Somos

Foto: Internet
Cinemazcopio lunes, 12 julio, 2021 12:00 PM

Aunque este espacio está dedicado al cine, en raras ocasiones hay que hacer una excepción. Y con esta serie de estreno en Netflix, justamente no hay de otra, sobre todo considerando el modo narrativo desde el guion de Monika Revillas y James Shamus (escritor de “El tigre y el dragón”), el último también productor, y la dirección compartida de Mariana Chenillo y Álvaro Curiel, siempre concentrados en los protagonistas de esta historia que representan a las víctimas de la masacre de Allende de 2011, un pueblo de acaso poco más de 20 mil habitantes, a 40 minutos de Texas.

Fue en ese territorio donde los hermanos Treviño, entonces cabecillas de Los Zetas en la zona, acribillaron impunemente a los pobladores durante tres semanas, en busca de un delator que reveló sus operaciones a la DEA, que al alertar a las autoridades mexicanas de las actividades criminales del cártel, lo pusieron en alerta máxima. Y la gente de Allende pagó las consecuencias.

Esto fue lo que reveló el reportaje periodístico de Ginger Thompson en el que se basa esta serie compuesta por seis episodios en su primera temporada. Más que enfocarse en los pasos del “Z-40” y “El Z-42”, el punto de vista sigue a cuatro jóvenes preparatorianos, una señora vendedora de hot dogs, su hija y su yerno, una veterinaria y un grupo de bomberos, entre otras figuras emblemáticas que trazan el modo de vida de esta comunidad coahuilense, de pronto asediada por el crimen en sus distintas modalidades: la migración ilegal a Estados Unidos, la trata, la prostitución y el narcotráfico.

Aunque hay poco referente al horripilante caso de Allende, en el que se sospecha hubo 300 muertos, al final queda demostrado por qué el dato no se puede confirmar: la gran mayoría de los cuerpos fueron quemados o disueltos en ácido.

Los personajes que aquí deambulan son, entonces, representantes de los residentes del pueblo que fueron brutalmente asesinados, ahora sí que sin deberla ni temerla, y para cuando este clímax sucede, el proceso de identificación con ellos, con su vida cotidiana y el destino que los acecha, ya logró comprometer al espectador con la historia. Así de poderosa es, pues, esta serie donde el único responsable es un gobierno corrupto que seguramente será expuesto más cabalmente en la siguiente entrega. Por ahora, no hay que perderse este título episódico en Netflix. ****

Punto final. – Otra recomendación es el documental “Audrey”, biografía de Audrey Hepburn. Disponible en Cinépolis Klic.

Comentarios

Tipo de Cambio