Vargas presenta controversia constitucional; decisiones del TEPJF son inatacables: Reyes Rodríguez

Destacados jueves, 5 agosto, 2021 5:51 AM

El magistrado José Luis Vargas Valdez presentará una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que se pronuncie respecto a quién es el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

A través de una tarjeta informativa, el área de comunicación del TEPJF informó que Vargas Valdez, a quien aún describen como “presidente” presentará una controversia con base en el artículo 11, fracción 17 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, para que la SCJN sea quién se pronuncie sobre la legalidad de los actos “derivados del día de hoy”.

Vargas Valdez pretende que la SCJN sea la que defina si la sesión en la que cinco magistrados lo destituyeron y nombraron en su lugar a Reyes Rodríguez Mondragón es válido o no, tras alegar que la presidencia del TEPJF solo se renueva por una renuncia antes de que concluya el periodo constitucional, que en este caso es hasta noviembre del 2023.

La controversia de Vargas Valdez se basará en el artículo 11, fracción 17 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, que indica “conocer y dirimir cualquier controversia que surja entre las Salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y las que se susciten dentro del Poder Judicial de la Federación con motivo de la interpretación y aplicación de los artículos 94, 97, 100 y 101 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los preceptos correspondientes de esta Ley Orgánica”.

Sin embargo, el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, quien fue nombrado como el nuevo presidente del TEPJF, aseguró que la decisión de la Sala Superior para remover del cargo a Vargas Valdez es “inatacable”, ya que es el “órgano soberano” que tiene la facultad para designar la Presidencia de dicho Tribunal.

“La Sala Superior es el órgano soberano para decidir sobre la vida interna del tribunal, entonces tiene la facultad para designar la presidencia, en este caso, lamentablemente, se tuvo que llegar a la remoción y sí, como instancia última y conforme al artículo 99 constitucional, las decisiones de la Sala Superior son inatacables”, aseveró el nuevo presidente del TEPJF, durante varias entrevistas radiofónicas.

No obstante, el magistrado aceptó la invitación de Vargas Valdez “a dialogar con él el día de mañana [este jueves 5 de septiembre]” y señaló que los demás integrantes de la Sala Superior también están en la mejor disposición para que el TEPJF siga los “cauces de normatividad” en este proceso.

“El diálogo está abierto, nosotros, por supuesto, yo aceptaré esta invitación que hace el magistrado Vargas a dialogar con él mañana, en alguna reunión con él, mis colegas también están en la mejor [inaudible] de que el Tribunal siga los causes de normalidad”, aseveró Rodríguez Mondragón.

“Hoy ha sido un día inédito. Lo que sucedió está conforme a las atribuciones que tiene el pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Buscamos en sesión pública deliberar con el magistrado José Luis Vargas […] deliberar en la sesión que él convocó respecto a las funciones y su desempeño como presidente”, agregó el nuevo presidente del TEPJF.

¿QUIÉN ES REYES RODRÍGUEZ MONDRAGÓN?

Rodríguez Mondragón es licenciado en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), maestro en Administración y Políticas Públicas por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y maestro en Derecho y Sociedad por el Instituto Internacional de Sociología Jurídica de Oñati en España. Contribuye periódicamente con la revista Nexos.

En 1997 fue secretario técnico del Comité Jurídico Sectorial de la Secretaría de la Reforma Agraria y en el año 200 fue asesor del coordinador de asesores del Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación (SEGOB). Asimismo, fungió como asesor de la Unidad de Análisis en la Coordinación General de Comunicación Social en Presidencia de la República, en 2005, en el Gobierno de Vicente Fox Quesada.

