“Hoy se habla mucho más de Federico Campbell que cuando estaba vivo”: Carmen Gaitán

Foto: Archivo
Cultura lunes, 12 julio, 2021 12:15 PM

El autor tijuanense fue homenajeado en ocasión al aniversario número 80 de su natalicio. “Yo sí siento que Federico se fue sintiendo que tal vez no había pisado esa pasarela de la fama y tenía una cierta nostalgia por el reconocimiento, te mentiría si te dijera que no, pero al mismo tiempo sabía que aquello que había dicho o que había hecho, era hecho con sinceridad, con honestidad, con verdad, y que algún día se impondría”, refirió a ZETA Carmen Gaitán. Secretaría de Cultura de Baja California reedita “Tijuanenses”

En su natalicio número 80 cumplido el jueves 1 de julio de 2021, el escritor tijuanense Federico Campbell recibió múltiples homenajes y actividades conmemorativas a nivel nacional, incluso en Italia y en su ciudad natal.

En Tijuana, por ejemplo, el lunes 28 de junio, el Consejo Municipal de Nomenclatura del XXIII Ayuntamiento de la ciudad autorizó asignar el nombre de Federico Campbell a la calle donde el escritor pasó su niñez en la colonia Revolución. Días después, el 1 de julio, la Secretaría de Cultura de Baja California le rindió un homenaje y, el viernes 2, se develó una placa conmemorativa de su 80 Aniversario en la casa donde el narrador y ensayista vivió durante las décadas de los 40 y 50.

“Lo que más me conmueve es que, a través de la figura de Federico Campbell, se honra a la literatura mexicana y a la literatura local, porque si hay alguien que luchó, pensó, vivió y vibró por Tijuana, fue Federico”, expresó a ZETA Carmen Gaitán, esposa de Campbell, quien visitó Tijuana para participar de los homenajes.

 

CALLE FEDERICO CAMPBELL

Como parte de las actividades conmemorativas por el 80 Aniversario del natalicio de Federico Campbell (Tijuana, 1 de julio de 1941–Ciudad de México, 15 de febrero de 2014), el lunes 28 de junio fue aprobado el cambio de nomenclatura de la calle Río Bravo de la colonia Revolución.

“El Consejo Municipal de Nomenclatura del XXIII Ayuntamiento de Tijuana, presidido por la presidenta municipal, Karla Patricia Ruiz Macfarland, autorizó asignar el nombre de Federico Campbell a la calle en donde el escritor pasó su niñez, a fin de honrar su trayectoria literaria y el amor que le tuvo a la ciudad”, informó la Secretaría de Cultura de Baja California.

“En la Primera Sesión Ordinaria del Consejo, llevada a cabo el lunes 28 de junio, por unanimidad de votos se acordó el cambio del nombre de la calle Río Bravo en la colonia Revolución, lugar donde vivió el autor, al de Federico Campbell, como un homenaje por el 80 Aniversario de su nacimiento”, complementó.

La iniciativa de que una calle de Tijuana llevase el nombre de Federico Campbell estuvo impulsada por autores como Carmen Gaitán, Margo Glantz, Juan Villoro, Elena Poniatowska, David Huerta, Alberto Blanco, Vicente Alfonso, Jorge Ortega, Ruth Vargas Leyva, Eduardo Hurtado, Leobardo Sarabia, Víctor Soto Ferrel, José Manuel Valenzuela, Elizabeth Villa y Gabriel Trujillo Muñoz, quienes este año firmaron un documento titulado Propuesta nombrar calle Federico Campbell, en el cual se lee:

“Estamos ciertos que distinguir por siempre a Federico Campbell con una calle que lleve su nombre enaltecerá tanto su recuerdo como la ciudad, cuyas avenidas, esquinas y arterias recreó y añoró en su literatura, encarnando aquella sabia frase de Rilke: ‘La verdadera patria de un hombre es su infancia’. A pesar de vivir en aquel Distrito Federal del siglo pasado, Federico Campbell nunca se apartó del terruño al que, como él mismo escribía, ‘se regresa como al calor materno’”.

Los abajofirmantes concluyeron:

“En suma, Federico Campbell fue un guardián de la memoria de su tan amada Tijuana. Qué honroso sería que, de manera tan evocadora y emotiva, la ciudad le regresara ahora sus pasos por la calle de su niñez”.

El 7 de abril de 2021, Pedro Ochoa Palacio, secretario de Cultura de Baja California, envió a la alcaldesa, Karla Ruiz, la citada Propuesta nombrar calle Federico Campbell, ocasión en que el funcionario arguyó:

“Es fundamental recordar que Tijuana adquirió visibilidad en el panorama literario de México y el mundo gracias a la obra de Federico Campbell, ya que el autor tijuanense honró a Baja California en su escritura y en sus intervenciones públicas, así como en los reconocimientos que por su destacada trayectoria recibió en vida”.

