Edith Aguilar y la adversidad económica en Mulegé

Fotos: cortesia
Edición Impresa martes, 6 julio, 2021 12:00 PM

La alcaldesa electa, representante de la alianza opositora conformada por PAN, PRI y PRD, se prepara para recibir en dos meses y medio la administración municipal con objetivos claros, pero también con evidentes problemas a solucionar para el pueblo que la eligió, como las deudas del Ayuntamiento con ISSSTE y FOVISSSTE, o los laudos por despidos injustificados. En los primeros cien días, hará una auditoría

En la jornada electoral del 6 de junio, Edith Aguilar Villavicencio, candidata de la alianza “Unidos Contigo”, conformada por los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, de la Revolución Democrática (PRI-PAN-PRD), además de Humanista y Encuentro Solidario (PES), se convirtió en la alcaldesa electa de Mulegé.

Ahora se prepara para recibir una administración que, en el último semestre, ha sido señalada por deudas a trabajadores y despidos que se convirtieron en demandas que amenazan el erario del Ayuntamiento.

Un escenario económico adverso es lo que anticipa Edith Aguilar, a su llegada a la alcaldía el próximo 24 de septiembre. Menciona que no ha podido iniciar del todo con la mesa de transición, ya que espera respuestas del actual alcalde, Felipe Prado Bautista, a las solicitudes que ha hecho para dar comienzo con los preparativos de entrega-recepción.

No obstante, los análisis e investigaciones previos encienden focos rojos por diversos pendientes que representan un daño al patrimonio municipal que deberá administrar por los próximos tres años.

Comenta que es por todos sabido que existen demandas en contra del Ayuntamiento de Mulegé por despidos injustificados durante el periodo de Prado Bautista, que en su momento deberán pagarse con recurso público.

“Nos vamos dando una idea, porque aparte no sabemos cuánto se les debe a proveedores, los laudos… hay varias demandas. El alcalde realizó al inicio de su gobierno un despido de alrededor de 200 trabajadores”, comentó de entrada la futura presidente municipal de Mulegé.

“Hubo demandas, ahorita que está saliendo de su gobierno, ya casi en dos meses, sigue realizando despidos injustificados y no conforme a la Ley. Va generando demandas que no afectan a la alcaldesa electa, afectan a los intereses de los pueblos, porque las demandas son procesos pagados por los impuestos de nuestras comunidades”, expuso.

Otro problema financiero: el adeudo por más de 128 millones de pesos por falta de pagos al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales (FOVISSSTE) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Exhibió que, durante los últimos tres años, la administración municipal ha descontado a los trabajadores sin aportar el recurso a las instancias.

Como ZETA lo ha dado a conocer, en los últimos meses se han registrado diversas manifestaciones de trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento. Edith Aguilar recordó que uno de los motivos que impulsan estas protestas, es el adeudo de 4 mil pesos a cada uno de los 600 empleados.

 

PRIMEROS 100 DÍAS: ATENCIÓN Y AUDITORÍAS

Los primeros tres meses de gobierno son clave para encaminar las propuestas de campaña hacia una realidad que se traduzca en avances para la vida digna de la población. Edith Aguilar tiene claro que ese periodo lo dedicará a resolver los atrasos en servicios públicos que sufre el pueblo mulegino.

Además de enfocarse en revisar la situación financiera y administrativa del Ayuntamiento, atenderá las necesidades marcadas durante sus recorridos por colonias de todas las comunidades que visitó para pedir el voto.

“Es un municipio muy grande, el más grande del país, con esta dispersión. Contamos con 27 subdelegaciones y siete delegaciones: sierras, postas, comunidades, en mi recorrido palpé las necesidades de cada una de ellas. Necesidades en agua, en recolección de basura, en iluminación, en seguridad. De las primeras acciones que realizaremos, será llevar a cabo una limpieza general en todas las comunidades, una campaña muy fuerte con los trabajadores de gobierno, empresas y sociedad”, sostuvo.

Para ella es importante cambiar la imagen de abandono que persiste en los pueblos del municipio y no abona a la misión de convertir a Mulegé en el nuevo polo turístico de Baja California Sur.

“Serán 100 días de muchísimo trabajo, de revisar la administración, qué es lo que estamos recibiendo, las deudas que se tienen, las demandas que hay. A la par, ir a trabajar y dar los servicios a la población, los más básicos, necesarios, que en este tiempo fueron dejados de lado”, añadió.

Hay registros de colonias que tienen hasta cuatro meses sin el servicio de recolección de basura, situación que calificó como crítica. Por otra parte, se concentrará en las auditorías marcadas por Ley que servirán para transparentar a las y los ciudadanos qué recibirá como alcaldesa y qué entrega Felipe Prado a su salida del Ayuntamiento.