En 2007, Reyes Rodríguez fue director general adjunto de la Dirección General de Planeación de lo Jurídico en la SCJN, y, de 2012 a 2013, fue secretario técnico de la Comisión de Justicia del Senado de la República. También fungió como coordinador de asesores de la Secretaría Particular de la Presidencia de la República, de mayo a diciembre del 2011, cuyo titular era Roberto Gil Zuarth, durante la última etapa del Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

El 5 de octubre del 2020, en vísperas de que el Pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decidiera respecto al registro de México Libre -agrupación política nacional liderada por Margarita Zavala Gómez del Campo- como partido político, a través de su cuenta de la red social Twitter, Rodríguez Mondragón publicó un mensaje de odio en contra del presidente López Obrador: “Ojalá ya se muera ese viejo culero de palacio nacional (sic)”. Sin embargo, en otro tuit aseguró que su cuenta había sido “hackeada”, por lo que ese mismo día cerró su cuenta.

VARGAS VALDEZ SE DICE PRESIDENTE DEL TEPJF; “NO EXISTE FIGURA DE REVOCACIÓN”, AFIRMA

José Luis Vargas Valdez afirmó que la sesión llevada a cabo, ayer 4 de agosto, en la que se aprobó su destitución, fue “nula e ilícita”, por lo que, según indicó, todavía es presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), ya que, dijo, legalmente, su actuar como magistrado no debe ser evaluado por sus pares, sino por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

“No existe la figura de revocación o destitución por el pleno de la Sala Superior como forma de terminación del encargo. El término de la presidencia sólo concluye al cumplirse el periodo de cuatro años, que en mi caso culminará en noviembre de 2023”, aseguró Vargas Valdez, en un video publicado en las cuentas oficiales de las diversas redes sociales del TEPJF.

El magistrado detalló que “como presidente en funciones” convocará una sesión privada para mañana jueves 5 de agosto, con el objetivo de discutir la propuesta de evaluar su gestión al frente del TEPJF. Además, se realizará otra pública, para desahogar temas jurisdiccionales.

Asimismo, acusó que la sesión previa se realizó en un plataforma diferente a la institucional y no participó ni él, ni tampoco la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso, por lo que, según Vargas Valdez, “es nula en pleno derecho”.

“Lo sucedido constituye una ruptura constitucional y legal por lo cual esta presidencia sigue y seguirá llamando al diálogo, a la serenidad, a la institucionalidad, la única forma de resolver cualquier diferendo es a través del diálogo”, dijo Vargas Valdez.

“Y de no ser el caso, con el respeto irrestricto a las normas que regulan nuestra función. Somos jueces constitucionales y tenemos que actuar a la altura de nuestra investidura. Los albazos no son la forma en como en una democracia constitucional se solventan las diferencias”, insistió el magistrado.

Asimismo consideró como un ejercicio ilícito de funciones la convocatoria para la sesión en la cual fue electo Reyes Rodríguez Mondragón como presidente del TEPJF, realizada por la magistrada Janine Madeline Otálora Malassis y el secretario general en funciones, Rodrigo Sánchez Gracia.

El magistrado también indicó que la Ley Orgánica del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no contempla la figura de revocación de mandato o sustitución, por lo que su mandato es por cuatro años, es decir, hasta noviembre del 2023.

“Conforme a los artículos 99 constitucional y 171 de la ley orgánica del Poder Judicial de la Federación, la elección de la Presidencia del Tribunal es por un periodo fijo y no existe la figura de revocación o destitución por el Pleno de la Sala Superior como forma de terminación del encargo”, señaló Vargas Valdez.

“Señoras y señores magistrados, los conmino a respetar el orden legal, nuestras instituciones, a un diálogo franco y abierto, a honrar su compromiso con la Constitución y las leyes y sobre todo, a evitar una crisis constitucional en medio del proceso electoral, es lo menos que le debemos a la sociedad mexicana”, sostuvo.

El ministro presidente de la SCJN y de la CJF, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, expresó en el 21 de junio del 2021, que había una “anomalía en el diseño institucional” por virtud de la cual el Consejo de la Judicatura Federal no tiene facultades para ejercer disciplina y vigilancia sobre el TEPJF.

