Subrayan que algunos se ven obligados a buscar otro trabajo, ya que el salario que les da el Ayuntamiento no les alcanza.

“A los que les han pagado bien son a los de base, con el sueldo de la quincena y con los atrasos que tienen con todos los sindicalizados. A los de confianza nada nos han pagado, dicen que hasta el lunes, pero no tenemos nada seguro”, enfatizan.

Los atrasos en el pago de las quincenas no es un tema nuevo, puesto que lo vivieron durante la administración de Esthela Ponce en 2015. Recuerdan que llegaron a estar hasta tres meses sin cobrar un solo peso.

El abandono gubernamental que han vivido les obliga a cuestionarse si de verdad pueden seguir prestando el servicio a la ciudadanía de La Paz, ya que la calidad de vida de sus familias está en juego.

Las filas del Ayuntamiento de La Paz cuentan con servidores públicos que reciben bonos de miles de pesos, como los regidores. Reclaman que si las autoridades en turno tuvieran voluntad, podrían redireccionar recursos para que los bomberos de confianza ganaran lo justo.

“Hay regidores inútiles e ignorantes que cobran esas barbaridades… y nosotros arriesgando nuestras vidas sin un sueldo digno, sin comer dignamente”, acusan.

Algunos tienen más de una década prestando servicio a la comunidad de La Paz, sin embargo, ni siquiera se atreven a pensar en una base sindical.

Por ahora, cuentan, esperan a que inicie la administración de la alcaldesa electa, Milena Quiroga, aunque, aseguran, los gobiernos municipales anteriores ya les enseñaron a no esperar nada de ningún represéntate popular.

Comentarios

Tipo de Cambio