 

PLACA CONMEMORATIVA

En homenaje a la memoria de Federico Campbell, el viernes 2 de julio de 2021 se develó una placa conmemorativa en la casa donde vivió el autor de “La era de la criminalidad” (Era, 2014) en las décadas de los 40 y 50.

A la ceremonia acudieron Carmen Gaitán, esposa de Federico Campbell; Silvia y Sarina, hermanas del homenajeado; Pedro Ochoa Palacio, secretario de Cultura de Baja California; Karla Ruiz Macfarland, alcaldesa de Tijuana; así como familiares, amigos, escritores y artistas de la localidad.

“El H. XXIII ayuntamiento de Tijuana, Baja California, rinde homenaje a la memoria de Federico Campbell Quiroz, en el 80 Aniversario de su nacimiento, en reconocimiento a sus méritos como narrador, periodista, traductor, ensayista y editor porque supo llevar con dignidad y orgullo el nombre de Tijuana, fuente siempre presente de su inspiración y recuerdo”, se lee en la placa develada en la casa donde residió el escritor, a su vez ubicada en el número 10051 de la calle Río Bravo -misma que fue nombrada calle Federico Campbell- en la colonia Revolución, barrio donde el escritor vivió su niñez y adolescencia y que es escenario de “Tijuanenses” (Joaquín Mortiz, 1989).

En el evento, el historiador Gabriel Rivera Delgado, miembro activo de la Sociedad de Historia de Tijuana, Sociedad de Geografía y Estadística, Seminario de Cultura Mexicana y de la Academia de Historia de México en Tijuana, expresó:

“Es oportuno destacar que, con la ceremonia del día de hoy, se deja un precedente para la ciudad, porque ésta es la primera ocasión que a una casa de un tijuanense -en especial del medio cultural-, se le coloca una placa conmemorativa en este lugar donde residió en su niñez y juventud.

“Si bien es cierto que esa práctica es muy común en el centro del país -donde en las casas de escritores, poetas, músicos y pintores en las fachadas de sus casas se leen placas alusivas a este tema-, no lo ha sido es esta región fronteriza. De ahí la trascendencia de este hecho que celebramos con un sincero reconocimiento a esta administración municipal, y qué mejor momento que en el marco del 80 Aniversario del natalicio del insigne escritor Federico Campbell Quiroz”, concluyó Rivera.

 

REFLEXIONAN SOBRE SU OBRA

El día en que se cumplían 80 años del nacimiento del autor tijuanense, la Secretaría de Cultura de Baja California organizó la mesa “Diálogos en Memoria de Federico Campbell” en la Sala Miguel León Portilla del Centro Estatal de las Artes (CEART) Tijuana, con la participación de Carmen Gaitán y Elizabeth Villa de manera presencial; mientras que Vicente Alfonso, Martín Solares, Gabriel Trujillo y Juan Villoro, enviaron sendos mensajes videograbados que se transmitieron durante la ceremonia, bajo la conducción de Karla Robles, directora editorial y de Fomento a la Lectura de la Secretaría de Cultura estatal.

“Él siempre tenía el norte de la brújula en Tijuana, ya sea que estuviera en la Ciudad de México o en Harford, donde estuvo haciendo prácticas de periodismo, o en Palermo hablando con su gran amigo Leonardo Sciascia, la brújula de Campbell era siempre Tijuana, sus textos se fueron tijuanizando”, refirió Vicente Alfonso.

Asimismo, el editor y novelista Martín Solares manifestó vía telemática: “La memoria estuvo en el centro de sus preocupaciones literarias toda su vida, fue el núcleo que hermana todos sus libros de ensayo y todos sus libros de cuentos y novelas”.

En su turno, Elizabeth Villa contó: “‘Tijuanenses’ es el libro con el que yo tuve el primer contacto con Federico Campbell en una librería, yo tendría como unos 18 años; recuerdo que ese libro, que lo encontré por cierto en la librería de Sanborns, me llamó la atención que hablara sobre Tijuana, porque los libros que yo había leído en la escuela hablaban de otros lugares: de la Ciudad de México, París, Nueva York, del sur de Estados Unidos. Encontrarte un libro que se llamara así, ‘Tijuanenses’, fue una verdadera sorpresa”.

En el homenaje a Campbell, Gabriel Trujillo opinó: “Estamos ante un escritor total, pero un escritor que siempre dudaba, dudaba de si estaba haciendo lo correcto, de que si el camino que llevaba era justo”.