MAGISTRADOS DESTITUYEN A JOSÉ LUIS VARGAS DE PRESIDENCIA DEL TEPJF; LO SUSTITUIRÁ REYES RODRÍGUEZ

Después de reanudar la sesión pública llevada a cabo a distancia, ayer 4 de agosto, un total de 5 magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), destituyeron del cargo de presidente a José Luis Vargas Valdez, quien fue sustituido por Reyes Rodríguez Mondragón, que concluirá el periodo de cuatro años para el que había sido sido designado su homólogo, es decir, hasta noviembre del 2023.

La sesión en la que se votó la remoción fue convocada por la magistrada Janine Madeline Otálora Malassis, en su calidad de “presidenta por ministerio de ley” ante la ausencia de Vargas Valdez durante la sesión -en la que tampoco estuvo presente Mónica Aralí Soto Fregoso-, luego de que este último suspendió la reunión que se había convocado a las 13:30 horas de este mismo día.

Sin el área de comunicación de la Sala Superior, el equipo de la magistrada Otálora Malassis convocó a la reanudación de la sesión mediante las cuentas oficiales de la Escuela Judicial Electoral. “[…] la magistrada decana, Janine M. Otálora Malassis, en su carácter de presidenta de este órgano jurisdiccional, por ministerio de ley, y en términos del Artículo 12, párrafo 3, y del 15, fracciones VII y IX del Reglamento Interno, convocó a los integrantes del pleno a una sesión pública, por videoconferencia, que en breve dará inicio”, se indicó.

Los magistrados Janine Madeline Otálora Malassis, Indalfer Infante Gonzales, Reyes Rodríguez Mondragón, Felipe Alfredo Fuentes Barrera y Felipe de la Mata Pizaña, expusieron en sus argumentos para la destitución de Vargas Valdez, una serie de irregularidades durante su Presidencia, como la diferir las sesiones de forma unilateral y sin informar al resto de los integrantes de la Sala Superior del TEPJF.

“A este Tribunal no venimos a satisfacer los intereses de nadie, ni a hacernos populares. A este Tribunal llegamos para mejorar el sistema electoral mexicano. No estamos aquí para reforzar nuestros beneficios particulares o de grupo, mucho menos para beneficiar a grupos de poder o a gobernantes”, expresó el magistrado De la Mata Pizaña.

“Se ha perdido la confianza, no existe la coordinación adecuada ni la comunicación que de manera natural se debe dar entre quien presida el Tribunal y los demás integrantes del mismo”, afirmó, por su parte, el magistrado Infante Gonzales.

En su intervención, la magistrada Otálora Malassis afirmó que “la justicia electoral es reflejo de quienes la impartimos, no buscamos el aplauso ni huimos a la crítica, nos sometemos siempre al escrutinio público y exigente de la ciudadanía”.

“Es por esto que en congruencia con nuestro mandato y la responsabilidad que tenemos como juezas y como jueces que nuestra decisión tiene como única finalidad asegurar una presidencia que dé certeza a la ciudadanía de que esta institución es creíble y eficaz”, concluyó la magistrada Otálora Malassis.

MAGISTRADOS PIDEN EVALUAR DESEMPEÑO DEL PRESIDENTE DEL TEPJF; VARGAS VALDEZ ACUSA “GOLPE DE ESTADO”

Durante la sesión pública llevada a cabo a distancia, ayer 4 de agosto, un total de 5 magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pidieron evaluar el desempeño del presidente José Luis Vargas Valdez, quien acusó de un “golpe de Estado”.

“En virtud de que son atribuciones de los magistrados electorales las que sean necesarias para asegurar el correcto funcionamiento del Tribunal y que cualquier integrante del Pleno puede someter a consideración de la Sala Superior propuestas adicionales a la orden del día, solicito someter a los integrantes del pleno, en esta misma sesión pública, el punto relativo al análisis de las funciones y desempeño de la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, propuso el magistrado Felipe de la Mata Pizaña.

