Viudas del Ayuntamiento, sin pago de seguro

Fotos: Enrique Botello
Edición Impresa lunes, 5 julio, 2021 12:00 PM

Pese a que no han transcurrido cinco años, el Ayuntamiento de Ensenada les comunicó que su derecho de recibir el seguro de vida de su familiar fallecido prescribió. Las pensiones y finiquitos se les comenzaron a entregar apenas este año, tras acudir con el gobernador Jaime Bonilla y un convenio con Issstecali

A partir de 2016 a la fecha, alrededor de doce viudas y familiares de trabajadores del Ayuntamiento de Ensenada, no han recibido el pago de su finiquito ni seguro de vida, lo que las mantiene en el desamparo económico al no obtener un derecho, pese a que los descuentos de cuotas se hicieron puntualmente.

Este grupo de esposas y familiares de trabajadores finados viene luchando por el pago de pensión, finiquito y seguro de vida, en algunos casos desde hace casi cinco años, lapso en que dos de ellas fallecieron sin obtener el beneficio.

Ahora, las mujeres han sido informadas por el XXIII Ayuntamiento de Ensenada que su pago por seguro de vida ha prescrito, a pesar que no han transcurrido cinco años, por lo que se buscará la posibilidad de cumplirles; sin embargo, la incertidumbre es constante.

La situación se torna más complicada para el grupo de mujeres, debido a que otro grupo de 19 deudos de esta administración reclamarán su pago, en medio de una situación económica adversa.

El jueves 24 de junio, las viudas fueron citadas a una reunión en Palacio Municipal para informarles sobre los pagos de seguros de vida. Fueron atendidas por la coordinadora de Gabinete, Elvia Martínez; Yesenia Pelayo, del Departamento Jurídico; y Benedicto Ancheta, de Recursos Humanos.

Reclamaron que el pago de seguro de vida está contemplado como una prestación en las Condiciones Generales de Trabajo, sin embargo, el Ayuntamiento no pagó las pólizas en su momento.

En el encuentro, las mujeres fueron informadas que los seguros de vida de los trabajadores fallecidos ya prescribieron, por lo que se les sugirió demandar o esperar otra propuesta de solución. El argumento esgrimido por los funcionarios, dijeron las viudas, se basó en los artículos 81 y 82 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro, que a la letra señalan:

Ayuntamiento no paga seguro a viudas

“Todas las acciones que se deriven de un contrato de seguro prescribirán: en cinco años, tratándose de la cobertura de fallecimiento en los seguros de vida. En dos años, en los demás casos”. En todos los casos, los plazos serán contados desde la fecha del acontecimiento que les dio origen.

El plazo de que trata el artículo anterior no correrá en caso de omisión, falsas o inexactas declaraciones sobre el riesgo corrido, sino desde el día en que la empresa haya tenido conocimiento de este; y de tratarse de la realización del siniestro, desde el día en que haya llegado a conocimiento de los interesados, quienes deberán demostrar que hasta entonces ignoraban dicha realización. 

Tratándose de terceros beneficiarios se necesitará, además, que estos tengan conocimiento del derecho constituido a su favor.

 

UNA VIDA AL SERVICIO DEL AYUNTAMIENTO

El señor Emilio Díaz Jiménez laboró 28 años en el Departamento de Vialidades de la Dirección de Servicios Públicos Municipales; en 2012 enfermó, fue catalogado como no apto para trabajar y lo colocaron como prejubilado. Luego de ocho años, murió sin recibir pensión ni finiquito.

Andrés Pérez Higuera trabajó 28 años en el Rastro Municipal de Ensenada. En 2018 solicitó su jubilación, pero no llegó; murió en 2019.

Jesús Servando Lucero Soto pasó 29 años de su vida trabajando en Servicios Públicos Municipales, hasta que murió el 24 de septiembre de 2019.

Antonio Laguna Valdez dedicó 21 años de su vida al Departamento de Vialidades hasta su deceso, ocurrido en 2017, nueve años después de haber solicitado una pensión humanitaria.

Daniel Vázquez Paz falleció el 30 de julio de 2020 al cumplir 48 años, 23 de estos en el Departamento de Limpia.

En todos los casos se les aplicaron catorcenalmente sus respectivos descuentos; a pesar de ello, sus beneficiarias se han topado con la negativa de servicio médico en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para Trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (Issstecali), debido a que, en su momento, la administración municipal no enteró las cuotas al Instituto.

Una de las viudas calculó que le corresponden 422 mil pesos por finiquito y 65 meses de salario por concepto de seguro de vida.

Las dos viudas que fallecieron esperando el pago del seguro de vida y finiquito, solamente pudieron cobrar pensión durante aproximadamente siete meses. Varias de ellas dependen totalmente del ingreso al que tienen derecho, ya sea para el pago de hipotecas, rentas, manutención del hogar y los hijos, como el caso de una de ellas, que tiene un hijo con discapacidad.