Finalmente, el encargado de clausurar el homenaje fue el escritor Juan Villoro, quien vía remota, refirió:

“Estamos ante una figura múltiple de la cultura mexicana, un hombre que supo cruzar fronteras y nos demostró que la comunicación siempre pasa por traspasar, lo que está en un sitio pasarlo a otro, ya sea del periodismo a la literatura, de la literatura al periodismo, el trabajo para editar y comentar a los demás, la relación entre la política y la escritura. En fin, los muchos territorios de ese mapa inagotable que llamamos Federico Campbell”.

 

REEDICIÓN DE “TIJUANENSES”

Libro emblemático de la literatura norteña en general y tijuanense en particular, “Tijuanenses” fue reeditado este año por la Secretaría de Cultura de Baja California, en la colección Autores Nacionales del Fondo Editorial La Rumorosa.

“En la colección Autores Nacionales publicamos los autores que deben estar en las bibliotecas de los jóvenes lectores bajacalifornianos, los autores clásicos de la literatura mexicana del Siglo XX”, refirió a ZETA el secretario de Cultura, Pedro Ochoa Palacio, citando por ejemplo, “Aura”, de Carlos Fuentes; “Batallas en el desierto”, de José Emilio Pacheco; “Monsiváis en el bordo. Ensayos sobre la cultura fronteriza”; y “Ojos extranjeros sobre Baja California”, de José Iturriaga.

“A Federico Campbell lo pusimos en la colección Autores Nacionales. Es una nueva edición de ‘Tijuanenses’ que estuvo al cuidado editorial de Vicente Alfonso, amigo de Federico Campbell; la foto de portada la eligió Carmen Gaitán, que es una foto de Eduardo Flores Campbell”, complementó Ochoa.

En la reedición de “Tijuanenses”, Vicente Alfonso advierte: “Además de hurgar en situaciones que indican el paso de una realidad a otra, los seis relatos aquí incluidos son un muestrario de los temas a los que Federico Campbell dedicó su labor como literaria y periodística: la relación entre la Península de Baja California y la península itálica, la búsqueda del padre, los laberintos en la procuración de justicia, la construcción de la memoria y el regreso a las calles de Tijuana”.

Para su primera reedición, la Secretaría de Cultura de Baja California imprimió mil ejemplares de “Tijuanenses”, y ante la demanda, este año reimprimirá la edición antes de concluir la administración estatal en octubre.

 

“CAMPBELL SIGUE VIGENTE”: CARMEN GAITÁN

En su visita a Tijuana para participar de los homenajes a Federico Campbell en su 80 Aniversario, Carmen Gaitán conversó con ZETA:

“Federico Campbell sigue vigente porque en los suplementos culturales permanentemente hoy se habla mucho más de él que cuando estaba vivo. Federico termina siendo un escritor universal, porque sus escritos, sus ensayos, sus novelas y sus cuentos, tienen matices y tintes muy plurales”.

Además de la reedición de “Tijuanenses”, Gaitán expresó que este año en Italia se reeditó “La memoria di Sciascia” (Ipermedium Libri, 2014), ahora por Krill Books, con edición y traducción de Elena Trapanese.

“Para este aniversario del nacimiento de Federico Campbell se está reditando en Italia ‘La memoria de Sciascia’ (FCE, 1989). Me comenta la editora Elena Trapanese que las reseñas en la prensa italiana han sido muy buenas, y sobre todo que admiran de que un escritor mexicano con apellido escocés, sea quien mejor les está describiendo a ellos la figura de Leonardo Sciascia”.

A propósito de que lo que comentas de que “hoy se habla mucho más de Federico Campbell que cuando estaba vivo”, ¿considerarías que en su momento no fue tan valorada su obra y ahora se está reconociendo más su trayectoria?

“Fíjate que Federico no se auto promocionaba, no era un hombre que estuviera interesado por la fama ni por el aplauso, ni por estar en la pasarela. Era un hombre profundamente discreto, con una especie de sensación de que su obra trascendiera porque valía la pena y que el público lo buscaría. Yo sí siento que Federico se fue sintiendo que tal vez no había pisado esa pasarela de la fama y tenía una cierta nostalgia por el reconocimiento, te mentiría si te dijera que no, pero al mismo tiempo sabía que aquello que había dicho o que había hecho, era hecho con sinceridad, con honestidad, con verdad, y que algún día se impondría”.

Carmen Gaitán concluyó: “Federico se fue sin sentir que era un hombre afamado como lo es, por ejemplo, Juan Villoro, pero tampoco su obra era para grandes públicos, Federico se va descubriendo poco a poco; es un escritor que va imponiendo lo estricto de su palabra, de su línea, con el tiempo”.

Comentarios

Tipo de Cambio