El punto propuesto, sin estar agendado, fue respaldado por los magistrados Janine Madeline Otálora Malassis, Indalfer Infante Gonzales, Reyes Rodríguez Mondragón, Felipe Alfredo Fuentes Barrera y Felipe de la Mata Pizaña. Sólo Mónica Aralí Soto Fregoso y el presidente se opusieron a analizar dicho asunto.

“Les quiero pedir de la manera más atenta y más respetuosa que están a la altura de su investidura constitucional. No estén intentando o provocando un golpe de Estado, porque sencillamente no existe esa atribución para pretender evaluar a la presidencia y pretender ocupar la posición que hoy tengo como presidente y para la cual y recordarán ustedes me eligieron […] Les advierto que el punto no esta a consideración de este Pleno”, le dijo Vargas Valdez a sus homólogos.

El magistrado presidente del TEPJF afirmó que la propuesta de De la Mata Pizaña carece de fundamento constitucional, toda vez que el desempeño de su cargo es vigilado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y de forma anual entrega un informe a sus pares donde se ponen a evaluación el ejercicio de su encargo.

Durante su intervención, la magistrada Soto Fregoso alertó a sus pares que intentar llevar como un punto a discusión la evaluación al desempeño de Vargas Valdez al frente del TEPJF violentaría el carácter de la sesión, que era para resolver temas jurisdiccionales electorales.

“De no hacerlo así, señalo, estarían ustedes, como ya lo dijo la magistrada Soto, obstruyendo la justicia electoral y déjenme decirles que eso constituye un delito y es en ese sentido les pido platiquemos si hay inconvenientes fuera de esta sesión pública pero no así donde ustedes interrumpan de manera sorpresiva y con esta mayoría que han creado”, argumentó Vargas Valdez.

“Les vuelvo a pedir que ponderen no generar una crisis constitucional en este momento al país, a la República, al sistema constitucional y que nos aboquemos a estudiar los asuntos y a discutir los asuntos estrictamente jurisdiccionales señaló el magistrado presidente.

“No voy a poner el punto a consideración, ya se los dije, y creo que insistir es desgastar a la justicia, es obstruir la justicia en torno a los asuntos que hoy están listados y eso lleva responsabilidad”, agregó el presidente del TEPJF.

La mayoría contra Varga Valdez reviraron que la normatividad del TEPJF faculta a los magistrados a proponer la inclusión de cualquier asunto al orden del día de cada sesión y le exigieron que someta a votación la propuesta de De la Mata Pizaña.

El presidente del TEPJF afirmó que no está en sus planes renunciar a la titularidad de dicho órgano colegiado y que de tener inconformidades con su desempeño, sus pares están en todo su derecho de enviarle por escrito la evaluación a su desempeño. “La leeré con mucho detenimiento para mejorar las labores del Tribunal”, indicó.

De forma unilateral, Vargas Valdez forzó a un receso de la sesión pública para evaluar si ésta puede continuar y ordenó que se cortara la transmisión de la misma. Los cinco magistrados que pedían cuentas al presidente, firmaron un oficio exigiendo la reanudación.

MAGISTRADOS RECLAMAN AL PRESIDENTE DEL TEPJF POR HABLAR DE VOTO “EN MANADA”

El pasado 28 de julio, cinco magistrados de la Sala Superior del TEPJF reclamaron al presidente del organismo, José Luis Vargas Valdez, sus señalamientos en el sentido de que él no hace votaciones “en bloque” o “en manada”.

“Yo quisiera decirle a la magistrada [Mónica] Soto Fregoso que, en aras de su presagio de que todos votaremos en contra, yo le diría que, en mi caso, no es así. Es decir, yo sí, lo aclaro, mi voto es independiente”, dijo Vargas Valdez durante una sesión virtual. “Mi voto no va en grupo o en manada. Mi voto es responsable a partir de cada caso concreto”, añadió.