En cuanto a los retos, destaca un evidente abandono de espacios deportivos y recreativos, como si la cultura no fuera relevante para el desarrollo de las y los habitantes, por lo que promete rehabilitarlos.

“En estos tres años buscaré proyectos y programas para solucionar la problemática de las colonias, calles y vías de la serranía, ya que los caminos están en mal estado, requieren mantenimiento”, adelantó Edith Aguilar.

 

CONVERTIR A MULEGÉ EN NUEVA POTENCIA TURÍSTICA

En entrevista con este Semanario, la próxima alcaldesa mulegina hizo hincapié en las condiciones de los escenarios naturales del municipio, principal atractivo para apostar por la reconversión del modelo económico.

Asegura que los tres años venideros marcarán un antes y un después en materia turística para la Zona Norte de BCS. Menciona que trabajará con la alcaldesa electa de Loreto, Paola Cota Davis, para posicionar a los municipios como los nuevos destinos para los viajeros.

“Tenemos un municipio con hermosas bahías, oasis, palmares, misiones, mucha historia. Es lo que atrae al turismo. La idea es aprovechar el Aeropuerto Internacional de Loreto para establecer un intercambio de turistas, que beneficie a ambos municipios”, subrayó.

Ante la falta de funcionarios, plantea una estrategia: recaudar recursos con guías turísticos y a la vez dar oportunidad a jóvenes que están en universidades, para que presten servicio social y generar una fuente de empleo.

“No tenemos en la Dirección de Turismo guías ni casetas para información turística. Las voy a implementar en mi gobierno en Heroica Mulegé, en Santa Rosalía, en San Ignacio y en Guerrero Negro. Son alternativas que tenemos que ir a buscar, cómo generar, pero también cómo enaltecer nuestro municipio que tanto tiene y se le ha quedado a deber tanto”, sentenció Aguilar Villavicencio.

 

RECONCILIACIÓN CON EL GOBERNADOR ELECTO

Ya pasaron las campañas, las y los ciudadanos ya votaron y los resultados ya están, por lo que Edith Aguilar espera que, apelando al espíritu de la democracia, los tres niveles de gobierno trabajen sin siglas y sin colores.

Aunque llegará a la alcaldía como representante de la alianza “Unidos Contigo”, sus siglas son las del Partido Acción Nacional. En contraste, el gobernador electo, Víctor Castro Cosío, ganó la elección con Morena.

Edith espera que la madurez política reine por el beneficio del municipio que representará durante el periodo 2021-2024.

“He tenido comunicación vía teléfono con el gobernador electo. Hoy nos une la misma población, el mismo municipio de Mulegé y los sudcalifornianos, y nos une esa gran coincidencia. Tenemos que trabajar en equipo para dar resultados y poder avanzar, soy persona de diálogo, de reconciliación, de buscar lo mejor para la gente y confío en que así sea la visión del gobernador electo y los funcionarios federales y estatales”, profirió.

Aguilar señala que hay deudas fuertes con Mulegé, por lo que espera la disposición de Castro para garantizar el progreso económico del municipio.

Edith Aguilar Villavicencio, alcaldesa electa de Mulegé.

CANCELACIÓN DEL FONDO MINERO

En diciembre de 2020, el Congreso de la Unión desapareció más de cien fondos y fideicomisos, entre estos, el que proviene de la industria minera en Santa Rosalía y benefició con obras para la comunidad.

Edith Aguilar Villavicencio recibirá una administración con un hueco de 170 millones de pesos del Fondo Minero que desapareció, el cual se nutrió de la actividad de las cuatro mineras del municipio: Exportadora de Sal (la más grande del mundo), El Boleo, Carbón Mexicano y COMSA.

Estas empresas, que se dedican a extraer yeso, cobalto cobre y sal en Santa Rosalía, Guerrero Negro e Isla San Marcos, son el principal motor económico del municipio que dirigirá.

“Bien merecido teníamos este recurso del Fondo Minero, que nos quedaba un porcentaje al municipio para realizar obra, la cual era muy fácil de fiscalizar, se autorizaba por Cabildo las obras que se iban a realizar y ejecutar conforme a los programas y lineamientos que marcaba la normatividad”, argumentó.

Para su entrada en dos meses y medio, Edith Aguilar ya tiene una misión: buscar a las y los diputados federales, así como senadores, para que planteen regresar el Fondo Minero y el Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

“Lo desaparecen y la verdad nos deja en un atraso. Si bien, se había avanzado en obras como bulevares para Guerrero Negro y Bahía Tortugas, hoy nos quitan la posibilidad de contar con este fondo para infraestructura”, recalcó.

