Violencia familiar a la alza en BCS

Foto: Gilberto Santiesteban Flores.- Astrid Valeria Rojas Pérez
Ezenario BCS martes, 20 julio, 2021 12:00 PM

Lo casos de menores de edad agredidos por sus padres van en aumento en por lo menos 13 por ciento, advierten autoridades; hay casos graves, como Loreto, donde pasaron de una denuncia por año, a 11 en los primeros seis meses de 2021

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y mayo Baja California Sur registró un incremento del 13 por ciento en las denuncias por el delito de violencia familiar.

En los primeros cinco meses del 2020, la entidad reportó 927 casos, mientras que para el mismo periodo de este año la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) documentó mil 49 víctimas.

La titular de la Subprocuraduría de Atención de Delitos contra la Libertad Sexual y la Familia, Astrid Valeria Rojas Pérez, confirmó que es real el incremento de mujeres, niños y niñas que son víctimas de violencia en el hogar.

Según el desglose de datos del Semáforo Delictivo, La Paz, Los Cabos y Loreto son los municipios que reportan un aumento en las denuncias que llegan al Ministerio Público.

Loreto es el sector de la entidad con el mayor incremento, ya que pasó de registrar una denuncia en el 2020 a 11 en el 2021.

Por otra parte, las autoridades contabilizaron en La Paz 430 denuncias en los primeros cinco meses del año. En el mismo periodo del 2020, este municipio reportó 356 casos, lo que representa un alza del 21 por ciento.

Asimismo, se observa un aumento del 13 por ciento en el principal destino turístico de Baja California Sur. El municipio de Los Cabos pasó de registrar 472 víctimas de enero a mayo del 2020 a 518 en este año.

La subprocuradora recalca que la violencia en agravio de menores ha ido en aumento, sumando La Paz, Los Cabos y Comondú 46 casos en cinco meses.

“Sí hemos tenido un aumento, pero no ha sido la violencia familiar nada más contra los menores, entre los cónyuges sí ha aumentado también. Siento que en este año van más denuncias que en el 2020”, reiteró.

Un factor que analizan es el confinamiento obligatorio que se decretó de marzo a junio. La funcionaria expuso que en este lapso, las víctimas tuvieron mayores limitaciones para acudir en busca de apoyo de las autoridades.

Precisó que las denuncias llegan de forma anónima, a través de vecinos o de alguno de los padres de familia. Una vez que se abre la investigación, el DIF interviene como tutor y salvaguarda de los menores. “Lo digo porque al estar en confinamiento, la víctima no venía a denunciar. Quizá entraban más llamadas de emergencia, eso sí, pero no son denuncias”, compartió.

Argumentó que la crisis sanitaria,  que se ha desbordado en Baja California Sur con la tercera ola de contagios de COVID-19, también influye. Las mujeres, niños, niñas y adolescentes se ven obligados a convivir con sus agresores las 24 horas en casa.

“Tenemos que entender que el proveedor de los alimentos, que en este caso pudiera ser el agresor, se iba la mayor parte de la mañana. Al estar las 24 horas… colapsó, por eso aumentó la violencia”,  recordó.

Para casos urgentes, la dependencia cuenta con un refugio en donde las víctimas de violencia familiar pueden contar con un espacio seguro, con alimentos y acompañamiento psicológico en caso de ser necesario.

Comentarios

Tipo de Cambio