La declaración se dio en el marco de la discusión respecto al proyecto de paridad de género del organismo público electoral local de Tamaulipas, que la magistrada Soto Fregoso pronosticó que sería rechazado.

“Yo únicamente quisiera pedirle más respeto a las y los integrantes de este pleno. No somos una manada ni integrantes de una manada. Nuestros votos, el mío, el de, me parece, de todos, son votos fundados, son votos independientes […] Yo no me permitiría en una sesión emitir calificativos sobre la manera en la que vota alguno de mis colegas. Por ende, le pediría más respeto”, respondió la magistrada Otálora Malassis.

“Por supuesto, no estoy refiriendo simplemente el voto, el bloque. Si eso le ofendió, le pido una disculpa, simplemente fue, y no se lo dije a partir de su voto, sino a partir de un voto que anticipó la magistrada Soto que sería unánime”, argumentó Vargas Valdez.

“Simplemente establecí que, en mi forma de votar, yo no voto como manada. Eso fue lo que dije respecto de mi votación. No me referí a su votación ni a la del resto de los integrantes de este pleno”, añadió el magistrado presidente del TEPJF.

“Todos mis votos son individuales, razonados y jurídicamente establecidos […] Creo que es importante establecerlo así, pues me parece que sería de otra forma, inclusive irracional, hacer acusaciones de grupos o manadas que no existen y que no se pueden comprobar”, acusó el magistrado De la Mata Pizaña.

“Eso es muy importante. ¡Qué bueno que lo reconozca! Efectivamente, mis posiciones siempre han sido jurídicas, porque siempre en un colegiado se toman decisiones por mayoría o por unanimidad, y si es mayoría, no significa que no se razonen o que tengan que tomarse en manada o en grupo”, resaltó el magistrado Fuentes Barrera.

SE “FRACTURA” TEPJF POR PRESUNTAS IRREGULARIDADES DEL MAGISTRADO PRESIDENTE

El pasado 10 de marzo, José Luis Vargas Valdez, magistrado presidente de la Sala Superior del TEPJF, convocó a los integrantes del Comité de Administración de dicha institución, a una sesión extraordinaria que se llevaría a cabo a las 17:00 horas del día 16 de ese mismo mes.

Ello para esclarecer la información y versiones de inconformidades, ello ante los señalamientos del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), respecto a irregularidades en procesos administrativos en dicho órgano judicial.

“Me permito solicitar respetuosamente a los Consejeros miembros de la Comisión de Administración que hagan llegar a esta Presidencia los resolutivos del punto de acuerdo que ha generado la controversia suscitada, a fin de tomar decisiones en materia presupuestaria que propicien el oportuno ejercicio de los recursos aprobados, en el entendido de que las necesidades y cargas en este periodo electoral exigirán la convocatoria periódica a sesiones para no afectar la operación”, señaló el magistrado presidente del TEPJF.

“Los recientes posicionamientos vertidos por los comisionados consejeros de la Judicatura, así como la mayoría de los integrantes del Pleno respecto de los hechos controvertidos”, es la razón principal por la cual, según Vargas Valdez, se convocó a una sesión extraordinaria del Comité de Administración del TEPJF.

Además de “someter a consideración de los integrantes los puntos que no fueron posible discutir en la sesión ordinaria del pasado 4 de marzo al no haberse aprobado el orden del día en los términos presentados”.

La próxima reunión se realizará “a fin de tomar decisiones en materia presupuestaria que propicien el oportuno ejercicio de los recursos aprobados, en el entendido de que las necesidades y cargas en este periodo exigirán la convocatoria periódica a sesiones”, agregó el magistrado presidente del TEPJF en una carta hecha pública en su cuenta de la red social Twitter.