 

ES SU DERECHO; VEN INTENTO DE ENGAÑO

En conversación con ZETA, cinco de ellas recalcaron que recibir el finiquito y seguro de vida es su derecho, ya que sus maridos y familiares trabajaron durante años, pensando que las dejarían protegidas.

Consideran que la supuesta prescripción de su derecho es un intento de engaño, ya que en ningún caso se ha cumplido el término de Ley; solamente en uno se cumplirá la vigencia en febrero próximo.

Asimismo, acusan daño moral, físico y psicológico, debido a que todas han pasado situaciones muy sensibles desde que comenzó su andar, al tiempo que lamentaron no poder hacer nada con los pagos que reciben.

Recordaron que después de permanecer cuatro meses en plantón dentro de Palacio Municipal, frente a la Oficina de Presidencia, en febrero pudieron ver al gobernador Jaime Bonilla Valdez, quien les pudo resolver el pago de pensión.

También hace tres meses, el gobierno municipal les ofreció un convenio para el pago de finiquitos en mensualidades. Sobre ese tema, el 3 de abril, el Ayuntamiento de Ensenada informó que se establecieron convenios con doce viudas y familiares de trabajadores fallecidos, para en el esquema de parcialidades, pagarles los finiquitos correspondientes, hasta cubrir la cantidad de 4 millones 913 mil 212 pesos con 65 centavos. Se mostraron inconformes con la sugerencia de demandar para que les paguen del seguro, ya que recibirlo es su derecho.

Del papel que ha jugado el Sindicato de Burócratas, aseguraron que el anterior dirigente, Jacinto Alcalá, les dijo que dos meses después del fallecimiento de sus familiares terminaba el vínculo sindical, mientras que el actual, José Gallegos de Anda, les ofrecía asesoría, pero reconoció que lo poco que ellas habían logrado, lo hicieron solas.

MÁS REUNIONES PARA REVISAR EL TEMA

Desde el martes 29 de junio, las viudas fueron citadas en lo individual para revisar, de nueva cuenta y caso por caso, la posibilidad de pagar el seguro de vida.

Acusaron que citarlas de manera individual conlleva una intención de separarlas, al mismo tiempo que consideraron inconveniente optar por una demanda.

La señora Irma Castro acudió a Palacio Municipal, a la oficina de Oficialía Mayor, donde le pidieron más documentos; le indicaron que el Departamento Jurídico revisará las opciones.

Las viudas adelantaron que, de no haber respuesta favorable, recurrirán de nueva cuenta el gobernador.

El 11 de junio llevaron un oficio a la Oficina de Presidencia, dirigido al primer edil Armando Ayala Robles, en el que le solicitan los recursos para cubrir lo que se les adeuda por concepto de seguro de vida, como lo establece el contrato de trabajo, “ya que el incumplimiento a los pagos que por derecho corresponden nos ha afectado nuestro patrimonio familiar; ya fallecieron tres viudas y una hija beneficiaria en espera de su pago que nunca llegó y no se vale pasar por una enfermedad que lleve a un triste desenlace sin recursos”, refieren en el escrito.

De igual forma, solicitaron el pago del monto total del adeudo a cada beneficiario, no así “convenios que hacen la espera más larga y nadie nos asegura un mañana”.

 

AYALA VA POR AUTONOMÍA FINANCIERA

Con una deuda municipal por el orden de los 5 mil millones de pesos, Armando Ayala Robles señaló que lograr la autonomía financiera será uno de los principales desafíos para el próximo Ayuntamiento de Ensenada, pues desea contar con una Ley de Ingresos de carácter progresista.

“Parte de los desafíos que tenemos que lograr para la siguiente administración, es la autonomía financiera, tenemos que analizar, discutir y debatir el proponer una Ley de Ingresos que permita más apalancamiento financiero, cubrir más nuestras necesidades, atender nuestro desarrollo y salir adelante en las deudas históricas que hemos heredado en esta primera etapa de la administración”, expresó Ayala Robles al participar en el foro “Soluciones para Gobernar. Alcaldes Reelectos: Continuidad y Nuevas Prioridades”, convocado por la revista Alcaldes de México.

Desde la perspectiva del mandatario municipal, lo anterior implica un reto, sobre todo para beneficiar a la población más vulnerable.

Otra de las prioridades es la seguridad, pues independientemente de las gestiones hechas ante la Federación e Iniciativa Privada, continuarán mejorando las condiciones laborales de los agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, a quienes recientemente se les aumentó el salario tras nueve años de espera.

Ayala puntualizó que seguirán con los programas de infraestructura mediante el plan de rehabilitación de vialidades más grande que se ha hecho en el municipio, “hay que atender los problemas de fondo y seguir con este mismo ritmo de la primera etapa de la administración; uno de los anhelos de la ciudadanía es la pavimentación, recibimos 4 millones 200 mil metros cuadrados de vialidades en mal estado, equivalentes a 4 mil 300 calles; rehabilitamos mil 033 en esta primera etapa y vamos por 2 mil calles más”.

Comentarios

Tipo de Cambio