Verificación vehicular costará 600 pesos y será con cita

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Verificación vehicular, Zona Río
Edición Impresa lunes, 9 agosto, 2021 12:00 PM

Con ocho centros a implementar, el trámite será obligatorio para todas las unidades que circulan en BC y requisito para renovar las placas. La empresa concesionada es estadounidense

A mediados de septiembre iniciará el nuevo Programa de Verificación Ambiental de Vehículos en Baja California, con la implementación de uno de los centros de verificación a cargo de la empresa Worldwide Environmental Products.

Información proporcionada por la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST) señala que el costo del trámite será de 600 pesos (540 pesos más impuesto), de los cuales “dos terceras partes serán para la empresa” y una tercera parte, el ingreso para el gobierno estatal.

Se estima que el padrón de vehículos sujeto al nuevo programa de verificación ambiental es de alrededor de un millón, más de 500 o 600 mil autos en condición irregular o chocolate, por lo que se podrían recaudar cerca de mil millones de pesos.

El titular de la SEST, Mario Escobedo Carignan, indicó que la verificación será obligatoria y requisito para renovar las placas de circulación. En una primera etapa se instalarán ocho verificentros con tres o cuatro carriles, para un total de 25 líneas de verificación.

La expectativa es que a mediados de septiembre abra el primer centro de verificación y, para inicios de octubre, operen los primeros ocho. Cuatro en Tijuana, tres en Mexicali, y uno respectivamente en Rosarito, Ensenada y Tecate), con pruebas de 15 a 20 minutos de duración y entrega de etiquetas con códigos QR con la información del vehículo.

Una de las diferencias respecto al programa de verificación implantado en administraciones pasadas, es que las nuevas verificaciones se harán previa cita a través de una aplicación especial, a fin de evitar que la ciudadanía haga largas filas, como era común en los días previos al vencimiento del plazo para la renovación de placas.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora

En opinión del titular de la SEST, el nuevo programa de verificación será “vital”, ya que está por salir el decreto presidencial para la regularización de autos chocolate, que no han sido importados, pero que deben respetar el límite de emisiones que marca la Ley.

En entrevista con ZETA, Carmelo Zavala Álvarez, subsecretario de Desarrollo Sustentable, abundó que el costo de la verificación se pagará de manera digital y los automovilistas tendrán derecho a una segunda prueba sin costo, en caso de no pasar la primera.

En tanto, los autos en condición irregular que hayan sido censados por el Instituto de Identidad Vehicular (trámite que tiene un costo mil pesos), no pagarán el de la verificación ambiental.

 

ENTREGAN CONCESIÓN A EMPRESA ESTADOUNIDENSE

El 31 de julio, el secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, informó que la administración estatal otorgó la concesión -por 15 años- a la empresa Worldwide Environmental de Verificación Vehicular, SA de CV (filial de la estadounidense Worldwide Environmental Products, Inc) para que establezca el sistema de verificación ambiental.

Ello, luego que el Comité de Concesiones del Gobierno del Estado analizara -sin que haya sido una licitación pública- las propuestas de 13 empresas: Ingeniería Ambiental de BC; Verificación Ambiental Tijuana; Verificentro Vía Oriente; Cuidado Ambiental del Norte; Verificentro Baja California y Servicios de Verificación de Tijuana.

Así como Proyectos Ambientales de Tijuana; Corporación de Verificación de Ciudad Industrial; Verificentro Vía Poniente; Soporte Sustentable Ambiental; Técnicas de Verificación Agua Caliente; Métodos y Procedimientos Tecnológicos; y Worldwide Environmental Products, Inc.

La determinación del Comité de Concesiones del Estado no sorprende, dado que como ZETA lo adelantó en febrero pasado, desde entonces había indicios de que la administración morenista se inclinaría por la empresa norteamericana.

En un comunicado difundido por la SEST, Zavala Álvarez argumentó que “no habrá ninguna inversión por parte del gobierno estatal y los verificentros se instalarán en predios que adquiera la empresa y no son propiedad del gobierno”.

La nueva concesionaria dispone de patentes, software y la tecnología más avanzada, además de que su equipo cumple con las certificaciones mexicanas y las de California, lo cual da confianza en que se hará un trabajo correcto en la medición.

Sin embargo, en Jalisco, donde la empresa opera parte de la verificación vehicular, el presidente de Talleres Mecánicos en Guadalajara, Jaime Aldrete señaló que es insuficiente el número de verificentros para inspeccionar a todo el parque vehicular: “Hay un verdadero desorden porque la página que pusieron para agendar las citas se satura. Se le ha pedido al gobierno de Jalisco y a la empresa que demuestren la certificación de los equipos por conducto de la CENAM y de EMA, y hasta el momento no lo han demostrado, entonces sus equipos están trabajando sin una certificación, lo cual nos lleva a que están validando una verificación sin tener reconocimiento oficial”.

Lo más grave es que esta semana por concluir, “en el primer día que arrancó oficialmente el programa para automóviles particulares, ya se estaba anunciando en redes sociales la venta de hologramas, pirata y algunos originales, sin llevar el vehículo a verificar”, con un costo de mil 500 pesos.

“Eso demostró que el programa no es incorruptible”, ya que aun cuando se trate de hologramas falsos, “alguien tuvo que haber pasado la información sobre el diseño y las medidas de seguridad”, subrayó Aldrete.

Medios locales informaron que estos hechos ya están siendo investigados por la Fiscalía de Jalisco, aunado a que la de la población tapatía es mínima, al considerar que el programa de verificación es recaudatorio, ya que con este esquema sólo se reducirá 20% la contaminación ambiental.

En el caso de Baja California, la SEST estimó que la aplicación del nuevo programa de verificación ambiental mejorará 30% la calidad del aire, y parte de lo que recaudará el Gobierno del Estado se destinaría a un fondo ambiental para mantener 14 estaciones que miden la calidad del aire.

Actualmente funcionan cinco, “pero vincular estos recursos permitirá que la red de monitoreo crezca, se actualice y opere completa”, dijo Zavala Álvarez, quien pidió a la ciudadanía asumir su responsabilidad en el mantenimiento de sus automóviles.

“La verificación es el instrumento para identificar y corregir estas fallas, porque un auto sin la debida afinación, contamina 20 o 30 veces más que en condiciones normales, afectando a la salud pública”, finalizó el funcionario.

Comentarios

Tipo de Cambio