A pesar de la pandemia Bonilla prefirió el dinero

Destacados sábado, 21 agosto, 2021 11:02 AM

Jaime Bonilla Valdez, gobernador de Baja California, reconoció que se decidió correr el riesgo de generar un brote de COVID-19 en Playas de Rosarito con el Baja Beach Festival, por la derrama económica en Playas de Rosarito.
Así lo dio a conocer Bonilla Valdez en la Jornada por la Paz, que se realizó el viernes 20 de agosto en Parque Poblado Morelos, ubicado en la Zona Sur del mismo municipio de Playas Rosarito.

Reconoció que ha habido críticas de la ciudadanía porque se permitió el espectáculo masivo en Playas de Rosarito, sin embargo, aseguró que se han cuidado todas las medidas de sanitización al momento del ingreso y por ello dieron los permisos para otros más.

“Nos han comentado, oiga y los eventos estos, son muy grandes…y les quiero decir que el doctor –Alonso Pérez Rico, Secretario de Salud- se ha encargado de hacer unos protocolos muy estrictos, con pura gente que este vacunada.
“Se le checa la temperatura, tienen que traer su crubrebocas, si no, no puede entrar, sentimos que el fin de semana pasado hubo mucho nerviosismo creemos nosotros que no hubo tal efecto negativo.

“También es muy pronto para saberlo, porque se necesitan como 8 días, 15 días, y hay otro evento este fin de semana, el 95 por ciento de la gente que son gente de afuera, pero también beneficia mucho a la economía”, afirmó.
Explicó que está replicando lo que el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador aconsejó, que es equilibrar los temas relacionados con la contención de la pandemia y fortalecer la economía.

“No podemos cerrar permanentemente las puertas para todos, pero sí podemos cuidarnos, entonces les quiero decir que yo tengo muy, muy cerquita de mi corazón este tema y me cuesta mucho trabajo autorizar ese tipo de eventos.
Pero también se yo que está de por medio la subsistencia, se me mueren de COVID o se me mueren de hambre”, aseguró el mandatario estatal.

La presidenta municipal de Playas de Rosarito, Hilda Araceli Brown Figueredo, quien también asistió a la Jornada por la Paz, comentó que el festival dejó una importante derrama económica en Playas de Rosarito -empresarios hablan de 20 a 50 millones de dólares-, principalmente con el tema de hospedaje.

“Es una gran derrama económica, no solo para Rosarito, para Tijuana y para Ensenada, los hoteles estuvieron llenos, también las casa que se renta por la plataforma AIRBNB, pues no había lugar donde quedarse, eso es parte de la derrama económica”, dijo la Alcaldesa de Playas de Rosarito.

Comentarios

Tipo de Cambio