Por último, la futura alcaldesa de Mulegé envió un mensaje a la sociedad que la eligió, y asegura, cambiará la imagen urbana para convertirlo en un municipio organizado y bien administrado:

“Voy a trabajar muy fuerte por sacar adelante al municipio de Mulegé, me siento muy agradecida por todo el respaldo que me dieron este 6 de junio. Esa ha sido mi principal fortaleza y mi principal compromiso: trabajar por toda la gente que votó por mí, pero también por toda la gente que no votó por mí”.

Ahora se prepara para recibir una administración que, en el último semestre, ha sido señalada por deudas a trabajadores y despidos que se convirtieron en demandas que amenazan el erario del Ayuntamiento.

Un escenario económico adverso es lo que anticipa Edith Aguilar, a su llegada a la alcaldía el próximo 24 de septiembre. Menciona que no ha podido iniciar del todo con la mesa de transición, ya que espera respuestas del actual alcalde, Felipe Prado Bautista, a las solicitudes que ha hecho para dar comienzo con los preparativos de entrega-recepción.

No obstante, los análisis e investigaciones previos encienden focos rojos por diversos pendientes que representan un daño al patrimonio municipal que deberá administrar por los próximos tres años.

Comenta que es por todos sabido que existen demandas en contra del Ayuntamiento de Mulegé por despidos injustificados durante el periodo de Prado Bautista, que en su momento deberán pagarse con recurso público.

“Nos vamos dando una idea, porque aparte no sabemos cuánto se les debe a proveedores, los laudos… hay varias demandas. El alcalde realizó al inicio de su gobierno un despido de alrededor de 200 trabajadores”, comentó de entrada la futura presidente municipal de Mulegé.

“Hubo demandas, ahorita que está saliendo de su gobierno, ya casi en dos meses, sigue realizando despidos injustificados y no conforme a la Ley. Va generando demandas que no afectan a la alcaldesa electa, afectan a los intereses de los pueblos, porque las demandas son procesos pagados por los impuestos de nuestras comunidades”, expuso.

Otro problema financiero: el adeudo por más de 128 millones de pesos por falta de pagos al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales (FOVISSSTE) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Exhibió que, durante los últimos tres años, la administración municipal ha descontado a los trabajadores sin aportar el recurso a las instancias.

Como ZETA lo ha dado a conocer, en los últimos meses se han registrado diversas manifestaciones de trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento. Edith Aguilar recordó que uno de los motivos que impulsan estas protestas, es el adeudo de 4 mil pesos a cada uno de los 600 empleados.

 

PRIMEROS 100 DÍAS: ATENCIÓN Y AUDITORÍAS

Los primeros tres meses de gobierno son clave para encaminar las propuestas de campaña hacia una realidad que se traduzca en avances para la vida digna de la población. Edith Aguilar tiene claro que ese periodo lo dedicará a resolver los atrasos en servicios públicos que sufre el pueblo mulegino.

Además de enfocarse en revisar la situación financiera y administrativa del Ayuntamiento, atenderá las necesidades marcadas durante sus recorridos por colonias de todas las comunidades que visitó para pedir el voto.

“Es un municipio muy grande, el más grande del país, con esta dispersión. Contamos con 27 subdelegaciones y siete delegaciones: sierras, postas, comunidades, en mi recorrido palpé las necesidades de cada una de ellas. Necesidades en agua, en recolección de basura, en iluminación, en seguridad. De las primeras acciones que realizaremos, será llevar a cabo una limpieza general en todas las comunidades, una campaña muy fuerte con los trabajadores de gobierno, empresas y sociedad”, sostuvo.

Para ella es importante cambiar la imagen de abandono que persiste en los pueblos del municipio y no abona a la misión de convertir a Mulegé en el nuevo polo turístico de Baja California Sur.

“Serán 100 días de muchísimo trabajo, de revisar la administración, qué es lo que estamos recibiendo, las deudas que se tienen, las demandas que hay. A la par, ir a trabajar y dar los servicios a la población, los más básicos, necesarios, que en este tiempo fueron dejados de lado”, añadió.

Hay registros de colonias que tienen hasta cuatro meses sin el servicio de recolección de basura, situación que calificó como crítica. Por otra parte, se concentrará en las auditorías marcadas por Ley que servirán para transparentar a las y los ciudadanos qué recibirá como alcaldesa y qué entrega Felipe Prado a su salida del Ayuntamiento.

En cuanto a los retos, destaca un evidente abandono de espacios deportivos y recreativos, como si la cultura no fuera relevante para el desarrollo de las y los habitantes, por lo que promete rehabilitarlos.

“En estos tres años buscaré proyectos y programas para solucionar la problemática de las colonias, calles y vías de la serranía, ya que los caminos están en mal estado, requieren mantenimiento”, adelantó Edith Aguilar.

