Las 4 fases de la federalización de la nómina magisterial

Cartaz lunes, 23 agosto, 2021 12:00 PM

La primera fase fue la publicación de La Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, signada el 27 de septiembre del 2019, publicada en el Diario Oficial de la Federación.

La segunda fase o etapa se llevó acabo con la publicación de la Ley General de Educación de Baja California, el 28 de diciembre del 2020.

Michoacán es un claro ejemplo de lo que acontecerá en Baja California: Bono de ajuste de calendario, bono del Día del Maestro y 40 días de aguinaldo. Traduciendo esto: se perderán 6 bonos; y el aguinaldo de 60 días, pasaría a ser de 40.

Además de lo anterior, la federalización de la nómina trae aparejada la homologación de prestaciones y con ello la reducción de la pensión para todos aquellos que rebasan el tope de 10 UMAS.

Lo máximo que podría ganar un pensionado o jubilado será de 27 mil pesos mensuales. Se afectarán a un aproximado de 55 mil docentes en Baja California (estatales y federales) activos, pensionados y/o jubilados.

Amarga experiencia tenemos con la aplicación de Ley de Issstecali del 2015. Nos provenían que se aplicaría y se nos afectaría económicamente… y no creímos. Hasta que sucedió.

Esto está a punto de repetirse otra vez, únicamente que ahora con la federalización de la nómina. Dicho en términos claros y sencillos, el Gobierno Federal pagará a los maestros para que ya no haya desvío de recursos en el estado.

Desafortunadamente ni en la ley de educación federal ni en la estatal queda explicitado o dicho de manera clara y entendible, que se respetarán categorías de Carrera Magisterial, sueldo, bonos y otras prestaciones de carácter local.

Lento, pero va avanzando la estrategia impulsada por López Obrador. Sus simpatizantes aseguran que no se trastocarán derechos adquiridos; pero si fuera así, ¿por qué demonios los diputados del Congreso del Estado no terminaron con esta zozobra e incertidumbre en que se encuentran inmersos los trabajadores de la educación?

La tercera etapa o fase será cuando se armonice la ley federal y estatal (firma de acuerdos), teniendo por fuerza que especificar que prestaciones reconocerá el Gobierno Federal y cuáles no (etapa próxima a suceder).

La cuarta etapa o fase es cuando se implementan o llevan a cabo los acuerdos y ya no existe posibilidad de revertir esa situación.

Por lo anteriormente mencionado, se hace un urgente llamado a que todos los docentes se informen y tomen las medidas pertinentes para salvaguardar sus prestaciones y derechos laborales actuales.

Es tarde ya para marchas, mítines, desplegados en los periódicos, etc. La única vía posible es la legal.

Si el sindicato al que perteneces no implementa la vía legal, revisa y actúa en defensa de tus propios intereses… Como dice el dicho, “primero mis dientes y luego mis sinvergüenzas líderes sindicales”.

Cuando se dé la tercera fase o etapa, solo habrá dos semanas para interponer un recurso legal; no habrá mucho tiempo para pensar, así que a tomar medidas porque “palo dado, ni Dios lo quita”.

 

Atentamente,

Profr. Francisco Heredia Guzmán.

Tijuana, B.C.

Correo: francisco_heredia_guzman@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio