Terapia de grupo

Internet
Columnaz lunes, 5 julio, 2021 12:00 PM

Cuatro pacientes están reunidos. El terapeuta les pide que se presenten, digan cuál es su actividad y comenten por qué la tienen. El primero dice:

“Me llamo Paco, soy médico porque me gusta que la gente esté sana”.

El segundo refiere:

“Me llamo Ángel. Soy arquitecto porque me gusta que la gente viva en casas bonitas”.

La tercera interviene:

“Me llamo María y soy gay. Soy gay porque me gusta ver las piernas, el contorno, la cintura, las caderas y pasarla bien con mujeres”.

El cuarto paciente, gallego, por cierto, platica:

“Soy Manolo, y hasta hace unos minutos estaba convencido que era albañil, ¡pero acabo de descubrir que soy gay!”.

Autor: A propósito del mes que termina…

 

Esos nombres…

Al borde de un precipicio, un indio le da un empujón a otro:

¿Te he asustado, Ojo de Águila?

“¡Sí, Hijo de Chilindrina!”.

Autor: Un antropólogo.

 

Las instrucciones más tontas de todos los tiempos

En una caja de jabón Dove:

Indicaciones: UTILIZAR COMO JABÓN NORMAL.

(¿Cómo se usan los jabones NO normales?)

 

En algunas comidas congeladas:

Sugerencia para servir: DESCONGELAR PRIMERO.

(Pero solo es una sugerencia)

 

En el postre tiramisú marca Savory (impreso en la parte de abajo de la caja):

NO DAR LA VUELTA AL ENVASE.

(¡Oooh, demasiado tarde! Este me encanta)

 

En un paquete de una plancha Rowenta:

NO PLANCHAR LA ROPA SOBRE EL CUERPO.

(Sin comentarios)

 

En un jarabe contra la tos para niños:

NO CONDUZCA AUTOMÓVILES NI MANEJE MAQUINARIA PESADA DESPUÉS DE USAR

ESTE MEDICAMENTO.

(Se evitarían un montón de accidentes laborales si alejáramos a estos peligrosos niños de la maquinaria)

 

En un cuchillo de cocina coreano:

IMPORTANTE: MANTENER FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS Y LAS MASCOTAS.

(¡Pero qué mascotas tienen los coreanos!)

 

En una serie de luces de Navidad fabricadas en China:

SOLO PARA USAR EN EL INTERIOR O EN EL EXTERIOR

(Ojo, única y exclusivamente…)

 

En un paquete de frutas secas de American Airlines:

Instrucciones: ABRIR EL PAQUETE, COMER LAS FRUTAS SECAS.

(¡Uff, gracias!)

 

En una sierra eléctrica sueca:

NO INTENTE DETENER LA SIERRA CON LAS MANOS O LAS PIERNAS.

(¡No se me habría ocurrido hacerlo!)

 

En la caja de una televisión Wauta TV340:

ANTES DE MIRAR UN PROGRAMA, ENCIENDA EL TELEVISOR.

(Error; primero debe enchufarse)

 

En el manual de un teclado RAZOR Keyboard XP:

SI SU TECLADO NO FUNCIONA, ESCRÍBANOS UN E-MAIL A TECH@RAZOR.COM

(Cómo demonios les ESCRIBO un e-mail ¡si no funciona el teclado!)

Autor: Consumidor de Amazon muuuy frustrado.

 

Pronombres

El director decide averiguar qué es lo que hace su secretario que sale a la calle sobre las once de la mañana y regresa a la una de la tarde cada día. Contrata a un detective y a la semana este le informa:

Cada día a la misma hora agarra su carro, va a su casa, hace “cositas” con su mujer, fuma uno de sus puros y vuelve al trabajo.

“¡Ah, menos mal! Creía que podía estar haciendo algo malo en ese tiempo”.

Parece que no me ha entendido, señor, lo voy a tutear: agarra tu carro, va a tu casa…

Autor: Maestro de español.

 

Borrachales

Un borracho muy borracho llega a su casa. Con gran dificultad consigue sacar su llave y piensa:

“Eshta esh mi llave y eshta esh mi puerta”.

Tambaleándose, entra en la casa y dice:

“Eshta esh mi casha, eshte esh mi pashillo, eshta esh la puerta de mi habitashión”.

Luego de entrar a la habitación, sigue palpando y reconoce:

“Eshta esh mi cama, eshta esh mi mujer, y eshte tipo que eshtá durmiendo en la cama de sheguro shoy yo”.

Autor: El sobrio enfadoso de siempre.

 

Jesucristo en el IMSS

Jesucristo baja a la Tierra y se hace pasar por médico del Seguro Social para ver por qué hay tanta quejadera de los mexicanos que llegan al Cielo. Un hombre discapacitado es el primero que entra a consulta, pidiendo ayuda:

Necesito urgentemente un justificante médico por mi grave lesión.

“¿Qué le ocurre?”.

No puedo caminar.

“Levántese y ande”.

¡Que no puedo!

“Levántese y ande, ¡YA!”.

Enojadísimo, el hombre se levanta y se va andando al salir de la consulta. Entonces, otros pacientes le preguntan cómo es el nuevo médico y responde:

“Igual que todos, ¡tampoco se la creyó!”.

Autor: Anónimo del ISSSTE.

 

La monja

Una monja sube a un taxi y pide:

“Lléveme al monasterio”.

El taxista la lleva y, cuando están allá, le informa que son 200 pesos del servicio.

La religiosa dice:

“Gracias, ¡que Dios se lo pague!”.

Autor: Taxista estafado.

Comentarios

Tipo de Cambio