CONVERTIR A MULEGÉ EN NUEVA POTENCIA TURÍSTICA

En entrevista con este Semanario, la próxima alcaldesa mulegina hizo hincapié en las condiciones de los escenarios naturales del municipio, principal atractivo para apostar por la reconversión del modelo económico.

Asegura que los tres años venideros marcarán un antes y un después en materia turística para la Zona Norte de BCS. Menciona que trabajará con la alcaldesa electa de Loreto, Paola Cota Davis, para posicionar a los municipios como los nuevos destinos para los viajeros.

“Tenemos un municipio con hermosas bahías, oasis, palmares, misiones, mucha historia. Es lo que atrae al turismo. La idea es aprovechar el Aeropuerto Internacional de Loreto para establecer un intercambio de turistas, que beneficie a ambos municipios”, subrayó.

Ante la falta de funcionarios, plantea una estrategia: recaudar recursos con guías turísticos y a la vez dar oportunidad a jóvenes que están en universidades, para que presten servicio social y generar una fuente de empleo.

“No tenemos en la Dirección de Turismo guías ni casetas para información turística. Las voy a implementar en mi gobierno en Heroica Mulegé, en Santa Rosalía, en San Ignacio y en Guerrero Negro. Son alternativas que tenemos que ir a buscar, cómo generar, pero también cómo enaltecer nuestro municipio que tanto tiene y se le ha quedado a deber tanto”, sentenció Aguilar Villavicencio.

 

RECONCILIACIÓN CON EL GOBERNADOR ELECTO

Ya pasaron las campañas, las y los ciudadanos ya votaron y los resultados ya están, por lo que Edith Aguilar espera que, apelando al espíritu de la democracia, los tres niveles de gobierno trabajen sin siglas y sin colores.

Aunque llegará a la alcaldía como representante de la alianza “Unidos Contigo”, sus siglas son las del Partido Acción Nacional. En contraste, el gobernador electo, Víctor Castro Cosío, ganó la elección con Morena.

Edith espera que la madurez política reine por el beneficio del municipio que representará durante el periodo 2021-2024.

“He tenido comunicación vía teléfono con el gobernador electo. Hoy nos une la misma población, el mismo municipio de Mulegé y los sudcalifornianos, y nos une esa gran coincidencia. Tenemos que trabajar en equipo para dar resultados y poder avanzar, soy persona de diálogo, de reconciliación, de buscar lo mejor para la gente y confío en que así sea la visión del gobernador electo y los funcionarios federales y estatales”, profirió.

Aguilar señala que hay deudas fuertes con Mulegé, por lo que espera la disposición de Castro para garantizar el progreso económico del municipio.

 

CANCELACIÓN DEL FONDO MINERO

En diciembre de 2020, el Congreso de la Unión desapareció más de cien fondos y fideicomisos, entre estos, el que proviene de la industria minera en Santa Rosalía y benefició con obras para la comunidad.

Edith Aguilar Villavicencio recibirá una administración con un hueco de 170 millones de pesos del Fondo Minero que desapareció, el cual se nutrió de la actividad de las cuatro mineras del municipio: Exportadora de Sal (la más grande del mundo), El Boleo, Carbón Mexicano y COMSA.

Estas empresas, que se dedican a extraer yeso, cobalto cobre y sal en Santa Rosalía, Guerrero Negro e Isla San Marcos, son el principal motor económico del municipio que dirigirá.

“Bien merecido teníamos este recurso del Fondo Minero, que nos quedaba un porcentaje al municipio para realizar obra, la cual era muy fácil de fiscalizar, se autorizaba por Cabildo las obras que se iban a realizar y ejecutar conforme a los programas y lineamientos que marcaba la normatividad”, argumentó.

Para su entrada en dos meses y medio, Edith Aguilar ya tiene una misión: buscar a las y los diputados federales, así como senadores, para que planteen regresar el Fondo Minero y el Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

“Lo desaparecen y la verdad nos deja en un atraso. Si bien, se había avanzado en obras como bulevares para Guerrero Negro y Bahía Tortugas, hoy nos quitan la posibilidad de contar con este fondo para infraestructura”, recalcó.

Por último, la futura alcaldesa de Mulegé envió un mensaje a la sociedad que la eligió, y asegura, cambiará la imagen urbana para convertirlo en un municipio organizado y bien administrado:

“Voy a trabajar muy fuerte por sacar adelante al municipio de Mulegé, me siento muy agradecida por todo el respaldo que me dieron este 6 de junio. Esa ha sido mi principal fortaleza y mi principal compromiso: trabajar por toda la gente que votó por mí, pero también por toda la gente que no votó por mí”.

Comentarios

Tipo de Cambio