Alcalde electo de Tecate, en silencio ante denuncia por violencia familiar

Foto: Archivo.- Dario Benítez
Edición Impresa lunes, 2 agosto, 2021 12:00 PM

La esposa del morenista Edgar Darío Benítez lo denunció penalmente por violencia familiar, al dejarle moretones en brazos y piernas. Él refiere que son mentiras, pero se reservará su derecho a declarar. Expertos señalan que no hay afectación por la denuncia para que Benítez asuma el cargo, mientras en su equipo hay un acusado de violación. FGE aún arma la carpeta de investigación

La noche del domingo 25 de julio, el alcalde electo de Tecate, Edgar Darío Benítez Ruiz, comenzó una discusión con su esposa, María Fernanda Olguín Martínez, que tuvo como conclusión una denuncia penal por violencia familiar y robo, al supuestamente haber generado violencia física, psicológica y patrimonial contra ella.

Durante la madrugada del lunes 26, la pelea escaló a la violencia, provocando en la mujer moretones en ambos brazos y la pierna izquierda mientras forcejeaban, ya que Benítez quería quitarle su teléfono celular con el que ella estaba grabando la discusión. En medio de la pelea se encontraba su hija de 4 años de edad.

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón.- Maria Fernanda Olguín.- ex-pareja de Dario Benítez presidente municipal electo de Tecate, presentó denuncia por los delitos de violecia familiar, robo y lo que resulte contra el alcalde

La mañana del 26 de julio, María Fernanda se presentó en las oficinas regionales de la Fiscalía General del Estado (FGE) en Tecate para levantar la denuncia contra el padre de su hija. Más tarde, posterior a la difusión de la denuncia en medios de comunicación, (a las 21:00 horas), el alcalde electo de Tecate emitió un comunicado, asegurando que los motivos de la denuncia eran falsos.

De acuerdo con abogados consultados por ZETA, de ser procesado antes de asumir el cargo de presidente municipal, podría estar bajo arresto domiciliario hasta por un año con distintas medidas cautelares y ciertos beneficios para que, llegado el momento, tome posesión.

Mientras que si el proceso y la sentencia de un juez se realiza cuando ya Benítez esté como alcalde en funciones, el Cabildo del Ayuntamiento deberá procesar su separación del cargo para enfrentar a la justicia. Sin embargo, estiman que dicho caso podría tener fin en un plazo mayor a un año. Al no ser un delito considerado grave por la Ley, no se afectan los derechos políticos del ex titular de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tecate, por lo que podría asumir sin mayor contratiempo el cargo por el que fue electo y que inicia el 1 de octubre de 2021.

Hiram Sánchez Zamora, fiscal central de la FGE, informó que aún no hay citatorio para que Edgar Darío Benítez Ruiz rinda su declaración, ya que aún se encuentran integrando la carpeta de investigación para la judicialización del caso. Con base en el principio de presunción de inocencia, el denunciado podría continuar con su proceso político en curso.

 

“¡NO SABES CON QUÉ GENTE ANDO!”

María Fernanda Olguín Martínez, de 41 años de edad, lleva cinco años casada con Edgar Darío Benítez Ruiz. Se conocieron en un concurso de oratoria un 24 de mayo de 2014. Tuvieron una hija que actualmente tiene 4 años y ambos vivían juntos en la casa del padre del alcalde electo en Tecate, Manuel Benítez Caro.

Pero desde hace un año la relación amorosa terminó y el funcionario público le pidió el divorcio. Pasaron los meses y nunca llegó la demanda, los tres seguían viviendo con don Manuel, solo que dormían en habitaciones distintas. Ella con la menor, y él aparte, relató Olguín a ZETA.

Las agresiones comenzaron por la tarde del domingo 25 de julio. Ella salió con un par de amigas a un restaurante, acompañada de su hija. Supuestamente Benítez habría estado llamando y hostigando a las acompañantes de su esposa esa noche, por lo que arribó al lugar donde se encontraban e intentó ingresar, pero el dueño del lugar le impidió el paso.

Más tarde, la mujer y su hija se dirigieron de Liebre Coffee Bar a la casa de su suegro, lugar donde seguían viviendo ambas. Alrededor de las 01:00 horas, el alcalde electo entró al cuarto donde dormían tanto su esposa como su hija. Iluminándola con la luz del teléfono celular, le advirtió: “Te metes con mis amigos y yo me meteré con los tuyos, y Laura y Omar van a pasar los peores tres años de su vida en Tecate”.

La discusión incrementó y María Fernanda decidió comenzar a grabar con su celular. Edgar Darío se percató y le quiso arrebatar el teléfono. Comenzaron un forcejeo por el aparato, él la tomó de los brazos y le dejó moretones con las arcas de sus manos, la hija de ambos se encontraba en la habitación y se estaba despertando con el alboroto.

