Para los deprimidos

Foto: Internet
Opinionez lunes, 12 julio, 2021 12:15 PM

“Vamos a Contar Mentiras” es una obra teatral del español Alfonso Paso. Y aunque murió joven, a los 52 años, escribió y tuvo éxito con comedias, la mayoría aptas para familias. Llegó a tener en forma simultánea hasta 10 distintas obras.

En las diarias comparecencias del señor Presidente de México, por el formato y por el contenido, nos hace recordar la pieza teatral del español. La época actual nos entrega muchas herramientas como guía o archivo. Por ejemplo, SPIN Taller de Comunicación Política -una empresa que, entre otras cosas, le ha dado seguimiento a “las mañaneras”- asegura que del 1 de diciembre de 2018 al 31 de mayo de 2021, AMLO ha entregado 53,773 mentiras (o afirmaciones no verdaderas).

El teatro nace en Atenas, Grecia, entre los siglos V y VI a.C., como parte de los ritos en honor a Dionisio, Dios del Vino y de la Vegetación. Bien podemos, los aficionados, hacer un paralelismo del desarrollo de estas ceremonias con las del señor Presidente. Aquéllas fueron evolucionando hasta lo que ahora conocemos como “teatro”. Puede ser protagonista una persona (monólogo) o toda una compañía con distintos actores.

Ellos desarrollan un espectáculo en un tiempo y espacio determinado, así forman una representación teatral. Se sabe que éste (el teatro) tiene una base literaria, un guion o argumento escrito por el dramaturgo (a). Requiere una puesta en acción o escena. Para ello, es imprescindible un actor o varios, según tenga la base del libreto o guion. Hay ensayos previos, orden en las participaciones de los artistas; no pueden hablar todos al mismo tiempo, ni tampoco decir lo que quieran.

El Presidente mexicano, como es un genio para la comunicación -según dicen muchas personas, del arte dramático-, tomó la base y todo lo demás lo ha ido desarrollando con sus ideas… suponemos que propias. Hasta ha creado un formato especial: tiene su escenario, es el protagonista principal, lanza varios monólogos y es su propio dramaturgo porque es incapaz de recibir instrucción, aunque sea de Epigmenio Ibarra.

Por cierto, respecto la obra “Vamos a Contar Mentiras”, estrenada el 28 de septiembre en el desaparecido Teatro Infanta Beatriz, de Madrid, los críticos aseguraron que la temática era una buena terapia para los deprimidos. Como aquí la representación la inicia junto con su mandato, no se puede atribuir a los resultados electorales de Ciudad de México. Pero le ha permitido la necesaria catarsis.

Nota 1. Desde hace varios meses mencionamos que no tan solo medicamentos oncológicos estaban faltando, tampoco cuentan con casi todas las vacunas que deben recibir desde recién nacidos hasta los 8 a 10 años.

Nota 2. Gracias a la gente buena, solidaria, compasiva porque en lo posible ha estado ayudando a los grupos vulnerables.

Nota 3. Sobre los cientos de migrantes acampados en El Chaparral… ¿qué espera el Gobierno Federal para cumplir las promesas? Hace meses cerraron un albergue “porque ya no era necesario”, según dijeron. Siguen dejando el compromiso a los Organismos de la Sociedad Civil, para que ellos atiendan el problema. Falta organización de las autoridades, personas capaces, sensibles e interesadas en ayudar con seriedad a esos seres humanos que huyen de sus países, por temor y necesidad.

 

Luz Elena Picos es Directora de Red Social de Tijuana. 

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.org

Comentarios

Tipo de Cambio