Menos Selección de Beisbol y más Alexas

Foto: Internet/Alexa Moreno
Opinionez lunes, 9 agosto, 2021 12:00 PM

Están por finalizar los Juegos Olímpicos que se desarrollan en Tokio, Japón, y como siempre sucede, las lecturas en torno a la participación de la delegación mexicana empiezan a ser sujetas de análisis. Es natural y deseable que así suceda.

Nuestro país nunca ha sido una potencia mundial, hay disciplinas en las cuales sobresalimos, pero son resultado de esfuerzos individuales más que colectivos. Talento existe, lo que no hay es un verdadero apoyo de las autoridades y la construcción de políticas públicas a largo plazo. Como sucede en economía, seguridad, desarrollo social y otras más, desgraciadamente, cada seis años el deporte se reinventa con resultados igual de mediocres.

Cuando se nombró Ana Guevara al frente de la Conade generó grandes expectativas, máxime que ella fue una deportista triunfadora que padeció los raquíticos estímulos económicos de quienes estaban al frente del deporte mexicano. El sentir generalizado hace tres años era que ahora sí, con alguien con las mismas limitaciones que tuvo en su carrera, comprendería dónde estaban las carencias y las fallas para actuar en consecuencia. Desafortunadamente no fue así. Por una extraña razón, Guevara decidió enfrascarse en pleitos con otros deportistas, así como en acusaciones de corrupción. La silla la transformó. Una pena.

Algo que me parece un error en la toma de decisiones es no priorizar. Si somos potencia en tiro con arco, taekwondo o con resultados relevantes en gimnasia, ¿por qué no invertimos más en esos deportes? Se debe realizar un análisis minucioso, frío y calculador e invertir más recursos donde generamos más medallas y existe un potencial mayor. Con lo anterior no pretendo señalar que dejemos fuera demás disciplinas, pero sí enfocar esfuerzos donde mejor nos va. Es normal.

Hay deportes profesionales donde hemos demostrado contar con talento impresionante en lo individual, pero colectivamente somos un desastre. El beisbol, como ejemplo. Ya sea por grillas, intereses personales, vanidad, dirigentes corruptos, etcétera, hacemos el ridículo. Estas Olimpiadas no fue la excepción. El colmo fue perder y ser eliminados por Israel.

Nunca pensé que en ese país se practicara el beisbol, la triste realidad es que ni con jugadores que pasaron por Grandes Ligas en Estados Unidos o que están en Liga profesional mexicana y son muy bien pagados por sus equipos, logramos ganar un solo partido. En pocas palabras, un deporte masivo como este, donde el actual gobierno apuesta al futuro de generaciones, nomás no da una. Ojo con eso.

Caso contrario es Alexa Moreno, gimnasta cachanilla de la cual nos sentimos sumamente orgullosos. Ella es un garbanzo de a libra, es decir un talento enorme, con unas ganas de salir adelante y una fortaleza mental envidiable. Verla participar con ese entusiasmo y ese don de gente, trasmite alegría, lo cual debe ser considerado un ejemplo para las siguientes generaciones no solo de gimnasia, sino de cualquier deporte. Su cuarto lugar en salto de caballo nos supo a oro.

Con gran esfuerzo, desde hace cuatro años Alexa ya había demostrado de lo que era capaz y afrontó situaciones que no viene al caso mencionar en redes sociales, lesiones y en el último año, padecer COVID-19 tanto ella como su entrenador.

Varios deportistas en Tokio se han quedado en la orilla, no es justo señalarlos o culparlos, hacen lo que humanamente es posible. Ojalá y encontremos una fórmula que nos permita motivar a niños y jóvenes, no podemos “tirarle” a todo. Empecemos por promover ejemplos como los de Alexa Moreno en las escuelas y no sólo poner a los estudiantes en la clase de educación física a correr alrededor de las canchas de basquetbol sin ton ni son.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas y comunicación, y socio fundador de CAUDAE. @CasoAlejandro

Comentarios

Tipo de Cambio