Olguín Martínez relató que al ver que su hija despertaba, decidió aventar a un cajón su teléfono Motorola G7, con un precio promedio de 4 mil pesos. Edgar Darío supuestamente lo recogió y se lo llevó. Ella comenzó a perseguirlo, exigiendo que le devolviera su celular, pero él se negaba. Él la amenazó: “No sabes con qué gente ando”.

En su declaración, ella asegura que el alcalde electo la corrió junto con su hija de la casa de su suegro, en medio de una lluvia atípica. Posteriormente, el funcionario subió a su camioneta escoltada y se fue del domicilio llevando consigo el teléfono de María Fernanda. Lo anterior quedó registrado con el número de expediente 0203-2021-03014.

En entrevista para ZETA, María Fernanda Olguín comentó que agresiones como la que sufrió la madrugada del lunes por parte de su esposo eran inéditas en la relación, sin embargo, mencionó que para llegar a la violencia física hubo otro tipo de agresiones, tanto emocionales, como psicológicas y económicas, al no dar dinero para la manutención de su hija.

“También sufrí violencia psicológica porque (Benítez) tenía a mi hija y a mí en la incertidumbre por lo del divorcio, además de violencia económica, porque solo me daba dinero para la menor cuando se lo pedía, y no era lo suficiente”. aseguró.

Al cuestionarla si había una intención de perjudicar políticamente al alcalde electo, respondió que ella siempre lo ha apoyado en sus ideas políticas, que coincide con muchas de las posturas de su actual esposo, e incluso aseveró que la había invitado a participar como asesora en el área del Instituto Municipal de Mujer (Inmujer) durante la transición.

Finalmente, expuso que tal organismo ya la contactó para ofrecerle apoyo en caso de necesitar algo, desde asesoría legal o un albergue para madre e hija. María Fernanda solicita a las autoridades imparcialidad en el caso, y protección para ella, su hija y su familia por parte del Estado.

“A través de este acto, estoy solicitando imparcialidad por parte de las autoridades, ya que en el mundo que vivimos, sabemos que las personas que ostentan poder piensan que son ilimitables”, puntualizó María Fernanda Olguín Martínez.

ACUSACIONES “DUELEN POR NO SER VERDAD”: BENÍTEZ

A las 21:00 horas de lunes 26 de julio, Edgar Darío Benítez Ruiz emitió un comunicado de prensa, en el cual reveló que nunca dañó la integridad de su esposa y que las acusaciones en su contra no son verdad.

“Hace unas horas me enteré de una denuncia presentada por la madre de mi hija y aún esposa. Fernanda, una persona que admiro y respeto de sobremanera, ha decidido llevar al plano jurídico una serie de acusaciones que personalmente duelen por no ser verdad y que se dan en medio de un proceso de separación que lleva varios meses”, se lee en el comunicado.

“A la opinión pública les digo que más allá de las diferencias que no permitieron continuar nuestro matrimonio juntos, jamás dañaría la integridad de una persona por la que siento aprecio y agradecimiento”, agregaría el alcalde electo de Tecate.

ZETA buscó al funcionario para que diera su versión de los hechos. Los abogados de Benítez atendieron a este Semanario e indicaron que el demandado se reservará su derecho a declarar al respecto. Claudia Íñiguez, titular del despacho legal que lo representa, aclaró que al tratarse de cuestiones particulares que no tienen que ver con el proceso político de su cliente para la toma de su puesto público, no daría declaraciones públicas sobre el tema.

“Al ser un asunto legal entre particulares y no un relativo a la futura encomienda, no habrá más declaraciones que el comunicado anterior hasta que los asesores jurídicos lo indiquen según el proceso”, recalcó.

 

ACUSADO DE VIOLACIÓN, “PILAR BASE DEL PROYECTO DE CIUDAD” DE DARÍO BENÍTEZ

En el equipo de gobierno que conformó el alcalde electo de Tecate, Edgar Darío Benítez Ruiz, hay otra persona acusada de violentar y abusar sexualmente de su pareja: Jorge Elías Rodríguez (Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art. 13, CNPP), el primer político en Baja California en ser desaforado por las mismas acusaciones en 2007.

Rodríguez será el primer regidor en el Cabildo de Tecate en la gestión de Benítez Ruíz. Durante la campaña, las mujeres pertenecientes al Contingente Feminista de Tecate condenaron la llegada de este funcionario al gobierno del Pueblo Mágico y exigieron al candidato de Morena que no se le diera puesto publico a un presunto violador.

El entonces candidato se deslindó de Jorge Elías, respondiendo en redes sociales que estaba trabajando en “nuevas masculinidades” y se consideraba “progresista”.

Sin embargo, al recibir su constancia de mayoría, el alcalde electo calificó a Rodríguez como “pilar base del proyecto de ciudad”.

Comentarios

Tipo de Cambio