“Por ello les pidió a sus colegas enviar sus propuestas. Comprendo que pueden existir diferencias de criterios, mismas que se deben dar en un diálogo institucional, de cordialidad y de respeto”, señaló Vargas Valdez, en su misiva dirigida a los integrantes de la Comisión de Administración del TEPJF, conformada por tres comisionados del CJF y dos magistrados, incluido él mismo.

Sin embargo, el también presidente de la Comisión de Administración del TEPJF rechazó subsanar la omisión en el acta del pasado 28 de enero, reclamada por los consejeros del CJF, que tiene que ver con un acuerdo aprobado, por el que es necesario someter a aprobación de dicho órgano las asignaciones presupuestales, en función de la disponibilidad de recursos.

“El #TEPJF rechaza estrategias que pongan en peligro el adecuado funcionamiento de la institución”, señaló el mensaje publicado en la cuenta oficial de Twitter del TEPJF, mismo que remite al comunicado oficial.

Un día antes, el pasado 9 de marzo, cinco de los siete integrantes de la Sala Superior del TEPJF -con excepción de la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso-, se deslindaran públicamente del comunicado oficial emitido por la Presidencia del organismo electoral el pasado día 8 de este mismo mes.

En dos cartas dirigidas a los comisionados del CJF, los magistrados Janine Madeline Otálora Malassis, Indalfer Infante Gonzales, Reyes Rodríguez Mondragón, Felipe Alfredo Fuentes Barrera y Felipe de la Mata Pizaña, se deslindaron de la postura de Vargas Valdez y señalaron que no fueron consultados de la postura manejada como institucional, ni fueron informados de los detalles del contexto de la reunión que ha generado el diferendo.

Los magistrados señalaron que la larga trayectoria que poseen en el Poder Judicial de la Federación, “es una fuente de legitimidad, y que su misión ha sido siempre la de favorecer una justicia electoral que sirva a la ciudadanía y a la democracia de México”.

“A lo largo de nuestro desempeño en este Poder Judicial, en cada una de las posiciones que orgullosamente hemos ocupado, hemos procurado cumplir los principios constitucionales, legales, de rendición de cuentas, transparencia y la ética judicial a que estamos obligados: esa ha sido nuestra filosofía en cada una de nuestras facetas profesionales y de vida”, agregaron.

“Refrendamos nuestro compromiso institucional con cada uno de los órganos del Poder Judicial de la Federación, y por ello, nuestro pleno respeto a ustedes como integrantes de la Comisión de Administración del TEPJF”, indicaron los magistrados.

Ante ello, los comisionados de la CJF -que encabeza el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea- expusieron al magistrado presidente Vargas Valdez, una serie de condiciones para volver a sesionar en la Comisión de Administración del TEPJF, luego de los incidentes suscitados en la reunión del 4 de marzo.

Un día después, el CJF emitió un comunicado en el que alertaba respecto a irregularidades en la asignación de recursos a proyectos especiales y la reticencia del TEPJF a transparentar la información, lo que generó diferencias con el presidente de dicha institución, quien a través de un comunicado institucional rechazó las imputaciones el día 8 de este mismo mes.

Entre las condiciones establecidas en el oficio del CJF, está el de corregir el acta del 28 de enero y restituir el acuerdo aprobado y omitido, según los comisionados, que establece la exigencia de que los proyectos sujetos a disponibilidad presupuestal, cuenten con la autorización de la Comisión de Administración, previo a que se les dote de recursos, así como la obligación de que el presupuesto a ejercer en cada proyecto se precise.

En diciembre del 2020, un acuerdo aprobado por la Sala Superior del TEPJF, relacionado con la obligación de los partidos de postular al menos a siete mujeres en las candidaturas a las Gubernaturas en juego en el actual proceso electoral, motivó un debate público, que fue publicado luego de nueve días de su aprobación, en un engrose que estuvo a cargo del magistrado Vargas Valdez.

Comentarios

Tipo de Cambio